Jueces federales en materia administrativa y laboral rechazaron asumir la impugnación de María Amparo Casar, presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) en contra del cese de la pensión irregular por viudez que cobró a Pemex durante 20 años.

Rodrigo de la Peza, Juez Noveno de Distrito en Materia Administrativa, no dio a trámite dicho amparo y retornó el expediente al juez Ricardo Guzmán Wolffer. Aunque el segundo, juez Sexto de Distrito en Materia de Trabajo, ya había declinado del caso el pasado 9 de mayo.

De acuerdo con Guzmán Wolffer, el caso no tiene una naturaleza laboral, pues la relación entre la pensionada y Pemex es de carácter administrativo, ya que la petrolera tiene carácter de autoridad y no solo patronal. Sin embargo, este mismo juez estableció un plazo de 24 horas a Petróleos Mexicanos (Pemex) para reintegrar la pensión de Amparo Casar.

Esto, luego de que la demandante señaló que sin la pensión se quedaría sin sustento. Argumento que desmintió el presidente Andrés Manuel López Obrador al informar que, de acuerdo con información pública del SAT, Amparo Casar gana 270 mil pesos mensuales de MCCI.

“Además mintiendo que no había una denuncia que sí la hay como lo dio a conocer la Fiscalía (FGR) el día de ayer, y segundo, de que si le quitaban esa pensión no iba a tener para su sustento, cuando la pensión se le suspendió creo que en febrero. Sin embargo, se ampara hace poco, estuvo como dos, tres, cuatro meses sin hacer ningún trámite, es hasta que se da conocer que ella acude al amparo y a la denuncia”.

Andrés Manuel López Obrador

Pemex impugna pensión de Amparo Casar

Por su parte, Pemex interpuso un recurso para impugnar la resolución ante un tribunal colegiado, quien resolverá en 48 horas. Mientras que la Fiscalía General de la Republica (FGR) investiga a Amparo Casar, a sus hijos y a funcionarios de la petrolera por presunta corrupción.

Esto, porque de acuerdo con la denuncia de Pemex, Amparo Casar recibe una pensión irregular que, hasta el momento suma 31 millones de pesos. Se trata de una pensión por la muerte de su esposo en 2004 que se justificó por ser consecuencia de actividades de trabajo en Pemex.

Sin embargo, el esposo de Amparo Casar no falleció por ello, sino derivado de un suicidio que cometió en instalaciones de Pemex, donde trabajaba.

En el caso de que Guzmán Wolffer vuelva a rechazar su competencia, será un Tribunal Colegiado quien resuelva a que materia corresponde. Sin embargo, este proceso de conflicto competencial podría durar varias semanas

incendios forestales