jueves 24 de junio de 2021
17.8 C
Puebla
jueves 24 de junio de 2021

De la empresa Seguritech y el pleito Calderón-Moreira

-Publicidad-

Seguritech, el querubín

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, señala que Seguritech es el nombre de una empresa que genera muchos murmullos, pero de la que nadie quiere abiertamente hablar. Empezó en 1996 como una compañía que vendía alarmas vecinales y botones de pánico, de donde evolucionó a una empresa de seguridad que de la mano de los gobiernos mexiquenses se convirtió, en escasos 10 años, en un emporio nacional de telecomunicaciones, aeronáutica, defensa y construcción. Su fundador es Ariel Picker, que tiene 51 por ciento de las acciones, y sus socios son extraños: Gonzalo Miguel Adalid Mier, general retirado que trabajó en áreas de seguridad pública, que murió en 2013, tiene 30 por ciento de las acciones, y Alicia Rebolledo Terrazas, que tiene 19 por ciento, es una notaria pública en Veracruz. Como Tecnoradio SA de CV, Seguritech es una empresa ligada al poder sumergida en la opacidad, aunque a diferencia de la primera, el que su campo de acción sea la seguridad evita que sus contratos sean públicos.

Personas que han seguido su vertiginoso crecimiento recuerdan que Picker se relacionó con el entonces gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y con varios miembros de su equipo. El más conocido, al haber sido puesto al descubierto hace dos domingos por la revista Proceso, es David Korenfeld, exdirector de Conagua, que fue quien lo impulsó a la diversificación de negocios de Seguritech al entregarle contratos hidráulicos. Korenfeld fue más que eso, dijo uno de los que los conocen, porque a través de él Peña Nieto, como gobernador y después como presidente, estableció una relación directa con la poderosa comunidad judía en México. Picker gozaba de la confianza de Peña Nieto y su equipo cercano, aunque el volumen más importante de sus contratos, en función de montos, se ha dado con el gobierno de Eruviel Ávila.

Seguritech era una empresa modesta que creció apresuradamente. De un negocio concentrado en la Ciudad de México y el Estado de México, en la última década amplió sus relaciones comerciales a otros 20 estados, en donde ha instalado la mayoría de los centros de seguridad conocidos como C2 (que hace monitoreo de videovigilancia), los C4 (centros de Comando, Control, Comunicación y Cómputo), y los C5 (centros de Comando, Control, Comunicación, Cómputo y Calidad). Todos los contratos, por la razón del campo que toca, han sido por adjudicación directa. Este tipo de procedimiento no habría despertado sospecha en la industria, de no ser porque concentran cerca de 80 por ciento de todas las adjudicaciones directas que ha dado el gobierno de Peña Nieto en materia de seguridad, según cálculos de los expertos, y por la forma como se entregan.

En la industria se quejan del favoritismo con el que, a su juicio, se manejan los contratos con Seguritech. “Cuando llegan a un estado, prácticamente tienen el contrato asignado”, dijo un ejecutivo de una empresa de seguridad, que citó el caso de un gobierno que llevaba apenas dos meses en funciones y que entre sus primeras acciones fue dar todas las asignaciones directas en materia de seguridad a la empresa. Picker, por otra parte -señaló una persona que conoce la forma como se realizan estos negocios-, sólo los concreta con quienes gobiernan en los estados. “Su fuerza no está en Korenfeld o en el Estado de México -añadió otra persona que conoce los vínculos de Picker con el círculo íntimo de Peña Nieto desde hace tiempo-. La fuerza proviene de alguna oficina en Los Pinos”.

No está claro en la industria quién es su padrino dentro del círculo peñista, donde han mostrado una proclividad para establecer relaciones políticas o empresariales que se adentran en el conflicto de interés. Pero la certeza de que no hay otro lugar de donde podría tener el apoyo para que los gobiernos estatales vean a Seguritech como una empresa preetiquetada y le entreguen adjudicaciones directas, proviene de la facilidad como ha hecho negocio durante estos años. De la misma manera, la tensión que se ha dado en las últimas semanas ante las señales de cuando menos cinco gobierno estatales que quieren demandar a la empresa y a su principal accionista por contratos inconclusos o funcionamiento parcial, sugiere que por encima de Picker hay personeros tan poderosos que puedan estar inhibiendo a varios gobernadores a tomar acciones en su contra.

Aquí la columna completa

Cosas que no se entienden

-Publicidad-

Leo Zuckermann en su columna Juegos de Poder, publicada en Excélsior, indica que hay cosas que de verdad no se entienden. Por ejemplo: ¿quién y por qué invitó al exgobernador Arturo Montiel a la toma de posesión de Alfredo del Mazo como candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México? Qué barbaridad. Germán Dehesa debe estar revolcándose en su tumba, pensando lo bien que ha de haber dormido Montiel por el apapacho que le dieron sus colegas priistas al recibirlo en tan importante evento político.

Es un escándalo. ¿Por qué? Recordemos que antes de la joven generación de gobernadores abusivos y corruptos del PRI como Duarte de Veracruz, el otro Duarte de Chihuahua, Medina de Nuevo León o Borge de Quintana Roo estuvo, en primera línea, Arturo Montiel representando a lo peor del tricolor. Fue nada menos que otro priista, Roberto Madrazo, el que destapó, en el noticiero de Joaquín López-Dóriga, la gran fortuna del gobernador del Estado de México, su contrincante en la elección interna de candidato presidencial de 2006. Sus propiedades, las de su esposa y familiares cercanos. Luego, cual hongos, aparecieron las lujosas mansiones en Metepec, Las Brisas, Careyes, Francia y España.

¿Y quién se encargó de taparle las espaldas a Montiel para que no le pasara nada? El hoy presidente Peña, quien lo sucedió como gobernador del Estado de México. Peña formó una Fiscalía Especial para investigar la fortuna de su antecesor. El Ministerio Público investigó y, de acuerdo a sus conclusiones, la Procuraduría de Justicia del Estado de México resolvió que no había existido “incremento al patrimonio” de Montiel durante su gestión como gobernador y por tanto recomendaron “el no ejercicio de la acción penal”. De esta forma, Peña exoneró a su padrino, el que lo catapultó en la política, el que lo escogió para que fuera candidato a la gubernatura, plataforma para eventualmente utilizó para convertirse en candidato presidencial del PRI.

Hoy el partido tricolor está en la lona. Sus números son abismales. Tiene una probabilidad muy baja de ganar otra vez la elección presidencial en 2018. La razón principal de la debacle priista es la percepción de una gran corrupción de los gobiernos de este partido. El electorado está cansado de gobernantes que salen del poder con una riqueza tan monumental como inexplicable. Montiel es ejemplo de eso y los priistas, en lugar de esconderlo, de pedirle que no se aparezca a cinco kilómetros a la redonda de un acto partidista, lo llevan a festejar poniéndolo en primera fila. Son cosas que de verdad no se entienden.

Como no se entiende el spot de televisión que lanzó el PAN en la elección del Estado de México. Un par de delincuentes armados se sube a un transporte público para asaltar a los pasajeros. “Ni se quejen que seguro votaron por el PRI”, dice uno de los ladrones blandiendo su pistola y recogiendo las pertenencias de las víctimas. “¿Qué han recibido ustedes? ¿Despensa? A ustedes no les va tocar ni relojes ni casas ni coches. Ellos son los privilegiados, los que gobiernan, a ustedes sólo los usan en las elecciones. Aquí asaltamos parejo, no importa el partido.” Al descender del microbús, el asaltante se detiene y regresa para concluir: “El PRI también se olvidó de ustedes.” Luego una voz en off remata: “Porque sí se puede un mejor Estado de México, PAN”.

Aquí la columna completa

Calderón y Moreira; “¡pleito de comadres!”

- Publicidad -

Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político, publicada en Milenio, señala que el espectáculo es penoso. Apenas digno del circo que suele acompañar a los procesos electorales mexicanos.

Y es que al calor de la “pepena” de votos, en Coahuila se enfrascaron en feos “dimes y diretes” el ex presidente Felipe Calderón y el ex gobernador y ex jefe nacional del PRI Humberto Moreira, quienes al mejor estilo del “pleito de comadres” se dijeron de todo.

Calderón dijo que “los Moreira” terminarán en prisión, “una vez que el PAN gane en Coahuila”, en alusión a graves señalamientos de presunta complicidad criminal de los Moreira.

A su vez, Humberto Moreira enseñó no solo “el cobre”, sino el talante de “fajador callejero” y acusó a Felipe Calderón de una larga lista de insultos y ofensas indignas de un ex presidente.

Moreira dijo que Calderón “usurpó” la Presidencia en 2006 y comparó al ex presidente con “Victoriano Huerta, por borracho, ratero, usurpador, hocicón, represor y asesino”.

Aquí la columna completa

Valiéndoles madre

-Publicidad-

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que se disfrazaron de ellos mismos. Florestán

La idea original de que el entonces Instituto Federal Electoral, hoy Instituto Nacional Electoral, fuera un organismo de ciudadanos, quedó muerta en cuanto se secó la tinta de su decreto.

Es verdad que hubo una primera generación ciudadana, pero, salvo excepciones, ese manto cubría ambiciones políticas partidistas de todos los colores y el IFE quedó en manos de los partidos cuyas bancadas legislativas se los repartieron en cuotas, como sigue ocurriendo hoy que estamos a tres días de que los diputados elijan a los relevos de Beatriz Eugenia Galindo Centeno, Arturo Sánchez y Javier Santiago Carillo que terminan su mandato el próximo martes, pero la decisión debía estar tomada este viernes de acuerdo con la convocatoria, lo que ya no les dio.

Y no es que esto de los tiempos constitucionales preocupe a los diputados. Baste recordar que dejaron al IFE sin tres consejeros durante 13 meses, de octubre de 2010 a diciembre de 2012, cuando designaron a Lorenzo Córdova, María Marván y Sergio García Ramírez, que a los dos meses renunció y se llevaron otros seis meses para elegir a su sucesor, y así en otros casos. El hecho es que, por sus intereses, los diputados nunca han elegido en tiempo a los consejeros del ahora INE porque el tema dejó de ser ciudadano para convertirse en posiciones políticas de los partidos.

Esta vez no será la excepción.

Aquí la columna completa

Corral no aprende

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que luego de ser pescado in fraganti jugando golf mientras Chihuahua sufría por la violencia, el gobernador Javier Corral se dedica ahora a echar culpas. Ayer estuvo en road show mediático para defender su imagen, sin darse cuenta de que el problema de origen sigue ahí: enfoca sus energías en sí mismo, cuando debería atender la situación de inseguridad que le ha metido en líos. Eximirse de responsabilidad, nos dicen, es el estilo que le ha caracterizado; ni una pizca de autocrítica. Ser analista de medios no es parte de las tareas fundamentales de un gobernador, para eso se requieren otros talentos.

Calderonismo en el Senado se suma a Margarita

Nos dicen que este martes varios senadores del PAN definirán su apoyo rumbo al 2018 hacia Margarita Zavala. Nos detallan que varios senadores han dado el sí a Zavala y empiezan a tomar posiciones relevantes en su equipo. Hoy mismo Zavala sostendrá una comida con algunos de sus nuevos apoyos y otros senadores que eventualmente podrían integrarse. Nos adelantan que en el equipo de Zavala estará su cuñada, María Luisa Calderón Hinojosa, Cocoa, como coordinadora con ex funcionarios; la senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, quien se hará cargo de la coordinación de mujeres; Sonia Mendoza, enlace con senadores en general, mientras que Jesús Santana será enlace con los senadores del PAN. Agregue usted, nos afirman, a Roberto Gil Zuarth y a Ernesto Cordero en la operación política. Estos legisladores y otros que se sumen, compartirán hoy la sal y el pan con ella, en pos de la candidatura presidencial para la esposa del ex presidente Felipe Calderón.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que esta semana el ex diputado y ex dirigente del PRI César Augusto Santiago presentará “una corriente para prestigiar la política”, pues a su consideración es la hora en que el tricolor debe estar del lado de la gente y no del gobierno federal.

La plataforma que lanzará el chiapaneco exigirá cuentas al presidente Enrique Peña Nieto sobre los avances de la reforma energética y nada de esto parecería extraño si no fuera porque el ex abogado general de la Comisión Federal de Electricidad y su entonces jefe, Francisco Rojas, renunciaron a sus cargos precisamente por oponerse a la apertura, por lo que acabaron en la congeladora priista.

Que los líderes de los diputados federales del PRI, César Camacho; del PAN, Marko Cortés, y del PRD, Francisco Martínez Neri, destaparon sus primeras cartas para ocupar los tres asientos en juego en el Consejo General del INE, pero sorpresivamente no había un solo nombre de mujer entre esos naipes.

El problema es que, por cuestión de cuota de género, al menos una dama debe formar parte de la terna final y, en consecuencia, alguien debe sacrificar su primera opción y recurrir al plan B para avanzar en las negociaciones.

Que será hoy cuando el único aspirante a ocupar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Álvaro Augusto Pérez Juárez, exponga a 78 magistrados su plan de trabajo para los próximos 21 meses.

Aquí la columna completa

 

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -