Inicio » Columnistas » Indicador Político » Peña arranca proceso 2018 justo luego de debilitar a oposición

Peña arranca proceso 2018 justo luego de debilitar a oposición

Por alguna razón inexplicable, el dato del presidente Peña Nieto de que el candidato presidencial del PRI estaría antes del 14 de diciembre fue desdeñado en las noticias principales de las primeras planas de los diarios. Sin embargo, ésa fue la noticia más importante de la segunda mitad de su sexenio.

La clave de esa afirmación no obedece a los tiempos electorales ni al voluntarismo del poder, sino a un proceso diseñado en Los Pinos con minuciosidad:

1.- La ofensiva gubernamental contra el Frente Ciudadano PAN-PRD.

2.- La salida de Margarita Zavala de Calderón del PAN no tanto como debilitamiento del Frente sino como una figura con capacidad para quitarle votos útiles a la alianza PAN-PRD y a López Obrador.

3.- El reacomodo en las encuestas ya con la disminución en las tendencias de la alianza PAN-PRD y López Obrador y un repunte del PRI aun sin candidato.

4.- No tanto la renuncia del procurador general Raúl Cervantes, sino la afirmación presidencial –en el escenario de la fecha de nominación priísta– de que la votación del fiscal general y del fiscal anticorrupción se trasladaba después de las elecciones presidenciales del 1 de julio. La apuesta presidencial se basa en los escenarios de victoria presidencial del PRI y un aumento en las bancadas legislativas priístas.

5.- La aprobación priísta en la última asamblea para otorgarle al presidente Peña Nieto la facultad de designar al candidato y su incorporación a la comisión política permanente del partido como una forma de legitimar lo que de suyo ya estaba descontado. Como nunca antes, el PRI concentra en el presidente de la república todo el poder sucesorio: el manejo de precandidatos, la designación del candidato oficial, la operación de las herramientas políticas del presidencialismo para afectar a la oposición y la construcción de un nuevo bloque de poder hegemónico en la alianza priísta.

Al presidente Peña le bastó iniciar el proceso de designación del candidato priísta con las pasarelas de precandidatos para incidir en las encuestas electorales. Las últimas en El Universal y El Financiero –con la sospecha de parcialidad por las fechas de levantamiento y el día de su difusión– modificaron expectativas no tanto en los votantes, sino en las élites interesadas en el día a día de los escenarios electorales presidenciales.

La participación presidencial en el foro “Impulsando a México. La fortaleza de sus instituciones” dio el banderazo de arranque ya formal del proceso de designación del candidato presidencial priísta, en un escenario marcado por la fractura de la oposición en tres corrientes –Frente PAN-PRD, López Obrador- Morena y Margarita Zavala de Calderón como la independiente más competitiva–, lo que baja las necesidades de tendencias de voto del PRI.

El PRI comienza sin fisuras; en cambio, el Frente PAN-PRD está lastimado con las revelaciones de fortunas y bienes inmuebles de sus presidentes y el desgaste sustancial de Anaya como auto designado presidente de esa coalición, los indicios de que Margarita Zavala de Calderón puede tener expectativas pero su falta de estructuras para cuidar las casillas será su talón de Aquiles y el hundimiento de López Obrador y sus piezas de Morena en Ciudad de México por los daños capitalinos por los terremotos.

Mientras los demás están abrumados por una larga carrera presidencial, el PRI comienza tarde pero a tiempo para capitalizar el desgaste de los demás.

Política para dummies: La política es la capacidad de tener la paciencia para identificar los momentos clave para ganar posiciones.

Sólo para sus ojos:

· El régimen posfranquista de PP-PSOE arranca con presos políticos. En lugar de una salida política, la aplicación de la ley le da dinamismo a la movilización separatista y republicana. Se prevén miles de militantes encarcelados en los días que vienen.

· No pierdan de vista la movilización creciente del secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, en el escenario de la designación inminente del candidato presidencial del PRI. En cambio, las intervenciones del secretario de Hacienda, José Antonio Meade, pasan desapercibidas.

· El estratega de la victoria de Donald Trump en noviembre de 2016, Steve Bannon, está operando abiertamente para la reelección del 2020. Mientras tanto, los demócratas siguen sin líder y con Hillary Clinton culpando a todos de su derrota, incluyendo a los propios demócratas.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez

Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.

x

Check Also

columnista-carlos-macias

Meade con “El Góber Precioso”

La curiosidad me corroe. Es pregunta: José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI ¿Se atreverá ...

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

PRD y el costo de su alianza con el PAN; Mancera, figura de consenso

EL PRD no ha medido el alto costo político de su alianza-subordinación con el PAN. ...