16.8 C
Puebla
martes, mayo 18, 2021

La expulsión de Quezada del PRD y visita de Ochoa Reza a Puebla

-Publicidad-

Incertidumbre electoral

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que una de las causas que tiene prácticamente inmovilizados a los morenovallistas de Puebla es la incertidumbre sobre el futuro del llamado Frente Ciudadano por México (FCM), conformado por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano (MC).

Los morenovallistas no quieren formalizar aquí ningún acuerdo con las dirigencias del PRD, MC y el Partido Nueva Alianza (Panal), a sabiendas que todo lo que hagan estará sostenido con alfileres.

¿Qué municipios, distritos y posiciones negociará el PRD nacional, cuáles MC y Dante Delgado Rannauro, y cuáles el Panal si es que finalmente se suma al Frente Ciudadano por México?

Las negociaciones, ya de por sí complicadas, tienen que considerar la llamada cuota de género, lo que hace aún más difícil cualquier reparto de presidencias municipales y distritos locales y federales.

-Publicidad-

¿Qué partido, que no sea el PAN, llevará mano en la candidatura a la presidencia de San Pedro Cholula: el PRD de Roxana Luna Porquillo o Movimiento Ciudadano, cuyo alcalde José Juan Espinosa Torres, abandonó las filas de Dante Delgado para resplandor a López Obrador y a Morena?

Aquí la columna completa

La maldición del sol azteca

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que si algo le faltaba al decadente Partido de la Revolución Democrática es que cayera sobre su cabeza la maldición morenovallista.

- Publicidad -

Y eso fue exactamente lo que le sucedió el pasado fin de semana, cuando Carlos Martínez Amador —aún titular del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla— fue impuesto por un sector del PRD como el “nuevo” dirigente estatal de este partido, sustituyendo a Socorro Quezada.

Sin embargo, esa designación aún no ha sido avalada por la dirigencia nacional y como ayer lo expliqué en esta columna, puede ser impugnada por la serie de irregularidades cometidas.

Para nadie es un secreto que el paso de Martínez Amador por el Colegio de Bachilleres ha sido desastroso, su desinterés y desconocimiento por el sector educativo ha llegado al grado de desmantelar la dirección académica, despidiendo especialistas con posgrados y contratar a personal proveniente de Huauchinango con los que tenía pagos pendientes por favores políticos, pero que no tienen ninguna formación académica ni experiencia en el sector educativo.

La falta de compromiso con el sector académico provocado por los intereses del grupo de Luis Maldonado que considera al COBACH un bastión electoral y su caja chica —ni tan chica—, ha creado un muy mal ambiente de trabajo en donde la tensión se siente en cada rincón de los bachilleratos, lo cual ha llevado a incrementar en forma exponencial las demandas laborales, además de generarse en no pocas ocasiones roces y enfrentamientos con padres de familia y los mismos alumnos.

Aquí la columna completa

Visita de Enrique Ochoa decidirá si se releva a Jorge Estefan de la dirigencia del PRI

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que mañana estará en Puebla el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, en lo que podría ser el último acto público de Jorge Estefan Chidiac como líder estatal del tricolor, pues en el partido existe la versión extraoficial de ya está pactado el relevo del dirigente local. Si este se produce, se estaría mandando el mensaje claro de que el candidato presidencial será José Antonio Meade Kuribreña, toda vez que entre algunos grupos priistas siguen prendidas las veladoras a favor de Miguel Ángel Osorio Chong o José Narro, los titulares de Gobernación y de Salud, respectivamente.

Se sabe que Estefan tiene listas sus maletas para dejar Puebla e incorporarse al equipo cercano a Meade Kuribreña, quien a su vez ya estaría preparando su salida de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Hasta ayer se decía en los corredores del PRI que solamente hay dos candidatos para suceder a Jorge Estefan, en caso de que se produzca su renuncia: el ex candidato a gobernador Javier López Zavala y el senador Ricardo Urzúa Rivera.

Cualquiera de los dos llega bajo la lógica de que podrían ser factor de unidad entre los grupos del PRI, pero también existen fuertes objeciones. En general, en el tricolor persiste un malestar de las bases que difícilmente será sosegado por quien llegue a la cúpula del Comité Directivo Estatal del partido.

En el caso de Urzúa, se dice que en el Comité Ejecutivo Nacional priista se le ha visto como la mejor opción para encabezar al PRI por ser un político que no enfrenta diferencias, agravios, conflictos con las diferentes facciones del tricolor.

Aquí la columna completa

El Moreno Valle que Enrique Cárdenas mostró llevar dentro

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, indica que pésima señal envió la presunta mejor carta ciudadana poblana que ante el primer obstáculo se vuelve loco, hace berrinche y descalifica lo que apenas horas antes respaldaba.

Enrique Cárdenas Sánchez, ex rector de la Universidad de las Américas, terminó igual o peor que todo narcisista con aspiración de poder: “La democracia soy yo, la sociedad soy yo, sin mí Puebla no se salvará”.

Un arrebato de quien se supone usa la serenidad para el análisis.

En círculo rojo de Andrés Manuel López Obrador fue muy comentada la rabieta de Cárdenas. “De la que nos salvamos”, dijeron.

Enrique Cárdenas llegó con la invitación de participar en el proceso de elección del candidato a la gubernatura por Morena. Quemó sus naves periodísticas y académicas.

Aquí la columna completa

Seguridad pública; fatalidad cumplida

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, señala que corrían los primeros días del 2012.

Platicaba con un vecino que tenía apenas más de un año de llegar a radicar a Puebla.

Se trataba de un reconocido médico que había tenido que dejar su natal Tampico, huyendo de la insoportable inseguridad.

Extorsiones, cobros de derecho de piso, amenazas de secuestro y secuestros consumados entre varios conocidos del gremio, lo empujaron a buscar nuevos horizontes de vida en nuestro estado.

El crimen organizado era y es, la verdadera autoridad por esos lares.

Aquí la columna completa

Peña Nieto, el activo tóxico del PRI que reprueban 8 de cada 10

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, indica que en tiempos de destape, la clase política tricolor pondera la fortaleza política de Enrique Peña Nieto para conducir su propia sucesión basado en un supuesto crecimiento de la evaluación a su gestión como resultado del eficaz papel desempeñado durante la crisis de los terremotos en Chiapas, Oaxaca, Puebla, Morelos y CDMX.

Nadie sabe qué entiende por eficacia esa clase política, ni qué datos tengan, pero una rápida revisión a las encuestas señala que la imagen del mexiquense es simplemente desastrosa y no tuvo ninguna mejoría a partir de los terremotos. De hecho, no hay forma de mejorar la mala imagen que tiene entre los mexicanos.

En otras palabras: Peña Nieto es la infección del PRI, el virus que los tiene en la lona rumbo a la elección presidencial. Y eso, que en cualquier otro sistema político sería motivo para el surgimiento de un nuevo grupo que disputara la nominación, en el priismo es el respeto a la inveterada consuetudine de la institucionalidad para dejarle el monopolio de la decisión.

Con el dedazo del presidente hasta la ignominia, por más que ésta haga que se pierda la Presidencia, la mayoría de las cámaras y quién sabe cuántas gubernaturas de las catorce que le quedan al ex partidazo.

El PRI es un paciente enfermo y la enfermedad se llama Peña Nieto. En Puebla, por ejemplo, aunque la candidatura de Enrique Doger todavía es competitiva, el presidente es un lastre por su pésima imagen, pues el mexiquense es la autoridad peor evaluada según una encuesta de Mas Data.

Aquí la columna completa

Ochoa Reza ante la Imagen de un PRI Poblano Desangrado

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que este miércoles vendrá a Puebla Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, para escuchar el diagnóstico sobre la realidad política del estado de voz del brillante Luis Antonio Godina.

Ese encargo se le hizo en la célebre reunión en la que Ochoa Reza hizo severas críticas a la labor de algunos militantes de la zona VIP que insisten en vivir como en el Bronx.

La reunión será de lo más interesante, pues Godina, un profesional de altos vuelos, seguramente hará el análisis de la caída brutal que el PRI ha tenido en la entidad a partir de que Mario Marín Torres llegó a Casa Puebla.

Cómo olvidarlo.

Antes de Marín, el priismo poblano tenía un sprint insuperable, buenos reflejos y capacidad de reacción.

Aquí la columna completa

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -