Inicio » Columnistas » Nahir González » Innovación: garantía de impacto publicitario

Innovación: garantía de impacto publicitario

Por Nahir González Sosa

Para que una marca sea algo más que un simple slogan, las empresas deben esforzarse por ofrecer a los clientes lo que más les cautive, no sólo por tratar de diferenciarse mediante proposiciones de venta, sino por crear mensajes únicos y asombrosos; sin embargo, las innovaciones radicales rara vez ocurren y es por ello que a menudo existen grandes fracasos al crear estrategias publicitarias.

La marca que quiera seguir siendo competitiva, en este mundo saturado de mensajes promocionales, tendrá que pensar en acciones diferentes que pueda realizar para mantenerse vigente en la mente de las personas; éstas constantemente deberán estar enfocadas a salirse de los parámetros tradicionales, representando algo único y aspiracional que logre impactar fuertemente a las audiencias y que vaya mucho más allá de la venta misma del producto tangible o intangible. 

Esto es lo que hoy se conoce como publicidad de guerrilla, la cual implica la consecución de los objetivos de marketing a través de métodos publicitarios poco convencionales, en los que se requiere invertir más que dinero; energía, pasión y extrema creatividad.

No siempre es necesario realizar  una inversión económica exagerada para que la publicidad pueda impactar a los consumidores; las técnicas publicitarias poco convencionales en muchas ocasiones atraen más fuertemente la atención de las audiencias que las tradicionales, sin necesidad de gastar grandes cantidades de dinero en el uso de medios convencionales.

Más que cualquier estrategia millonaria, las propuestas deben estar sustentadas en una amplia creatividad, eso es lo que resulta verdaderamente importante e impresionante para los individuos, quienes por naturaleza son atraídos por aquello que tiene la capacidad de asombrarlos.

No obstante, las ideas brillantes no son lo único que debe ponerse en práctica para tener éxito en una campaña publicitaria, una innovación fuera de lo tradicional es algo fantástico; pero para que tenga éxito, además de una llamativa idea, se requiere una excelente ejecución. En cualquier ámbito la estrategia es importante para la ejecución pero la ejecución es más importante que la estrategia. 

Uno de los grandes problemas que sufren las empresas es no estar al pendiente de monitorear que sus estrategias publicitarias se apliquen como es debido. Se pueden tener ideas sumamente sorprendentes para realizar publicidad original, sin embargo; si la puesta en práctica de éstas no es verificada, si no se está cerca de los cliente actuales o potenciales para saber su opinión al respecto, si no se visitan los lugares de ejecución y no se tiene presente cómo se realizan las ventas y la prestación de servicios; las campañas mercadológicas y publicitarias podrían resultar todo un fracaso y costar pérdidas millonarias a las empresas. 

Las organizaciones deben esforzarse por realizar un seguimiento de todas las opiniones de las audiencias. Atendiendo a la necesidad de ser mejor que la competencia en la tarea de ofrecer al mercado aquella publicidad que le sea más interesante, sería recomendable que las compañías se acercaran a los clientes para familiarizarse con sus experiencias y así conocer las percepciones publicitarias que ellos posean; de este modo podrían utilizar esta información como fuente de mejora y aprendizaje para futuras campañas.

Si una organización recopila datos de satisfacción e insatisfacción realmente útiles vinculados tanto a la categoría de producto,  como a la marca y la publicidad; a menudo se podrán identificar síntomas importantes que se deberán tratar en futuras campañas para así realizar mejoras importantes que  logren capturar la atención de las audiencias y aumentar la participación de la empresa en el mercado.

En definitiva, el secreto para lograr ejercer un fuerte impacto propagandístico en la mente de los consumidores es dejar de realizar publicidad tradicional. El entorno cambia constantemente y la psicología del individuo también, por lo que las audiencias requieren estar en contacto con fuertes innovaciones.

Lo convencional se ha convertido en algo sumamente ordinario que, como consecuencia, no tiene la capacidad de llamar fuertemente la atención de las personas que habitan el mundo actual. Resulta indispensable estar siempre al pendiente de las nuevas tendencias en el pensamiento humano, así como del constante desarrollo de la creatividad; mantenerse a la vanguardia es lo único que garantizará la permanencia efectiva de una marca en la mente de los consumidores.

 

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7. 

Sobre admin

x

Check Also

Cambiar y adaptarse al entorno actual: imperante para las organizaciones

Un cambio nunca resulta fácil por benéfico que sea, puesto que representa un trastorno drástico ...

Adiestramiento de caninos callejeros para búsqueda y rescate: una opción muy favorable

En días recientes, varios caninos nos han dado una gran lección sobre el importante papel ...