SEP reitera que no suspende trámites ni clases en Puebla por Covid-19
Refuerza Sedif medidas sanitarias en casas de asistencia. Foto: José Castañares – EsImagen / Archivo

Desde el 13 de marzo pasado, el Sistema DIF (Sedif) estatal, implementó diversas medidas preventivas por la contingencia sanitaria del Covid-19 en las casas de Ángeles, de la Niñez y del Adolescente, a fin de garantizar la salud de los menores.

Desde esa fecha, la Unidad de Asistencia Social y Salud del organismo, de manera conjunta con la Secretaría de Salud, capacitó al personal médico de dichos inmubles, con el propósito de establecer procedimientos de prevención, así como para otorgar consultas permanentes y por turnos en beneficio de las niñas, niños y adolescentes que están bajo protección del Sedif.

En estas casas de asistencia, ubicadas en el kilómetro 4.5 de la carretera federal a Atlixco, también se dotó al personal de cubrebocas, gel antibacterial y otros insumos higiénicos necesarios para cubrir las actividades cotidianas; se instaló un módulo médico para cubrir los accesos del personal y se limitó “totalmente” el ingreso de los diferentes grupos voluntarios, de servicio social y prácticas profesionales.

Asimismo, se reforzaron las acciones de limpieza y sanitización de las áreas comunes de los albergues, y se planearon una serie de actividades lúdicas y educativas reforzadas con talleres para todo el periodo que dure la contingencia.

En tanto, la Procuraduría de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Sedif, con el objeto de garantizar el interés superior de la niñez y su derecho a la salud, ha implementado un esquema de convivencia a través de llamadas telefónicas de las niñas, niños y/o adolescentes que tengan familiares, suspendiendo temporalmente las visitas.

Cabe mencionar que a pesar de la contingencia sanitaria, la Clínica de Prevención y Atención al Maltrato, el Centro de Mediación Familiar, el Departamento de la Defensa de la Infancia y la Familia y el Departamento de Adopciones, hasta el momento continúan laborando de manera normal de lunes a viernes de 9 a 18 horas.