Inicio » En Otros Medios » Diputado priista le dio al PAN la segunda mejor votación en el estado

Diputado priista le dio al PAN la segunda mejor votación en el estado

Fermín Alejandro García/Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

 

Hasta un día antes del 5 de junio en el PRI se tenía plena confianza de que la candidata Blanca Alcalá obtendría sus mejores votaciones en la Sierra Norte y ocurrió todo lo contrario, en esa parte del estado se concentró la segunda, la cuarta y quinta votaciones más altas a favor de Antonio Gali Fayad, el aspirante de la coalición Sigamos Adelante. En particular Xicotepec de Juárez fue la demarcación –de esa zona– con más sufragios a favor del PAN y sus aliados, y esa condición se explica por la intervención de un priista: Carlos Barragán Amador.

De las historias de traiciones que ahora abundan en el PRI, se dice que dos negociaciones llevaron a que el actual diputado federal Carlos Barragán, de última hora, desactivara la estructura de movilización de votantes y eso provocara que el distrito de Xicotepec de Juárez se convirtiera en la segunda zona con mejor votación hacia el morenovallismo.

Antes de los comicios se estimaba que la fuerza del PAN y sus aliados sería fundamentalmente en los distritos de Puebla, San Martín Texmelucan y Tehuacán, mientras que la Sierra Norte sería para el PRI. Más o menos se invirtieron los pronósticos el día de los comicios.

El mejor distrito votado de Gali fue el 17 de Puebla, con más de 46 mil 566 votos, pero el resto de las demarcaciones de la capital, junto con San Martín Texmelucan y Tehuacán se quedaron en un nivel intermedio, ya que en unos casos apenas se rebasó los 20 mil sufragios y en otros no se pasó el límite de los 30 mil votos.

En cambio Xicotepec de Juárez llegó a los 44 mil a favor del PAN y sus aliados, mientras que Huauchinango y Zacatlán, cada uno, le dieron más de 35 mil votos a Gali Fayad.

Blanca Alcalá tenía la seguridad de que Xicotepec de Juárez sería una importante reserva de votos y para ese propósito depositó su confianza en Carlos Barragán, quien ya fue dos veces alcalde de la cabecera distrital y era el encargado de la operación electoral del PRI en esa región.

¿Qué pasó, por qué no se cumplió esa expectativa?

De lo que se cuenta en los círculos del PRI se dice lo siguiente: Carlos Barragán Amador en el año 2013 se registró como candidato a diputado local y tenía todas las posibilidades de conquistar el distrito de Xicotepec de Juárez, sólo que se topó con el interés de Casa Puebla de que esa demarcación fuera ganada por José Domingo Esquitín Lastiri, quien es primo de Juan Carlos Lastiri, el actual subsecretario de la Sedatu.

Barragán fue llamado por los morenovallistas a negociar y le habrían pedido dejarse ganar en esa contienda, a cambio de que lo ayudaran a convertirse en diputado federal en el año 2015.

Y se cumplió la anterior promesa. Un par de años después el PAN hizo una campaña gris y sin fuerza en el distrito de Huauchinango, lo que permitió a Barragán ganar de manera holgada y al mismo tiempo, el gobernador Rafael Moreno Valle guardó una buena relación con Los Pinos, ya que no fue un obstáculo para que el PRI conquistar la mayoría de la Cámara de Diputados.

Esa primera negociación dejó abierta la puerta para una segunda, que se produjo previo a la elección de 5 de junio.

Se dice que ahora la moneda de cambio habría sido que Barragán no tiene aprobadas todas sus cuentas públicas de la segunda vez que fue alcalde de Xicotepec de Juárez, y le habrían ofrecido que no habrá cargos por problemas en el manejo del erario municipal.

Siendo esa la razón por lo que el 5 de junio la movilización de votantes en Xicotepec de Juárez no funcionó, de acuerdo al número de sufragios que se esperaban a favor del PRI.

La confianza hacia Carlos Barragán –en el círculo de Blanca Alcalá– se basaba en que en los meses previos a la elección había sido un crítico severo de los problemas de inseguridad que se viven en la Sierra Norte, y sobre todo porque él particularmente ha sido presa de la delincuencia.

Pero al final todo indica que pesó más la necesidad de “salvar el pellejo” del legislador priista, que en ser leal a su partido.

Y no fue la excepción. De acuerdo al recuento, entre los líderes priistas hubo más traiciones que lealtades.

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/06/23/diputado-priista-le-dio-al-pan-la-segunda-mejor-votacion-en-el-estado/

 

Sobre admin

x

Check Also

Nuevo sistema acusatorio: Con atraso de un año, FGE busca resolver carencia de personal

Carlos Rocha/La Jornada de Oriente A nueve años de la reforma constitucional del sistema de ...

PEMEX, el culpable de que los cementerios de huachicol estén en zonas habitacionales

Edmundo Velázquez/Periódico Central Petróleos Mexicanos (Pemex) permite que los cuatro corralones que funcionan para almacenar ...