Inicio » Columnistas » Sin Límites » José Alarcón seguirá en el PRI. ¿Qué pasa en VW?

José Alarcón seguirá en el PRI. ¿Qué pasa en VW?

Por Raúl Torres Salmerón

El Colegio de Puebla, institución de estudios de posgrado fundada en 1984 tiene nuevo presidente. Se trata del experimentado político priísta José Alarcón Hernández, quien en entrevista aseguró que seguirá con su militancia en el PRI.

Alarcón es el presidente honorífico, en sustitución de Miguel Ángel Pérez Maldonado. Según la SEP el nombramiento busca dar continuidad a las actividades educativas en investigación social e impartición de enseñanza de posgrados en Ciencias Sociales y Humanidades en la entidad.

Alarcón Hernández es un político, analista e historiador. Ha sido dirigente estatal del PRI, dos veces diputado federal, subsecretario de la SEP y delegado federal, por lo que se espera  que “con su experiencia consolidará la calidad educativa de El Colegio de Puebla”.

Sobre su militancia tricolor no tiene dudas. Respecto al Colegio tiene planes para contar con más alumnado en maestrías y doctorados, además de prestigiarlo, así como mejorar la planta de maestros.

En 1991, la institución se ubicó en la 4 Poniente 719. Desde 1999 se ubica en Tehuacán Sur 91, en La Paz.

Las autoridades a cargo de la institución han sido Mario M. Carrillo Huerta, 1984-1986; Rodolfo Hidalgo Rojas, 1987-1990; Mariano E. Torres Bautista, 1992-1997; Luis Fuentes Aguilar, 1998-1999; Jorge Efrén Domínguez, 1999-2005; Manuel R. Villa Issa, 2005-2011; Miguel Ángel Pérez Maldonado., 2012-2016.

 

La VW, el tiempo pasa y no hay solución 

Las malas noticias sobre la planta automotriz Volkswagen (VW) siguen llegando a Puebla.

El Sol de Puebla en su edición del lunes, señaló que la empresa vivió su peor trimestre en más de cinco años. Desde 2009, la automotriz poblana no había reportado peores cifras de producción y exportación, al fabricar 92 mil 220 vehículos y enviar a mercados foráneos 69 mil 450 unidades entre enero y marzo de este año.

El Sol de Puebla informó a principios de abril que la planta de Volkswagen reinició sus actividades tras el periodo vacacional de Semana Santa con una disminución del 15.7 por ciento en su producción, debido a que se suspendió el ensamble del Beetle por las próximas dos semanas ante las bajas ventas. Dos mil trabajadores se encuentran en paro. Sin embargo, su salario no será afectado.

El Popular, publicó a fin de año pasado –y se ha cumplido—que la planta previó para 2016 una franca reducción en sus planes de trabajo, redacción de horarios, se eliminan turnos y se amplía el esquema de paros técnicos al pasar de días contados específicos a semanas completas. Las suspensiones de labores suman hasta 54 días, sin contar sábados ni domingos.

En enero, se anunció que la planta en Puebla tendrá afectaciones en los niveles de producción, mientras la empresa alemana no llegue a un acuerdo con las autoridades de Estados Unidos.

Lo anterior viene a cuento porque la semana pasada, el blog Periodistas en Español.com comentó sobre el escándalo Volkswagen, que el tiempo pasa y los consumidores siguen sin solución.

Siguen pasando los meses y la respuesta del gigante alemán no termina de materializarse definitivamente, por lo que muchos usuarios continúan circulando con los vehículos afectados por el caso Volkswagen, un fraude automovilístico tan perjudicial para el planeta como para la credibilidad de esta importante firma.

El origen de un escándalo fue en septiembre 2015, cuando una organización estadounidense reveló que algunos modelos de la flota alemana emitían una mayor cantidad de partículas contaminantes de las que el fabricante reconocía a la hora de vender los distintos modelos.

Las irregularidades pasaban desapercibidas cuando los coches se sometían a estudios y revisiones concretas, por lo que se dedujo que Volkswagen empleaba un software capaz de engañar a los profesionales del sector.

La firma alemana reconoció su culpa sin ningún tipo de reservas y prometió modificar aquellos vehículos afectados en el menor tiempo posible.

Muchos desearían vender su coche y dejar el escándalo atrás, pero la pérdida de valor del mismo y la búsqueda de una compensación económica por el fraude sufrido, hacen que sigan esperando una solución por parte de la marca alemana.

En un principio, la compañía alemana prometió subsanar el fraude cometido a partir de enero de 2016. Según fuentes de la misma empresa, las reparaciones consistirían en una eliminación del software encargado de falsear los datos de las emisiones físicas, tarea para lo que se requeriría que los vehículos pasaran por el taller.

Este plazo se incumplió debido a algunos problemas burocráticos. Fuentes de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) de España, encargada de agilizar los trámites de los consumidores afectados, puede que una de las principales trabas se encuentre en la necesidad de homologar estas reparaciones con distintos organismos.

En toda Europa la situación es igual. No hay solución visible a la fecha. Se dijo que en el mes de marzo de este año empezarían el grueso de las reparaciones y las modificaciones respectivas. El nuevo plazo ha sido superado sin que Volkswagen se haya puesto en contacto con ningún afectado, lo que está empezando a levantar suspicacias en muchos sectores de la industria.

Así, los meses siguen pasando y los coches alterados continúan circulando por las calles de muchas ciudades mientras los conductores engañados se preguntan cuándo encontrarán una auténtica solución a un problema que parece alargarse demasiado en el tiempo y para el que no encuentran ningún tipo de solución efectiva.

El problema es que todo repercute en la planta automotriz alemana en Puebla.

El futuro es incierto.

Las APP, un atraco, denunca Manuel Bartlett

Al discutir las modificaciones a la Ley de Asociaciones Público Privadas (LAPP), el Senador de la República Manuel Bartlett Díaz manifestó que el voto del Grupo Parlamentario PT- Morena será en contra del dictamen por tratarse de un nuevo atraco contra México.

Esta ley no debería de existir porque tiene por objetivo que grandes empresas obtengan ganancias aseguradas a costa del Estado mexicano”, denunció el ex gobernador poblano.

Calificó dicha ley como un dictado más del Banco Mundial, que nuestro gobierno neoliberal simplemente acata. Los cambios tienen por objetivo que grandes empresas obtengan ganancias aseguradas a costa del Estado mexicano, es un mecanismo perverso donde no hay ninguna posibilidad de que pierdan.

El ordenamiento facilita que las grandes empresas de servicios sociales ya vayan haciendo a un lado la inversión pública. Reiteró que: es un atraco más a México porque se apoderan de los servicios y tienen la garantía del Estado de nunca perder su inversión. Esta ley, estos contratos, son echarle el guante al presupuesto nacional.

Otra de las anomalías que rodean este tipo de contratos es la opacidad con la que se manejan y denunció que la Secretaría de Hacienda  no informa que ha pasado con esas inversiones porque están protegidas por el Banco Mundial.

El senador Bartlett retomó el ejemplo dado por el Senador Alejandro Encinas y agregó que no es posible que un hospital en Zumpango, Estado de México, presupuestado en 300 millones termine costando 7 mil millones.

Aunque el poblano no lo mencionó, es el mismo caso de Puebla, donde el futuro de las finanzas estatales está hipotecado por muchos años, más allá de la duración de un gobierno de seis años.

En fin, como dice el epigrama de Ramón Taboada:

-Me han dado un empleo, Hilario,
pero apenas leer sé…
-Tú cobra el sueldo, José,
y que lea tu secretario.

raultorress@hotmail.com
 
 

 

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Volkswagen y Audi, la tormenta que viene

Con la llegada del magnate y empresario Donald Trump a la presidencia de los Estados ...

Priístas no se desaniman, más sacerdotes enjuician a RMV

Pese a la situación actual, dirigentes y militantes, del Partido Revolucionario Institucional no se desaniman. ...