Inicio » En Otros Medios » Mónica Arriola y Moreno Valle querían acabar con el PRD

Mónica Arriola y Moreno Valle querían acabar con el PRD

Fermín Alejandro García /Cuitlatlán/La Jornada de Oriente

Mónica Arriola Gordillo –fallecida a la medianoche del lunes– jugó un papel fundamental para que Rafael Moreno Valle Rosas ganara la gubernatura de Puebla en 2010, y posteriormente se quedó trunco un proyecto que ambos compartían, que era acabar con Andrés Manuel López Obrador y el PRD, entre los años 2012 y 2013, para que el Partido Nueva Alianza (Panal) se posicionara como la tercera fuerza política del país y pudiera ocupar el espacio dejado por el sol azteca.

Arriola heredó el mismo carácter fuerte, agresivo y autoritario de su madre, la profesora Elba Esther Gordillo Morales. Ella era la encargada de los proyectos políticos, mientras que su hermana Maricruz Montelongo Gordillo controlaba al SNTE, el sindicato de profesores y feudo de su progenitora.

Ese carácter prepotente hizo que Arriola se entendiera a la perfección con Rafael Moreno Valle Rosas, razón por la cual en 2010 se trasladó a Puebla a vigilar que funcionara la estructura del SNTE para garantizar la compra de miles de votos y que el entonces candidato opositor al gobierno del estado tuviera representantes en todas las casillas de la entidad, y que dichos funcionarios no fueran comprados por el PRI.

Quien operó directamente las estructuras del SNTE fue Juan Díaz de la Torre, el actual líder nacional del SNTE, quien estaba al frente del diseño del proyecto político era Mónica Arriola, quien pasó desapercibida porque ya para entonces empezaba a sufrir los efectos del cáncer, enfermedad que la acabó matando.

Mónica Arriola tuvo la función de ser el enlace entre Elba Esther Gordillo y Rafael Moreno Valle Rosas, así como ser la mensajera entre Juan Díaz de la Torre y la líder del SNTE para que se pudiera gestionar el apoyo económico, logístico y de recursos humanos que Gordillo habría aportado para garantizar el triunfo morenovallista.

Luego del triunfo de Puebla, la hija de Elba Esther Gordillo vivió su mayor éxito político en julio de 2011, cuando el Panal fue una pieza clave para que el PRI ganara la elección del estado de México de ese año y Eruviel Ávila se convirtiera en gobernador con 62 por ciento de los sufragios.

Una vez que pasó la victoria del estado de México, se sabe que Arriola y el gobernador Moreno Valle habrían acordado un proyecto político de largo plazo, el cual consistía en reposicionar al Panal, el partido del SNTE, para que dejara de ser una agrupación marginal y pudiera desplazar al PRD, y en especial a Andrés Manuel López Obrador, como la alternativa frente el bipartidismo que constituyen el PRI y el PAN.

El resultado del estado de México le inyectó un alto grado de soberbia a Mónica Arriola, quien sin tener un buen posicionamiento en el año 2012 se planteó convertirse a como diera lugar en candidata a senadora por el estado de Chiapas, mediante una alianza entre el PRI y el Panal, lo cual la llevó a confrontarse con el equipo de Enrique Peña Nieto. El resultado de esa pelea es que se desbarató la coalición entre el tricolor y el partido del magisterio.

La idea de que el Panal creciera y desplazara al PRD se acabó de venir abajo cuando en febrero de 2013 fue encarcelada Elba Esther Gordillo Morales, acusada de malversación de fondos públicos y de enriquecimiento inexplicable.

El encarcelamiento de la maestra Gordillo provocó que Maricruz Montelongo perdiera el control del SNTE y que Mónica Arriola fuera expulsada del Panal, en una asamblea que se realizó en Puebla a finales de septiembre de 2013.

Ya sin ningún cargo en el Panal y con su madre en prisión, Mónica Arriola perdió toda influencia y a casi a todos sus amigos, porque Rafael Moreno Valle siguió siendo un incondicional de la familia de la ex dirigente del magisterio. Una prueba es la siguiente:

A principios del sexenio federal se produjo el escándalo de que uno de los libros de texto gratuitos de primaria tenía 117 faltas ortográficas, lo que provocó la destrucción de miles de ejemplares de esa obra. Se supo que la responsable de ese escándalo fue María Edith Bernáldez Reyes, quien era la titular de la Dirección General de Materiales Educativos de la SEP.

Pese al escándalo, Bernáldez Reyes acabó siendo funcionaria de la SEP en Puebla y todo por una sencilla razón: era amiga y protegida de Mónica Arriola.

Para mayor información:http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2016/03/16/monica-arriola-y-moreno-valle-querian-acabar-con-el-prd/

Sobre admin

x

Check Also

Audi sólo creó 17% de los empleos prometidos, pese a inversión de 17 mil mdp de recursos públicos

Mónica Camacho/La Jornada de Oriente La planta Audi de San José Chiapa, en la que ...

Rebasa 11 mil mdp impuesto de nómina entregado a Evercore

Patricia Méndez/E-consulta A 11 mil 274 millones de pesos asciende la recaudación por concepto de ...