Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » Sin avances en asesinato de Meztli Sarabia y traición al albiazul de Lozano

Sin avances en asesinato de Meztli Sarabia y traición al albiazul de Lozano

MEA: Regalo de cumpleaños

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que una fecha que hay que registrar en el calendario político electoral de Puebla es la del domingo 17 de diciembre.

Ese día puede resultar doblemente especial para la secretaria general del Comité Directivo Estatal del PAN y esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle: Martha Erika Alonso Hidalgo.

Y no sólo porque cumplirá 44 años de vida y será ampliamente felicitada y festejada por sus amigos y seres queridos, sino porque ese domingo podría anunciarse su precandidatura al gobierno del estado, en sustitución de José Antonio Gali Fayad.

***

Un día después, el lunes 18 de diciembre, el presidente del CDE del PAN, Jesús Christian Giles Carmona, rendirá su segundo informe de labores en el Auditorio de la Reforma en la zona histórica de Los Fuertes de Loreto y Guadalupe.

El evento reunirá a unos 1,300 invitados, entre alcaldes y regidores y diputados panistas, dirigentes de comités municipales y consejeros estatales del PAN, y cientos de aspirantes a presidentes municipales y legisladores locales y federales en los comicios de 2018.

Aquí la columna completa

Tres feminicidios resueltos y asesinato de la hija de “Simitrio” sigue impune

La columna De boca en boca, publicada en Ángulo 7, señala que este miércoles se cumplen cinco meses del homicidio de Meztli Sarabia Reyna, hija del fundador de la “28 de Octubre”, Rubén Sarabia Sánchez mejor conocido como “Simitrio”, sin embargo, no se tienen avances en el caso.

Durante este tiempo, la Fiscalía General del Estado (FGE), a cargo de Víctor Carrancá Bourget, lo único que ha informado a la familia de la víctima es que la investigación sigue su curso, lo cual ha sido criticado por la agrupación, por lo que este jueves realizarán una marcha del puente de Ovando a Casa Aguayo en exigencia por el esclarecimiento del hecho.

Incluso, en ese tiempo se han dado otros casos de feminicidios de las estudiantes de la Upaep y BUAP, Mara Fernanda Castilla Miranda y Mariana Fuentes Soto, respectivamente, y el de la maestra Patricia Mora Herrera, que ya han sido esclarecidos, ¿será acaso un tema personal contra la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA)?.

: La vara con la que se miden los panistas entre sí depende del grupo al que pertenezca cada uno, pues si alguno comete una falta, pero es aliado del morenovallismo, tendrá el cobijo de la dirigencia estatal y el Congreso, mientras que si es un personaje menor, le darán la espalda y lo lapidarán de forma pública.

Esto quedó perfectamente demostrado esta semana entre el diputado local Víctor León Castañeda y el alcalde de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce.

Aquí la columna completa

Cuotas y cuates o perfiles competitivos, ¿qué elegirá Meade en Puebla?

Jorge Rodríguez en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, indica que una vez concretado el destape de José Antonio Meade como precandidato presidencial priista, Juan Carlos Lastiri Quirós dio en el clavo de lo que debe hacer el PRI de Puebla para la contienda electoral de 2018.

“Si nosotros queremos ser competitivos”, expuso el subsecretario de la Sedatu en entrevista, “debemos elegir candidatos que realmente representen a los ciudadanos.”

“Para llegar al millón de votos que Puebla está obligado a contribuir”, agregó, “no debemos cometer el error de irnos con las cuotas y los cuates.”

¡¡¡Cierto!!!

Las primeras interpretaciones políticas realizadas tras el encumbramiento de Meade llevaron a descifrar quiénes serían los beneficiados y quiénes los perjudicados en un escenario de repartición de posiciones y candidaturas basado en las cuotas y los cuates.

Aquí la columna completa

Comportamiento de Lozano a favor de Meade ya permite su expulsión del PAN

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que si se aplican correctamente los estatutos del PAN, la actitud mostrada por el senador Javier Lozano Alarcón en los últimos dos días, en torno al “destape” de José Antonio Meade Kuribreña como virtual candidato del PRI a la presidencia de la República, amerita ya una sanción en su contra, que puede –o debe– ser la expulsión de este partido por entrar en el terreno de una abierta traición al albiazul.

Javier Lozano este lunes y martes se ha dedicado a rendir culto a la personalidad de José Antonio Meade Kuribreña, a vitorear su designación como virtual candidato del PRI, a ensalzar la figura del aspirante priista como servidor público y al mismo tiempo, a denostar al presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, a quien califica como un rival inferior al supuesto potencial electoral del ex secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Esa actitud del senador morenovallista lo coloca en la posibilidad de que le apliquen el artículo 16 del estatuto del PAN, que en el capítulo de Infracciones y actos de indisciplina, establece en el párrafo XI:

Que es un acto de indisciplina: “Apoyar a candidatos postulados por otros partidos en elecciones en las que Acción Nacional contienda con candidatos propios”.

Para nadie es un secreto que Meade Kuribreña guarda una estrecha relación de amistad, de complicidades, con Rafael Moreno Valle Rosas y algunos de los hombres de confianza del ex mandatario estatal, como son los casos de Roberto Moya Clemente y de Javier Lozano Alarcón. Por esa razón el grupo morenovallista se siente altamente beneficiado con “el destape” del ex titular de la SHCP, pues le posibilita seguir manteniendo una relación de entendimiento con el PRI. Sin embargo, la mayoría de los integrantes de la facción del ex gobernador han guardado mesura, a excepción de Lozano, quien se ha desatado de la siguiente manera:

Aquí la columna completa

Moreno Valle, lugarteniente de Meade en estados panistas

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, indica que “Meade amigo, Moreno Valle está contigo”.

Esa y no otra sería la frase que sintetizaría la relación entre el candidato priista, José Antonio Meade y el ex gobernador Rafael Moreno Valle.

El primero sí necesita al segundo para algo simple: operar su causa en los estados donde gobierna el PAN y PRD para que aporten la cuota de votos a la bolsa final del 1 de julio del 2018.

Moreno Valle se volvió en el gestor de fondos federales para los mandatarios azules, quienes reconocen en los hechos mejores resultados con él que con su líder nacional, Ricardo Anaya.

El dinero llevará la ruina al PAN.

Aquí la columna completa

Meade y la militancia priista

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, señala que no, no fue un cuento de hadas.

Al margen de la línea dictada desde Los Pinos a los distintos sectores priistas para sumarse a la cargada a favor de la inminente candidatura de José Antonio Meade a la presidencia y cumplir así con los ritos que manda la liturgia del tapado, lo cierto es que la forma en la cual Enrique Peña Nieto operó la designación del ungido no cayó nada bien en la gran mayoría de la militancia priista.

Se trata, según su óptica, de una más de las muchas imposiciones cupulares que el grupo cercano al presidente toma para beneficio particular y no para quienes juran “haberse partido la madre por años” por el bien del partido.

La molestia que se sintió el día de ayer, fue creciendo a medida que se conocía la estrategia que va a implementar la dirigencia nacional tricolor, para evitar que alguien más se inscriba en el proceso interno de selección del candidato.

La medida, tiene como destinataria principal a Ivonne Ortega, ex gobernadora de Yucatán y ex secretaria general priista, quien ha manifestado públicamente en varias ocasiones su rechazo a que el PRI compita en el 2018 con un candidato que no sea producto de un proceso interno en donde participen activamente sus militantes.

Aquí la columna completa

¿Y si Meade exige Puebla para el PRI?

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, indica que nadie en el morenovallismo duerme tranquilo, quizá ni Martha Erika Alonso luego que el destape tricolor favoreciera a José Antonio Meade. La urgencia de allegarle votos que lo hagan competitivo levanta la sospecha de que el tecnócrata querrá ganar Puebla y que un modelo electoral donde el voto diferenciado es casi imposible, eso implicará que el PRI se sienta con derecho a que Moreno Valle le devuelva Casa Puebla.

Por supuesto que el ex gobernador va a querer convencer a Peña Nieto, Meade y Videgaray de lo contrario: que él puede operar para que el PRI gane la elección presidencial y al mismo tiempo el PAN pueda quedarse con la gubernatura. Pero ese escenario luce francamente absurdo en el marco de una elección concurrente en la que habrá poco diferenciado.

Moreno Valle no pudo hacer ganar a Peña Nieto el estado en 2012, y Videgaray siempre sospechó que el ex gobernador jugó doble, es decir, también operó para López Obrador. Por ello los primeros meses del peñanietismo fueron una tortura para el poblano pues excepto la puerta de Osorio Chong, todas las demás estaban cerradas. Especialmente las de Hacienda y Los Pinos.

Fue Meade el puente de plata para que Videgaray recibiera a Moreno Valle en su oficina de Palacio Nacional en una plática tensa, en la que el poblano le mostró los argumentos del por qué López Obrador se había impuesto en Puebla pese al operativo para desfondar a Josefina Vázquez Mota. La alquimia no funcionó porque los objetivos eran contradictorios: hacer ganar a unos candidatos del PRI a diputados federal, a otros del PAN, y por si fuera poco, hacer ganar a la fórmula tricolor al Senado y sacar como primera minoría.

La elección federal 2012 en Puebla fue un desastre para la alquimia electoral del morenovallismo. ¿Por qué habría de funcionar en 2018, cuando además se peleará la gubernatura, las 217 alcaldías y el Congreso local? Nadie le va a comprar ese discurso a Moreno Valle: tendrá que entregarle Puebla al PRI y para no sacrificar a su esposa, deberá enviar a otro al matadero.

Aquí la columna completa

Aquella Comida Privada con Meade en Palacio Nacional

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que Toño Torrado, presidente de 24 Horas, me invitó a comer con José Antonio Meade un jueves 4 de mayo en Palacio Nacional.

Entre otras plumas del diario, acudieron Enrique Campos (también co-conductor de Despierta con Loret), Alberto Latti (comentarista deportivo doblado de un brillante analista financiero), Dolores Colín (productora de López Dóriga en Radio Fórmula), José Ureña, Alberto Rueda, Lalo Salazar y otros más.

La comida fue en el Salón de los Secretarios, un espacio cargado de energía y poblado de retratos pintados de los más diversos titulares de la dependencia: desde Romero de Terrero, pasando por Plutarco Elías Calles, hasta Ortiz Mena, López Portillo y Pedro Aspe.

En la comida —privada, privadísima—, Meade, en mangas de camisa y corbata italiana, se mostró como alguien que se estaba preparando para ser gobernador del Banco de México.

Sólo dos de las muchas preguntas que le hicimos tuvieron que ver con la sucesión.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7

El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.

x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El destape en Puebla podría hacerlo Meade y traiciones en morenovallismo

La nueva sede del IEE Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El reparto de candidaturas del PRI y acusan cacicazgo en Atlixco

De renuncias que no ocurrirán y de cómo Lastiri pretende repartir el pastel tricolor Rodolfo ...