Inicio » Columnistas » Juan Carlos Lastiri » La Conago y la educación en México

La Conago y la educación en México

Por Juan Carlos Lastiri 

El tema de la educación en nuestro país es uno de los más importantes, ya que este es un derecho constitucional de los mexicanos y por tanto una obligación para el Estado.

En este entendido, quienes se encargan de educar a nuestro país han sido muchas veces actores más relevantes y han entrado en un juego político, donde, desafortunadamente, lo que se ha perdido de vista es papel de la educación en nuestro país. 

Por las consecuencias de estas acciones, que han dejado del lado el papel de un docente en las aulas, tenemos que hoy, nuestro país muestra un rezago educativo importante que podemos observar en distintos indicadores internacionales. 

Es más, empíricamente podemos observar que los países cuyas políticas apostaron a la educación y a la investigación han marcado la diferencia, y una de las consecuencias más importante es la reducción vertiginosa de la pobreza; esto se ve en países como India, China, Singapur, Finlandia y Corea del Sur, en los que se experimenta un crecimiento económico a un ritmo que supera al de las economías latinoamericanas en general.

Diversos autores han mencionado y comprobado que la educación, entonces, no es solo un tema de derecho del ser sino que es un factor que incide directamente en el crecimiento económico de los países, es más, hoy se dice que los países con mayor educación son los de mayor crecimiento económico, y son los que menos índices de pobreza muestran. 

Desafortunadamente en nuestro país, como lo mencionamos al principio, la educación fue un tema que se dirimió en la arena de lo político y los derechos laborales, dejando de lado el tema de la calidad de la educación y sus espacios donde se lleva a cabo. No obstante tal parece que hoy, esta perspectiva da un giro de 180 grados y la coordinación de los órdenes de gobierno federal y estatal está logrando que el tema de la calidad educativa sea el que se discuta en adelante. 

Esta semana, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) ha dedicado una de sus reuniones al tema de la educación y esto muestra que se está haciendo un frente común, junto con el Gobierno de la República, para apoyar la Reforma Educativa que, como lo ha señalado el Presidente Peña, ha puesto a la educación como tema central del Estado mexicano.

Esta reforma es importante porque está hecha para respaldar, capacitar e impulsar a los maestros; fue diseñada para que las y los maestros de México puedan ganar más, que tengan un mejor ingreso a partir de sus propios méritos, de poder destacarse dentro del gremio como maestras y maestros con mejor formación y mejor preparación, y que eso les depare un mejor ingreso y mayores oportunidades de crecimiento dentro del escalafón magisterial. 

Y esto, por consecuencia, deberá traer aparejado una educación de mayor calidad. Pero el tema de la reforma dejo de lado un tema que hoy se retoma en coordinación entre órdenes de gobierno y es el de los espacios educativos. Hay planteles donde los niños toman clases prácticamente a la intemperie o carecen de elementos básicos como pizarrones y pupitres. 

Esta es una situación que se debe cambiar, todo estudiante merece una escuela digna, decorosa y a la altura de recibir en ella la educación de calidad que se ha propuesto lograr y procurar para las nuevas generaciones. 

Esto impone la coordinación de Estados y Federación para buscar fortalecer las capacidades financieras y presupuestales de los primeros, ya que sólo así se podrán tener en todo el país las instalaciones educativas que merecen nuestros niños y jóvenes.

A través de esta conferencia se avanza para hacer realidad esta iniciativa, al lanzar los Certificados para la Infraestructura Educativa Nacional, los CIEN, que son un paso importante en la ruta de tener escuelas de calidad. 

Los CIEN son un instrumento financiero que nos permitirá contar durante los próximos tres años con cerca de 50 mil millones de pesos adicionales para atender las necesidades de infraestructura educativa. Con estos recursos, se estima, se podrá beneficiar a 5.6 millones de alumnos, y prácticamente de éstos 1.9 millones corresponden a jóvenes estudiantes de zonas indígenas.

México no pude ser un país que se siente a esperar más tiempo para buscar mejorar su calidad educativa, porque este proceso es de generaciones completas. Es por esto que la disposición de los máximos órdenes de gobiernos encargados de instrumentar las políticas educativas es una noticia que con las herramientas propuestas sin duda dará los resultados esperados; más educación, más crecimiento económico y menos pobreza.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Un México de justicia

Encuentro un verdadero llamado de atención en varias de las noticias que han saturado durante ...

Coordinación entre órdenes de Gobierno

Sin duda estamos pasando una etapa de la humanidad que está demostrando que la evolución ...