Inicio » Columnistas » El Blog de la Seguridad » ¿Buena idea o es darse un tiro en la pierna?

¿Buena idea o es darse un tiro en la pierna?

Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes

Desde la primera vez que la administración federal del actual presidente de México comenzó a hablar sobre una “Policía Nacional” y del “Mando Único Policial” señalé que no era la mejor idea de todas debido a cuestiones políticas, operativas y culturales de nuestro México, el “colombianizar” a la Policía mexicana no era opción y esto a través del tiempo se ha ido demostrando, primero, con el flamante asesor presidencial, el General de la Policía Nacional de Colombia, Óscar Adolfo Naranjo Trujillo con turbios antecedentes en su país y con un hermano recluido unos años en Alemania por tráfico de drogas y segundo, con la aplicación práctica del sistema en nuestro país (no todo lo que sirve en un país debe o puede funcionar en otro).

Pero: ¿Qué busca el Mando Único Policial?

Bueno, se pretende en que sólo existan 32 policías estatales, y estas tendrán un solo líder (Secretario de Seguridad Pública) el cual designará a los mandos de cada región y municipio. En este modelo se imponen indicadores de gestión a cada mando regional y municipal en tres rubros:

1.  Incidencia delictiva
2.  Control y evaluación del personal
3.  Vinculación y Atención Ciudadana

De primera instancia no suena mal, pero recordemos que en México las cosas no funcionan como deberían y este modelo policial podría ser utilizado como garrote político para aquellos que no quieran alinearse a los mandatos y designios de un gobernante estatal o se vería dañado en caso de poner a algún mando sin preparación en la materia como es el caso de Jesús Alberto Capella Ibarra, personaje sin carrera policial que fue Secretario de Seguridad Pública en Tijuana, Baja California, México (por cuestiones políticas) donde no dejó buenos resultados y que hoy en día es Secretario de Seguridad Pública en el Estado de Morelos, México, donde instituyó el Mando Único Policial y no ha dejado resultados positivos sólo señalamientos de la sociedad debido a la alza de la violencia en ese estado y la corrupción por parte de la Policía de Mando Único.

Por lo tanto, lo que pareciera un buen cambio de paradigma en la Seguridad Ciudadana se puede prestar a la “experimentación” rogando al cielo que todo salga bien.

 

¡Momento!, sin embargo, en alguien entró la cordura

Los líderes parlamentarios que conforman la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de San Lázaro informaron sobre los resolutivos alcanzados y se congratularon del acuerdo con el titular de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) para sacar adelante un “Esquema Híbrido de Control Policial” que responda a la diversidad de los municipios y no a los caprichos de gobernantes. Declarando en un comunicado lo siguiente: “Estamos de acuerdo con un Mando Único, siempre y cuando éste sea mixto, flexible y con un criterio subsidiario, en donde no haga el ente mayor lo que pueda hacer el menor y que, además, no lo vemos como un solo tema”.

No obstante que el tema central del Mando Único pueda ir para adelante, habrá, con base en la ley, si así se aprueba, excepciones justificadas. Es decir, donde la capacidad instalada de las fuerzas públicas municipales o de carácter regional lo justifique, será posible hacerlo para no desmantelar corporaciones que han dado resultado. Pero todas tendrán que pasar el examen para que así se justifique a los ojos de los ciudadanos.

A la Secretaría de Gobernación no quedó otra más que mostrar disposición de construir un modelo híbrido, es decir que no sea una solución homogénea para una realidad heterogénea, como se planteaba en la propuesta inicial.

Existe un consenso del 85% para avalar un anteproyecto de dictamen para el nuevo sistema policial, que contempla un esquema mixto para la operación de las policías municipales.

Incluso, en el borrador se señala que las policías estatales y municipales incrementarán o disminuirán las funciones que les otorga la Constitución, a partir de la certificación que realice el Secretariado Ejecutivo en los términos que establezca la ley general de la materia y que comprenderá las funciones de proximidad, reacción, prevención e investigación, así como la certificación especial en materia de armamento.

 

¿Qué diferencias existen entre “Mando Único Policial y Mando Mixto?

Mientras que el Mando Único es un modelo que concentra el control de las policías municipales en una sola corporación estatal, la propuesta que está tomando fuerza hoy en día, es la de un mando mixto y flexible que permita que los municipios que hayan conseguido un esquema propio eficiente lo mantengan, y donde no sea posible, entonces sí, el Estado generar sinergias positivas que contengan y disminuyan los índices delincuenciales a niveles socialmente aceptables.

 

hidalgomontes@gmail.com

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

¿El nuevo sistema de Justicia Penal no sirve?

Desde hace un par de meses se ha desatado una gran polémica en todo el ...

El Mayo Zambada “La Última Sombra”

Después de las capturas que se han dado en los últimos días en contra de ...