Piden que bufete jurídico de BUAP también atienda problemáticas sociales
Piden que bufete jurídico de BUAP también atienda problemáticas sociales. Foto: Ángulo 7

Ante la iniciativa de la BUAP de poner su bufete jurídico para dar asesorías contra el reemplacamiento, colectivos y catedráticos criticaron que sólo lo haga para ello y pidieron que también atienda otros asuntos sociales como feminicidios o temas ambientales.

Gerardo Pérez Muñoz, integrante del colectivo Hermanos Serdán, juzgó que dicho servicio no se ponga a disposición de familiares que han sufrido por feminicidios o desapariciones, en el cual también podrían participar antropólogos y psicólogos.

«Nos parece ridículo que el señor rector, por el reemplacamiento ponga a disposición de la gente en bufete jurídico. ¿Y a los que defienden el aire y la vida, cuando lo va a poner a su disposición?», comentó.

Indicó que Esparza Ortiz no debería envolverse «en la bandera de la autonomía», pues aseguró que esta facultad no debe entenderse como un «encerramiento», esto, luego de que el rector ha usado dicha bandera para evitar que la Auditoría Superior del Estado (ASE) investigue el uso de recursos.

Por ello, presentaron una carta en el edificio Carolino dirigida al rector, a quien plantearon que la institución debe enfocarse a temas más prioritarios como los llamados “proyectos de muerte”, despojos territoriales, esclarecer asesinatos de ambientalistas o el cambio climático, y que deberá ser respondida en un plazo de 15 días.

Comentaron que la falta de sensibilidad de la universidad con respecto a otras problemáticas son prácticas que debieron concluir en el morenovallismo, tras la suma a las quejas y opacidades de la BUAP bajo la administración de Esparza Ortiz, quien el pasado 30 de enero se burló de la falta de agua en la preparatoria Benito Juárez García, ubicada en la Angelópolis, ofreciendo como solución regalarles cubetas.

También destacan las intimidaciones que han padecido los trabajadores de la universidad, uno de ellos el caso de Gerardo Ramírez Avendaño, quien fue amenazado con negar el aumento a los trabajadores si no desistía de su demanda contra el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (Sitbuap).