Inicio » En Otros Medios » En el PRI ya empezó la fiesta: hay que abrocharse el cinturón

En el PRI ya empezó la fiesta: hay que abrocharse el cinturón

Arturo Rueda/Tiempos de Nigromante/Diario Cambio

La fiesta en el PRI ya comenzó. La música la puso Alejandro Murat al renunciar al suculento cargo de director general del Infonavit, para enfilarse en pos de la gubernatura de Oaxaca. Previamente, Lorena Martínez, la titular de Profeco, anunció su salida del puesto para finales de año con el objetivo de hacerse de la candidatura por Aguascalientes. Si no es la “pinche señal”, significa que los aspirantes han decidido jugar en el límite del reglamento para presionar al partido, que en los hechos es presionar al Presidente para apresurar la designación de candidatos. Y si ambos, que eran parte de su gabinete ampliado, decidieron entrar en rebeldía, qué se puede esperar de otros aspirantes.

Manlio Fabio quiso jugar a lo institucional, a poner orden en la caballada. Su primera jugada en ese sentido fue crear un modelo para resolver las candidaturas en los 12 estados donde habrá elecciones. Ese modelo fue el pacto de unidad firmado por los cinco aspirantes de Durango —Leticia Herrera, Héctor Arreola Soria, Oscar García Barrón, Ricardo Fidel Pacheco y Esteban Villegas— en el CEN. Cualquiera que sea el ganador, los demás habrán de apoyarlo.

Pero antes de que Beltrones pudiera amarrar otros pactos de unidad, los aspirantes han comenzado a reventar la carrera de forma agresiva. En el cierre de campaña del candidato tricolor en la elección extraordinaria de Aguascalientes, la titular de Profeco armó un mitin con porras a su favor y abucheos a sus rivales delante las narices del presidente del CEN. Tanta es la osadía de Lorena Martínez que fue la primera en plantear su salida del organismo federal para presionar a su partido.

Pero el verdadero golpe lo dieron los Murat con la renuncia de Alejandro al Infonavit. Por la cercanía de su padre con Los Pinos —fue el negociador tricolor en el Pacto por México y en su casa se reunían los presidentes de los partidos— se interpretó como la “pinche señal” en Oaxaca. Pero parece que no: que no se trata de un destape, sino que el joven decidió irse al desierto porque nada más no veía claro y los movimientos de los ex gobernadores Ulises Ruiz —a través de Eviel Pérez— y de Diódoro Carrasco —a través de Gutiérrez Candiani del CCE— lo pusieron en alerta. Ahora la postulación en Oaxaca arde.

Para leer más dar clic:http://www.diariocambio.com.mx/2015/opinion/tiempos-del-nigromante/item/31618-en-el-pri-ya-empezo-la-fiesta-hay-que-abrocharse-el-cinturon

Sobre admin

x

Check Also

Qué negocio: estacionamientos caros y no responden por robos

Patricia Méndez/E-consulta Empresas de valet parking que evaden garantías sobre la seguridad de los vehículos, ...

Nuevo Sistema de Justicia dejará libres a 400 reos del penal de San Miguel

Edmundo Velázquez /Periódico Central El nuevo Sistema de Justicia Penal en Puebla abrirá la puerta ...