Inicio » En Otros Medios » Se unen 38 organizaciones para buscar meter en orden al edil de Texmelucan

Se unen 38 organizaciones para buscar meter en orden al edil de Texmelucan

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

Una nueva crisis de ingobernabilidad se ha ganado el edil de San Martín Texmelucan, Rafael Núñez Ramírez, al entrar en confrontación con las 38 organizaciones que controlan el tianguis de ese municipio, el cual es el más grande del estado, al decretar que ese centro de abasto solamente puede funcionar un día a la semana e imponer un sistema de peaje, el cual ha puesto en marcha sin ningún tipo de regulación y fiscalización, ya que se cobra sin otorgar a cambio algún tipo de comprobante.

Este día miles de comerciantes marcharán a la capital del estado para exigirle al Congreso y al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas que se inicie una serie de procedimientos legales contra el edil por los cargos de abuso de autoridad, atentado contra el libre tránsito y el derecho al trabajo, además de permitir cobros ilegales que no están avalados por el cabildo.

Lo de hoy será una declaración de guerra de las 38 organizaciones que exigirán la recomposición del funcionamiento del tianguis o de lo contrario buscarán la caída del edil, quien de manera absurda está atentando contra el principal soporte económico del tercer municipio más importante del estado.

Al tianguis acuden entre 10 mil y 12 mil vendedores en temporada baja, y en época de altas ventas el número de comerciantes se incrementa entre 14 mil y 16 mil, quienes desde hace tres décadas se dedican a la colocación de mercancías al mayoreo –para compradores del sureste del país– entre la noche del domingo y todos los lunes, para que a partir del martes se cambie a la modalidad de menudeo.

Desde hace cuatro semanas el ayuntamiento de Texmelucan, sin nunca presentar un estudio técnico, decretó que el tianguis únicamente puede funcionar un día a la semana.

Primero determinó que solamente los martes podía haber tianguis, luego cambió de parecer y se anunció que los lunes. Esta situación provocó que ayer estuvieran a punto de producirse enfrentamientos violentos entre la Policía Municipal y grupos de vendedores que se buscaron instalar.

La gota que derramó el vaso es que el lunes pasado se quiso instalar unas casetas de peaje en los accesos al tianguis y cobrar 200 pesos a cada camioneta, que se calculan que por cada jornada llegan entre 5 y 7 mil. Es decir, se quiso recabar entre un millón y un millón 400 mil pesos por dejar pasar a los vehículos, los cuales se acaban estacionando en las calles y predios rústicos que rodean al tianguis, en donde no existe seguridad ni pavimento.

Lo grave es que el cobro lo quiso hacer personal ajeno al ayuntamiento y a los conductores no se les daba algún boleto o comprobante. El medio de control era anotar las placas de los automotores en una libreta improvisada, lo cual es un procedimiento inaceptado para un municipio con la importancia y el desarrollo socioeconómico de Texmelucan.

Para los miles de comerciantes toda esa nueva reglamentación les significa, de entrada, una caída de 50 por ciento en sus ventas.

El problema de fondo es que el edil Rafael Núñez quiere emular al gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, razón por la cual vive aislado, sin convivir con sus gobernados y sin escuchar o negociar con los actores económicos, políticos y sociales del municipio.

Al inicio de su gestión, los líderes de las 38 organizaciones de tianguistas se reunieron con Rafael Núñez y firmaron un acuerdo para trabajar juntos en la modernización del comercio en el municipio.

Muchas de las agrupaciones participantes jugaron un papel decisivo para hacer ganar a Núñez en los comicios del año 2013, luego de fue postulado por una coalición variopinta formada por el Partido del Trabajo, el PAN y los organismos empresariales locales.

Con el pasar de los meses, el alcalde se olvidó del acuerdo en cuestión y pasó de tener de aliados a las 38 organizaciones del tianguis, a ahora ser un sector agraviado, enfrentado, dolido con el actuar del edil.

Y es que el alcalde se deja asesorar por Manuel Valencia, un líder de comerciantes que en 2013 era opositor al proyecto político de Rafael Núñez, que está enfrentado con casi todas las organizaciones de comerciantes y en el actual sexenio estuvo en la cárcel.

El edil también se hace asesorar de Alejandro Carranza Díaz y Óscar Morales Morales, quienes son funcionarios del área Fomento Económico, y determinaron cambiar el funcionamiento del tianguis sin un estudio técnico.

Para hacer las modificaciones se basaron en una supuesta encuesta que se levantó entre los usuarios del centro de abasto, pero sin que nadie conozca la metodología que se utilizó.

Todo indica que los asesores del alcalde lo que buscan es el jugoso negocios del sistema ilegal de peaje de los comerciantes del tianguis.

Rafael Núñez vive aislado de la gente. Su visión de los problemas del municipio es resultado de lo que le cuentan sus asesores. Por eso gobierna con ocurrencias que lo tienen en el borde del repudio generalizado de la ciudadanía de San Martín Texmelucan.

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/03/09/se-unen-38-organizaciones-para-buscar-meter-en-orden-al-edil-de-texmelucan/

Sobre admin

x

Check Also

Niega Diódoro Carrasco a los 355 presos políticos de Puebla; es una “cifra media mágica”, dice

Mónica Camacho/La Jornada de Oriente Los 355 presos políticos que han contabilizado organizaciones sociales en ...

Crea la SEP federal 226 plazas universitarias y Puebla ninguna

Patricia Méndez /E-consulta Un total de 226 plazas de educación superior adscritas a Puebla fueron ...