Por censo “a medias”, poblanos quedan fuera de apoyos de Bienestar federal
Por censo “a medias”, poblanos quedan fuera de apoyos de Bienestar federal. Foto: Archivo

Habitantes de la capital poblana señalaron que no fueron censados para los programas de Bienestar, lo que los dejó molestos porque no pueden acceder a los apoyos derivados de dicho estudio, como créditos a negocios sin asegurados y a discapacitados.

De acuerdo con un sondeo realizado vía telefónica por este medio a 21 personas de diferentes colonias de la capital y su periferia, el 52 por ciento señaló no haber recibido la visita de los llamados «servidores de la nación», mientras que el 48 por ciento restante que sí fue visitado, solo la mitad indicó que tuvo un seguimiento y cuenta con algún programa de la Secretaría de Bienestar federal, como el de las Personas Adultas, Personas Discapacitadas, Tandas para el Bienestar o el de Madres Trabajadoras, derivado de esa visita.

En contraste, los apoyos que sí tienen son las becas Benito Juárez, para alumnos de primaria a preparatoria y, en algunos casos, el de Jóvenes Construyendo el Futuro, pero no son resultados del censo de los «servidores de la nación«, pues estos programas se vinculan a través de las escuelas y centros de trabajo.

“Mario”, quien tiene una refaccionaria en la calle Morelos de la colonia Leobardo Coca, resaltó que no ha podido acceder al Crédito a la Palabra de 25 mil pesos porque en su domicilio no realizaron el censo el año pasado.

Agregó que acudió a las oficinas de la delegación de la Secretaría de Bienestar de Puebla, ubicadas en la colonia Huexotitla, donde una de las recepcionistas le dijo –después de formarse en la planta baja– que “todo” era por internet y le dio la información de la convocatoria que hizo el IMSS para las empresas con asegurados, pero al ingresar a la página –ya en su casa–, se dio cuenta que no cumplía los requisitos.

Posteriormente, habló al 800 639 42 64 que dicha secretaría ha promocionado para atender dudas de los ciudadanos y fue remitido nuevamente a las oficinas que ya había acudido, lo que mencionó, pero le indicaron que en estos momentos no había una convocatoria para negocios sin asegurados y solo se estaba apoyando “a los censados”.

La misma situación la padece “Juan”, dueño de una cocina económica, localizada cerca del Parque Ecológico, quien tampoco recibió la visita de los servidores. Agregó que por la pandemia, acudió a la Secretaría de Bienestar a finales de abril para solicitar el apoyo, pero le dijeron que para poder acceder a las “tandas” debía iniciar el proceso y esperar ocho meses para obtener alguna respuesta.

“Son descorteces, no te orientan y solo te desaniman”, indicó.

Hay que recordar que la Secretaría de Bienestar informó que realizó el censo a través de sus delegaciones en cada estado, entre octubre de 2018 y abril de 2019. En el país, participaron 17 mil 860 “servidores de la nación”.

Azumiatla, una junta auxiliar censada “a medias”

En San Andrés Azumiatla, una ama de casa que vive en la calle principal, del Barrio de San Nicolás, destacada por ser una de las zonas de mayor marginación en la periferia de la capital, detalló que los encuestadores no acudieron a su domicilio ni al de sus vecinos.

En cambio, otra habitante de dicha junta, pero que radica en la calle Benito Juárez, mencionó que, en efecto, no acudieron a todas las calles pero a la suya sí, donde fue cuestionada sobre su situación económica y sobre si su familia recibía algún apoyo gubernamental.

Señaló que familiares y vecinos han solicitado apoyos a madres trabajadoras y de adultos mayores, pero desde la encuesta, no han vuelto a ser contactados.

De igual forma, “María” de la colonia Geovillas Santa Clara –de la Reserva Territorial Atlixcáyotl, que pertenece al municipio San Andrés Cholula– mencionó que en su calle y en las aledañas nunca pasaron a censar los “servidores de la nación”, pese a que madres trabajadoras requieren apoyos, así como hay negocios familiares dentro de la unidad habitacional que también requieren los créditos.

En tanto, una exvoluntaria del censo en la zona metropolitana de Puebla, cuyo nombre quiso en el anonimato, comentó molesta que hubo “poca coordinación, una mala dirección y se hizo a medias” por parte de la delegación de Bienestar.

“Servidores de la nación y directivos presentaron en el nuevo registro el padrón del Programa de Inclusión Social Prospera, el cual tenía anotadas a personas que no requerían del apoyo y además estaba desactualizado”.

«No se hizo bien el trabajo y se dirigieron a los vocales para pedir los padrones, con la anuencia de altos mandos de la delegación», mencionó.

Poca capacitación en las oficinas de la delegación

Por su parte, “Lupita”, de San Baltazar Campeche, destacó que –además de que los “servidores de la nación” no pasaron por su calle, Vicente Guerrero, a realizar el censo– constantemente ha acompañado a sus conocidos a realizar estos trámites, como es el caso de una señora de la colonia Patrimonio de Puebla, quien desde el 2019 ha tenido que acudir cada dos meses a la Secretaría de Bienestar para verificar si ha avanzado su proceso en el programa para adultos mayores, el cual no se ha concretado.

Consideró que en la delegación no están «muy capacitados», destacando la poca coordinación en sus procedimientos internos, pues resaltó que cuando acompañó a un adulto mayor (cuyo nombre no quiso precisar) a verificar el avance del mismo trámite, en la mesa de información de la entrada les advirtieron que por el momento «no darían apoyos» por falta de recursos, pero al ingresar, las trabajadoras sociales les informaron que ya tenía acumulados dos pagos.

En cambio, una mujer que habita en la colonia Barranca Honda de la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan, aseguró que ahí sí realizaron el censo y que, al contrario de otras zonas, ella recibió en septiembre del 2019 la “Tanda del Bienestar”, por lo que para este año espera que se la renueven.

Por su parte, Jorge de 60 años, quien vive en la Plazuela del Carmen, ubicada en la colonia Plazas Amalucan, al nororiente de la capital, precisó que los “servidores de la nación” no acudieron a su colonia por ser una zona de clase media, aunque resaltó que ese no es motivo para no haber acudido a realizar la encuesta.

También, mencionó que el programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad tiene errores, ya que es un apoyo enfocado a jóvenes de hasta 29 años, siendo que su hermano (de 60 y con discapacidad) no ha podido acceder al mismo ni al de adultos mayores, pues éste requiere de una edad mínima de 68, por lo que no podrá recibir ayuda durante este sexenio.

Van a la delegación desde abril de 2019 y no hay respuesta

Una situación similar compartió “Angélica”, madre de una joven de 18 años con discapacidad, que vive en la calle 3 de Octubre de la junta auxiliar de Santa María Xonacatepec, pues no pasaron a realizar el censo a su domicilio.

Al precisar que su hija padece de una parálisis cerebral, explicó que en abril del 2019 acudieron a la sede de la Secretaría de Bienestar en Puebla para pedir el apoyo; le tomaron sus datos y dijeron que esperara el censo en los próximos meses, lo cual nunca ocurrió.

Posteriormente, volvió a acudir con su hija en noviembre de ese año y la volvieron a anotar. “En la delegación no se dan cuenta del esfuerzo que representa ir con ella por su discapacidad, no obstante ella es una chica muy emprendedora y valiente; ya está terminando la prepa”.

Finalmente, fue a las oficinas en marzo de este año y solo le informaron que su hija no estaba registrada, cuando ya había ido con su hija para que “la vieran” dos veces antes, por lo que le indicaron que tenía que iniciar el proceso y volver a esperar.

“Todavía la trabajadora social me dijo que no era seguro que nos dieran el apoyo, ya que el padecimiento de mi hija no era tan grave», acusó.

“Me dijo que habían situaciones que la Secretaría de Bienestar federal no previó, como que hubieran tantas personas con discapacidad”.

Lo anterior pese a que el objetivo del censo era determinar la cantidad de posibles beneficiados del Programa Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad.

En cambio, la madre entrevistada resaltó que su cuñado, que habita en la colonia La Gloria y que cuenta con discapacidad, recibió la ayuda desde diciembre del 2019.

Becas Benito Juárez, de los programas más sólidos

Agregó que también se les negó la beca Benito Juárez, pese a que en su momento «cumplían» con los requisitos. La respuesta por parte del Colegio de Bachilleres fue que ellos solo fungían como un vínculo y que la información había sido enviada al gobierno federal, el cual no dio respuesta, aunque también reconoció que estaba terminando el tercer grado el año pasado.

Las becas Benito Juárez son uno de los programas más sólidos, pues colonos de La Pedrera, de la capital, Santiago Momoxpan, de San Pedro Cholula, de la zona territorial de Atlixcáyotl, de San Andrés Cholula, y del fraccionamiento San Miguel, de Cuautlancingo, indicaron que sus familiares lo reciben. 

De acuerdo con la coordinadora nacional de Becas para el Bienestar Benito Juárez, Leticia Ánimas Vargas, la Beca de Educación Básica llega a 212 mil 823 familias en Puebla, de un total de un millón 536 mil 718, lo que ubica a la entidad en el tercer lugar nacional.

El pasado 13 de mayo, el coordinador general de Programas para el Desarrollo de la Secretaría de Bienestar, Gabriel García Hernández, aseguró que en los seis meses que duró el censo aplicaron 55 millones de cuestionarios en todo el país, cifra que, aseguró, fue superior a los que el Inegi levanta cada cinco años.

Cabe mencionar que antes del cierre de este reportaje, Ángulo 7 supo que directivos de la delegación de Bienestar de Puebla ofrecen los créditos de 25 mil pesos para negocios familiares a sus conocidos o a operadores vinculados con Morena, cercanos a la edil Claudia Rivera Vivanco.

De acuerdo con datos de Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Puebla, poco más de 6 mil empresas se contemplaron para ser beneficiadas por el programa de Créditos Solidarios a la Palabra, en tanto, la Secretaría de Bienestar (cuyo coordinador en Puebla es Rodrigo Abdala Dartigues), prevé conceder 41 mil 665 apoyos de 25 mil pesos a negocios familiares en Puebla, que registró en su censo.

En la entidad, el Censo del Bienestar, instrumento del gobierno federal para identificar y registrar a beneficiarios de programas sociales, prioriza a los municipios de las sierras Norte y Negra, pues son parte de los 623 a nivel nacional donde la mitad o más de la población es indígena.

La Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, del gobierno federal, apoya a 800 mil 201 mexicanos, de los cuales 508 mil 771 niños y jóvenes, 201 mil 545 adultos de zonas urbanas marginadas y 90 mil 946 adultos indígenas.

La Secretaría del Bienestar tiene registro de 8 millones de personas que reciben directamente las Pensiones a los Adultos Mayores, que ascienden a 2 mil 620 pesos bimestrales; de los beneficiarios, 4.7 millones cobran a través de una tarjeta bancaria y 3.3 millones por pago en efectivo.