Inicio » Columnistas » Eduardo García Anguiano » De ataques y confusiones

De ataques y confusiones

¿El ataque en Sinaloa es el parteaguas? No, es la continuación de una lucha cuya escalada puede no tener fin.

Los ataques.- He mencionado en este espacio que los grupos delictivos han demostrado que además de tener recursos humanos y materiales capaces de causar daños superiores a los ya conocidos, pueden emplearlos contra blancos móviles en terreno de combate con dosis de efectividad.

El derribo de dos helicópteros fue muestra de ello, ahora la emboscada en Sinaloa con técnica de comando guerrillero, continúa con esa lógica de incremento en la letalidad de los grupos delictivos.

Las confusiones.- El ataque a una institución militar no se puede ver sólo desde la óptica de la violencia, sino también de la política porque en los últimos tiempos en México predomina: ¡Fue el Estado!, ¡Fue el Estado!, trending topic, marchas, comisiones del Congreso integradas rápidamente para entorpecer las investigaciones, expertos internacionales que sólo criticaron, en fin.

La lucha social ha tenido dos visiones: vale más la vida de uno que de otro, si asesinan a un soldado será porque se lo merecía el ejército asesino, por otra parte: no pueden ser social ni mediáticamente señalados los manifestantes que queman una gasolinera en Chilpancingo y muere un trabajador (Gonzalo Rivas), porque fue una muerte a manos de los políticamente correctos.

Si persiste este ambiente de confusiones, en donde perseguir delincuentes es políticamente erróneo y permitir ilícitos por causas aparentemente justas es tolerado, quien resultará ganando será la delincuencia organizada.

En los policías “pie a tierra” predomina la voz popular de “los derechos humanos son para defender delincuentes”; se ha distorsionado su cometido, si hay abusos deben ser sancionadas las conductas, no las instituciones policiales o la militar.

Un minuto de silencio en el Senado y meses de silencio al no legislar las propuestas de seguridad pública que siguen durmiendo. El minuto tiene motivo, lo segundo no.

Paul Auster, escritor estadounidense, ha expresado: “Si la justicia existe, tiene que ser para todos; nadie puede quedar excluido, de lo contrario ya no sería justicia.

@EGAnguiano

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Eduardo García Anguiano

Eduardo García Anguiano
Eduardo García Anguiano * Sociólogo y Maestro en Administración Pública. Ha laborado en el gobierno federal y en gobiernos locales en áreas de gobierno y seguridad. Ha sido profesor en la Universidad de las Américas y del Instituto Técnico de Formación Policial del DF. Actualmente es profesor de Maestría en Seguridad Pública.
x

Check Also

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Empresas víctimas

Por Eduardo García Anguiano 7.6 delitos por minuto se cometieron contra las empresas en México ...

Columnistas-EduardoGarciaAnguiano

Niñez asesinada

En nuestros tiempos la niñez mexicana es víctima de la violencia o de otros delitos. ...