Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Extradición de César Duarte y Trump-EPN hablarán del sismo

Extradición de César Duarte y Trump-EPN hablarán del sismo

La búsqueda sigue

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, señala que las investigaciones sobre el corrupto conglomerado brasileño Odebrecht y los sobornos en México ya no se van a detener. El presidente Enrique Peña Nieto dio luz verde hace pocas semanas para que se profundizaran, sin menoscabo de qué colaborador actual o anterior de su gobierno pudiera salir involucrado. En seguimiento de ello, la Secretaría de la Función Pública dio a conocer que encontró una ‘irregularidad’ de 119 millones de pesos que vinculan a un funcionario de Pemex con la adjudicación de una obra en la refinería Miguel Hidalgo, en Tula. No se ha establecido responsabilidad alguna todavía sobre esa persona, quien de acuerdo con lo que se colige del comunicado, sigue trabajando en Pemex y que tuvo relación con Braskem, la filial a la que se refiere la Función Pública y que es una de las 22 empresas ligadas a Odebrecht bajo investigación.

El caso al que se refiere la Función Pública aparentemente es al contrato firmado por Pemex Gas y Petroquímica, hoy llamada Transformación Industrial, con Braskem, en diciembre de 2015, por 115 millones de dólares para la construcción de vías de acceso y obras externas para un proyecto de utilización de residuos en la refinería de Tula. Ese mismo proyecto fue señalado por Luis de Meneses Weyll, quien hasta esta primavera fue director de Odebrecht en México, y quien declaró a la Fiscalía brasileña en diciembre que la empresa le pagó al exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, para beneficiarlos con esa obra. Las fechas que mencionó Meneses Weyll no coinciden con los tiempos en los que Lozoya estuvo en Pemex. Cuando se le adjudicó el contrato, Lozoya aún no dirigía la empresa, y cuando se hizo la ampliación, fue el Consejo de Administración el que lo aprobó.

Las personas involucradas con la adjudicación original a Braskem son Miguel Tame, quien fue nombrado por el presidente Felipe Calderón director de Pemex Gas y Petroquímica, y que saltó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto al ser nombrado por Lozoya como director de Producción de Transformación Industrial, que es el nombre con el que se rebautizó esa área de la empresa. Tame es uno de los exfuncionarios –renunció en febrero de 2016– que están siendo investigados por la Secretaría de la Función Pública y la PGR por presuntos actos de corrupción, pero no es el motivo de la ‘irregularidad’ señalada con Braskem.

Otro funcionario involucrado en la adjudicación en la refinería de Tula es Leonardo Cornejo, quien es el director de Proyectos de Transformación Industrial; era el coordinador de Proyectos de Modernización, quien firmó los contratos para la ampliación de la obra en 2014 y 2015. Braskem, según Meneses Weyll, participó en ese proyecto con la empresa hidalguense Construcciones Tapia, la que les había sido recomendada, agregó ante la Fiscalía brasileña, por Lozoya. Construcciones Tapia, sin embargo, no entró a trabajar a Pemex de la mano del exdirector de la empresa, sino de Tame.

Cornejo es uno de la decena de funcionarios y exfuncionarios de Pemex que ya fue llamado a declarar a la PGR por el caso de corrupción de Odebrecht, y de acuerdo con personas que conocen detalles de los interrogatorios, fue con quien más incisivos y agresivos ha sido el Ministerio Público federal. Cornejo tampoco es el funcionario que incurrió en ‘irregularidades’ con Braskem, que señaló la Función Pública, sino que se está apuntando a Armando García Espinosa, subdirector de Administración y Finanzas del área de Proyectos de Transformación Industrial, y quien también pertenece al grupo de la decena de funcionarios y exfuncionarios de Pemex investigados por la PGR.

Aquí la columna completa

Políticos perversos

Leo Zuckermann en su columna Juegos de poder, publicada en Excélsior, indica que el tema de los perversos es tan viejo como la política. El capítulo VIII de El Príncipe está dedicado a esta cuestión. Bajo el título “De los que llegaron al principado mediante crímenes”, Maquiavelo analiza el tema de los que ascienden al poder “por un camino de perversidades y delitos”. Menciona el caso del “siciliano Agátocles, hombre no sólo de condición oscura, sino baja y abyecta, [que] se convirtió en rey de Siracusa. Hijo de un alfarero, llevó una conducta reprochable en todos los períodos de su vida; sin embargo, acompañó siempre sus maldades con tanto ánimo y tanto vigor físico, que entrado en la milicia, llegó a ser, ascendiendo grado por grado, pretor de Siracusa.” Pocas fueron sus virtudes: “No adquirió la soberanía por el favor de nadie […] sino merced a sus grados militares que se había ganado a costa de mil sacrificios y peligros; y se mantuvo en mérito a sus enérgicas y temerarias medidas.” Este personaje se caracterizó por “matar a los conciudadanos, traicionar a los amigos y carecer de fe, de piedad y de religión”. Con estas características, termina por sentenciar Maquiavelo, “se puede adquirir poder, pero no gloria.”

En el México actual hay pocos políticos que asesinan. Pero hay muchos que mienten, engañan, chantajean, amenazan, traicionan, falsifican, estafan, espían, calumnian, difaman o, en fin, cometen todo tipo de tropelías con la intención de causar daño a sus adversarios. Cuando los ciudadanos ven que ésta es la constante de la lucha por el poder, no sólo pierden la confianza en los políticos que los representan, sino que se alejan de la política para evitar salpicarse de excremento. No tienen incentivos a participar en la democracia porque piensan que saldrán vapuleados por algún perverso. Prefieren no entrarle a la actividad política por considerarla un juego muy rudo propio de sadomasoquistas dispuestos, como diría un expresidente, a “tragar muchos sapos.” Así, la democracia se evapora en la medida en que la participación ciudadana decrece.

Muchos consideran que la manera de minimizar la perversidad en la política es ejerciendo el poder con ética. Piensan, como lo hacía el constitucionalista norteamericano, Thomas Jefferson, que “la moralidad, la compasión, la generosidad, son elementos innatos de la naturaleza humana”. La política se convierte, entonces, en una especie de película de Disney donde hay buenos y malos que se disputan el poder, pero donde la bondad finalmente se impone a fuerza de la naturaleza jeffersoniana.

Otra visión menos ingenua es la del también constitucionalista estadunidense Alexander Hamilton a quien le preocupaban los defectos y vicios de la humanidad: “Los hombres son ambiciosos, vengativos y rapaces”, sobre todo en la conquista y ejercicio del poder. De ahí que Hamilton propusiera la elaboración de reglas del juego político que minimizaran las perversidades. El asunto no era encontrar a santos que combatieran a los diablos, sino asumir que todos, de alguna manera u otra, se comportarían como diablos por lo que era mejor ponerlos a competir entre ellos —para que se estuvieran fiscalizando unos a otros— y castigarlos en caso de que recurrieran a las prácticas más nocivas para la convivencia humana.

Siguiendo a Hamilton, la respuesta a la perversidad es crear instituciones que impidan que los perversos se salgan con la suya, incluidas reglas de los partidos que promuevan un comportamiento civilizado entre sus miembros. Porque una cosa es que dentro de un partido existan distintas facciones que compitan y debatan entre ellas y otra muy diferente es que se cometan ilegalidades, verdaderos cuchillazos por detrás de la espalda, que corrompan el orden democrático.

Aquí la columna completa

Un desastre no dimensionado

Joaquín López Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, señala que hay rupturas que sanan y fortalecen. Florestán

Ayer, en entrevista con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, coincidimos en una cosa: que el país no ha registrado bien a bien la magnitud de la tragedia que dejó el terremoto de la noche del jueves pasado en zonas de por sí olvidadas, ignoradas históricamente en Oaxaca, pero más marcadamente en Chiapas.

Y es que una cosa es el susto, el terror de aquella noche, aquí, en la que automáticamente a los sobrevivientes de aquella época nos asaltó el recuerdo del terremoto del 19 de septiembre de 1985 que rompió Ciudad de México dejando un saldo en muertos que se cifró en 10 mil, pero nunca se sabrá los miles más que fueron a fosas comunes, y otra, el saldo del jueves donde sí, este Valle de México fue sacudido como nunca en su historia, mucho más que aquella mañana, pero no se cayó un piso ni una casa y no hubo una sola víctima.

Y como aquí no pasó nada si se toma en cuenta que estamos hablando del mayor sismo de que haya registro, 8.2, quedó esa impresión ignorante, hasta que las primeras luces del viernes empezaron a visibilizar lo que se había roto en la zona del istmo oaxaqueño y en Chiapas.

Las cifras, con las imágenes y la información, comenzaron a fluir, a crecer y a conocerse los primeros destrozos, las víctimas, una comunidad, otra, un municipio, otro, de Oaxaca, de Chiapas, hasta alcanzar los casi cien muertos.

Aquí la columna completa

El testamento de AMLO; ¡adiós a Monreal!

Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político, publicada en Milenio, indica que la siguiente historia se construyó a partir de testimonios de reputados militantes de Morena. Contra lo que muchos imaginan y lo que otros suponen, Andrés Manuel López Obrador ya está pensando en la presidencial de 2024.

Y piensa en los próximos seis años porque sabe que en la de 2018 difícilmente resultará ganador, sobre todo por los negativos que tiene su figura y los elevados niveles de impopularidad de Morena y de sus seguidores.

Por eso y por increíble que parezca, AMLO tiene puesta la mira en la elección presidencial de 2024.

Pero no, que nadie se equivoque. Andrés Manuel sabe que su salud no es precisamente la mejor y que en 2024 no estará en condiciones de una nueva acometida presidencial. Por eso el mensaje reciente de “no seré candidato presidencial eterno”.

¿Y entonces?

Aquí la columna completa

El PRI aliado de AMLO

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados regresó a las filas tricolores a ocho legisladores que había prestado al Partido Verde el pasado primero de septiembre para evitar que el partido de Andrés Manuel López Obrador creciera como la espuma. Con el movimiento, el tricolor permitió que Morena subiera como cuarta fuerza y que ahora esté pisando los talones al PRD, mientras el Verde se fue hasta el quinto sitio. Nos dicen que la bancada priísta, que encabeza César Camacho, prevé que Morena sume más legisladores de otras fuerzas políticas y concluya la Legislatura como la tercera. La jugada de ajedrez político, nos dicen, es estratégica: el PRI está ajustando cuentas al perredismo por su incorporación al bloque opositor que tuvo en parálisis a la Cámara de Diputados durante siete días. Además, al haberle prestado diputados al Verde, logró asegurar una vicepresidencia a ese partido, que es su aliado. Así que quién lo diría: el PRI beneficiando a AMLO para que los morenistas se consoliden como la tercera bancada más importante en San Lázaro.

La extradición de César Duarte

En las próximas horas la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales solicitará a Estados Unidos la extradición del ex gobernador de Chihuahua, el priísta César Duarte. Nos aseguran que se le acusa de peculado electoral. Aunque la Fiscalía, al mando de Santiago Nieto, está consciente de que se trata de un delito no grave por el cual el mandatario no tendría que enfrentar su proceso en prisión, la idea es que esta acusación se sume a otra más graves que integra la Procuraduría General de la República. Aunado a esto, la Fiscalía General de Chihuahua solicitó a la PGR que tramite la detención con fines de extradición del ex gobernador Duarte, sobre quien pesan 10 órdenes de aprehensión por delitos como “la planeación, organización e instrucción del desvío y disposición indebida de más de mil millones de pesos”, según lo comentó ayer el actual gobernador chihuahuense Javier Corral. Todo indica que don César podría correr la misma suerte que su colega, compañero de partido y tocayo de apellido, el veracruzano Javier Duarte.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que a pesar de que la Casa Blanca anticipó que este martes Donald Trump conversaría por telefóno con el presidente Enrique Peña Nieto sobre los daños que sufren Oaxaca y Chiapas, por el sismo del pasado jueves, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, confirmó que será hasta hoy cuando ambos mandatarios se comuniquen.

A ver si hoy tiene tiempo el vecino.

Que hablando de asuntos internacionales, será hasta el jueves cuando el embajador de Corea del Norte, Kim Hyong Gil, abandone México, luego de permanecer más de tres días del plazo que le otorgó la Secrataría de Relaciones Exteriores, que comanda Luis Videgaray, tras declararlo “persona non grata”.

El retraso de su salida se debe a los estragos por los huracanes.

Que los dirigentes de los partidos integrantes del Frente Ciudadano por México, Ricardo Anaya (PAN), Alejandra Barrales (PRD) y Dante Delgado (MC), así como los líderes parlamentarios de esas fuerzas políticas, presentarán este miércoles en el Palacio de San Lázaro una agenda legislativa conjunta.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7

El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.

x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Mexico

Iniciará búsqueda para sucesor de Chedradui y crisis en Texmelucan

Suspirantes del PRI a diputados locales y federales Rodolfo Ruiz en su columna La Corte ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Reuniones Lastiri Quirós-López Zavala y caos en PRI por “destape”

Trascendidos de miércoles para jueves Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, ...