Inicio » En Otros Medios » Entre #LadyReportera y el sueño presidencial de @RafaMorenoValle

Entre #LadyReportera y el sueño presidencial de @RafaMorenoValle

Selene Rios Andraca /Dios en el poder/Periódico Central
 
 
Traigo tanto medicamento encima por mis patitas hinchadas que por Dios, hasta envidio a #LadyReportera. Hay días que tengo ganas que me carguen para ir a Los Troles, para aguantarlos, para regresar a casa y para que me escriban la columna.
 
Mi profunda identificación con la hoy exreportera de TV Azteca está ligada a que yo, al igual que ella, hubiera hecho lo necesario para evitar que mis Flexi se mojaran. Okei, broma de mal gusto.
 
El caso es que #LadyReportera era un tema para el chacoteo, para la memecracia, para el tren del mame. Cualquier postura por encima del chistorete tuitero/feisbuquero es, desde mi humilde opinión, un exceso. Porque la colega @LydiaCumming no agredió al gremio, no denigró la reporteadera ni puso en duda su ética periodística para informar.
 
Su error se limitó al permitir que un par de personas la cargaran para evitar que sus piecitos sufrieran los estragos de la tromba. Y ya.
 
La postura de TV Azteca de “despedirla” (y pongo comillas porque según algunos colegas, la chica es una novata que hacía sus pininos en la televisora y ni siquiera recibía una remuneración digna por sus servicios) es una muestra más de la prepotencia y la soberbia de la empresa, debido a que la reportera hizo su trabajo, cumplió con sus tiempos de entrega y se movió a los puntos ordenados. Como reportera no cometió error alguno, salvo un dejo de falta de profesionalismo.
 
En la imagen que hemos visto y rete visto, la reportera va sobre dos personas para esquivar un gran charco. No se ve a la reportera pidiendo dinero, amenazando a la gente o haciendo gala de su prepotencia. No es un video en el que la reportera exija a la pobre gente que la carguen porque es una representante de la televisora o demande algún trato especial por sentirse superior.
 
La foto es para el cotorreo. No para hacer un tsunami deontológico de periodismo.
 
En diciembre pasado, el director u conductor principal de Azteca en Puebla, Juan Carlos Valerio,  chocó en estado de ebriedad y aludió a sus influencias para librarse de la multa y de la detención. Todo está en video.
 
Por supuesto, la televisora no dijo ni pío. El simpático conductor tampoco. La empresa y su director se hicieron los locos y eso que el video superó las 50 mil reproducciones y en CENTRAL tuvo más de 100 mil visitas. Ni hablar de las reacciones en las redes sociales.
 
A diferencia de Juan Carlos Valerio, Cumming no puso en riesgo la vida de nadie, no presumió sus influencias, ni se escudó en el micrófono para evitar una multa de tránsito ni su detención.
 
Al menos, #LadyReportera tuvo la decencia de ofrecer disculpas públicamente por su bochornosa foto.
 
La hipocresía de Azteca Puebla es más lamentable y cuestionable que Juan Carlos Valerio librando una multa en perfecto estado de ebriedady que Cumming aferrada a los hombros de dos personas.
 
***
 
Hablando de charcos e inundaciones, el gobernador Rafael Moreno Valle tiene el tiempo encima si es que su sueño presidencial va en serio.
 
De 2012 a la fecha, el gobernador se ha ceñido a los protocolos presidencialistas pues jamás se ha atrevido a criticar a Enrique Peña Nieto o a cualquiera de sus acciones.
 
Para el 2018, Moreno Valle es el retador tanto al interior de su partido como hacia afuera, pero se rehúsa a asumir su papel opositor.
 
¿Cómo pretende ser el retador si nunca ha levantado la voz contra los excesos de Ricardo Anaya, el regreso de los Calderón o las travesías magisteriales y económicas del peñismo?
 
Moreno Valle preparó su discurso opositor desde el 2006 y lo cuajó en 2010. Hoy ya lleva dos años de retraso y si pretende aparecer en 2018 con cara de: Anaya abusó; Margarita Zavala nunca ha gobernado y el peñismo fue lo peor que le pasó al país, nadie le va a comprar su choro. Nadie.
 
O se pone los guantes y se sube a pelear o se resigna a un escaño en el Senado.
 
Uno de los pretextos del gobernador para no asumir su papel de retador es esperar una negociación con Peña Nieto, para que él decida con quién quiere perder en el 2018: con Margarita Zavala (y pasar el oso de regresarle el poder a Los Calderón); con Ricardo Anaya o con él.
 
Bastante osado el plan de Moreno Valle,pero como tiene pacto con el diablo mejor ya ni digo nada.
 
Miau.
 
 
 
 
 
 
 
 

Sobre admin

x

Check Also

Putrefacto, hallan cadáver de mujer en puente de La María

Joel Arcega/ElSol de Puebla Una mujer de aspecto indigente, fue hallada sin vida y en ...

Audi deposita por error bono a obreros y a través de un correo pide que “no gasten el dinero”

Jesús Viñas /Periódico Central La armadora alemana Audi de México depositó por error uno “bono ...