Foto: Twitter@EnTiempoCom

Policías municipales de Texmelucan, cansados de malos tratos, iniciaron un paro indefinido de labores; los más de 800 elementos exigen la destitución del director José Felipe Puelles Espina y otro mando, pues aseguran que no han acudido a los operativos.

El paro ocurrió la mañana de este viernes, luego de que Emma Fernanda Enciso, coordinadora del programa de Fortalecimiento para la Seguridad Pública de los Municipios (Fortaseg), intentara obligarlos a firmar un documento en blanco, bajo pretexto de que era para justificar la entrega de apoyos económicos.

Sin embargo, los uniformados optaron por no firmar pues presuntamente se buscaba darles un bono de 7 mil 400 pesos, a pesar de que –de dicho programa– el municipio recibe 11 millones de pesos.

Por ello, exigieron a las autoridades municipales y estatales se investigue y destituya de manera inmediata al director de la corporación, pues –-tras negarse a firmar la hoja en blanco—Puelles Espina amagó con darlos de baja.

Asimismo, exigieron la destitución de Alejandro Caraza, director del Área Jurídica quien también ha sido señalado por malos tratos y abusos.