Programa de radio 22 Mayo
Evaluación cualitativa en SNI, pero justa, evitaría ciencia burocratizada
Evaluación cualitativa en SNI, pero justa, evitaría ciencia burocratizada. Foto: Especial

La evaluación cualitativa para ingresar, permanecer o ascender en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) evitaría más investigación “burocratizada” en México, aunque las comisiones dictaminadoras deben asegurarse de no incurrir en decisiones discrecionales como en el pasado.

Así lo expusieron investigadores poblanos, miembros del SNI, en entrevista con Ángulo 7 para conocer sus puntos de vista y propuestas de aplicación de las modificaciones al reglamento de dicho sistema, vigentes a partir del 11 de agosto de 2022.

Por lo que respecta a las oportunidades, dos académicos de la BUAP, quienes pidieron la gracia del anonimato, expusieron que, en México, la investigación académica y la producción científica se han vuelto actividades rígidas y burocráticas, reacias al cambio.

Lo anterior, en virtud de que el SNI dio más importancia a la evaluación cuantitativa de sus miembros, es decir, a exigirles que comprobaran la publicación de una determinada cantidad de artículos, tesis o libros al año, a pesar de que estos no manejaran la misma línea de investigación o no aportaran un beneficio a la sociedad.

SNI privilegiaba cantidad sobre calidad

A decir de los entrevistados, con el reglamento antiguo, se solicitaban a los miembros del SNI tener, por lo menos, tres artículos científicos publicados en un año.

“Si tú querías pasar a otro nivel, te pedían más cantidad de cosas, pero la calidad siempre se fue soslayando”, apuntaron.

Aprovechando la exigencia principalmente cuantitativa, miembros del SNI con cargos en la administración pública, por ejemplo, han mantenido sus apoyos económicos por aparecer cada año en artículos o libros colectivos, los cuales derivan de investigaciones donde sólo participan de manera marginal.

Comisiones evaluarán aportes de trayectoria

Ahora, el nuevo reglamento, en su artículo 12, indica la comisiones dictaminadoras evaluarán la trayectoria docente, académica y profesional de quienes soliciten ingreso, permanencia o promoción en el sistema, tomando en cuenta sus aportes al fortalecimiento al fortalecimiento de la comunidad humanística, científica, tecnológica y de innovación.

Los investigadores también deben comprobar que su trabajo tenga beneficios sociales y contribuya al avance del conocimiento universal “mediante el impulso a la investigación de frontera y la ciencia básica en alguna de las áreas del conocimiento, el desarrollo de tecnologías estratégicas de vanguardia e innovación abierta para la transformación social, o la atención de problemas nacionales, preferentemente en el marco de los Programas Nacionales Estratégicos que impulsa el Conacyt“, indica el reglamento.

Las comisiones –precisa el artículo– estarán integradas por miembros del SNI y se conformarán con base en el número de solicitudes recibidas cada año para las siguientes áreas de conocimiento:

  • Físico-Matemáticas y Ciencias de la Tierra;
  • Biología y Química;
  • Medicina y Ciencias de la Salud;
  • Ciencias de la Conducta y la Educación;
  • Humanidades;
  • Ciencias Sociales;
  • Ciencias de Agricultura, Agropecuarias, Forestales y de Ecosistemas;
  • Ingenierías y Desarrollo Tecnológico, y
  • Interdisciplinaria

Al respecto, los investigadores que ven oportunidades de progreso con el nuevo reglamento del SNI recordaron propuestas como la creación de la tinta indeleble, que partió de una metodología específica impulsada por un integrante del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y que tuvo un producto final, que ha beneficiado a la población.

Sostuvieron que ese es un ejemplo claro para lo que deben servir los estímulos del SNI, que tengan un impacto económico o social real, es decir, que no se limite la investigación únicamente a la descripción de problemas, sino también a su resolución.

Advierten riesgo de arbitrariedades

Por lo que respecta a los académicos que perciben riesgos en las nuevas reglas del SNI, el investigador José Manuel Ramos Rodríguez advirtió que se pueden cometer arbitrariedades en las evaluaciones debido a que los comités se van a integrar con base en una insaculación o sorteo.

Lo anterior está expuesto en el artículo 14 del reglamento, el cual dice que las comisiones dictaminadoras estarán conformadas de manera paritaria por 15 integrantes del SNI, de los niveles 1, 2 y 3, cuya distinción concluya al menos un año después de la fecha de publicación de la convocatoria.

Ramos Rodríguez consideró que podría haber arbitrariedades, ya que aseguró que las comisiones estarían integradas por evaluadores que aplicarían criterios subjetivos para designar a los beneficiarios.

En cuanto a preponderar lo cualitativo sobre lo cuantitativo, reconoció que es un concepto que suena bien en la teoría, sin embargo, apuntó que aún no hay una claridad respecto a su aplicación.

Sostuvo que la prelación basada en la producción cuantitativa generaba un criterio más objetivo, exento de arbitrariedades.

En otro orden de ideas, el académico indicó que el gobierno federal quitó estímulos a los investigadores de instituciones privadas, lo que calificó como una decisión basada en posturas político-ideológicas.

De acuerdo con lo indicado por medios nacionales, en 2020, el Consejo del SNI reformó su reglamento para que los investigadores de universidades particulares ya no recibieran el estímulo económico.

Producto de lo anterior, se presentaron diversos amparos, que un año después la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como procedentes.

Cabe agregar que, con base en el artículo 34 del nuevo reglamento, los apoyos económicos en el SNI estarán sujetos a la disponibilidad presupuestaria.

¿Cuánto reciben de apoyo los miembros del SNI?

Remarca que se repartirán a los integrantes del sistema que tengan como actividad principal el desarrollo y fortalecimiento de la investigación humanística o científica, el desarrollo tecnológico o la innovación, y que estén adscritos a alguna institución pública de educación superior o centro de investigación de sector público en México.

Abunda que los montos de los estímulos se regirán por el valor mensual de la UMA, de acuerdo con la siguiente tabla para cada categoría y nivel:

  • Candidato(a) a Investigador(a) Nacional: tres veces el valor mensual de la UMA , es decir, 8 mil 659 pesos
  • Investigador(a) Nacional nivel 1: seis veces el valor mensual de la UMA, lo que equivale a 17 mil 319 pesos
  • Investigador(a) Nacional nivel 2: ocho veces el valor mensual de la UMA, es decir, 23 mil 92 pesos aproximadamente
  • Investigador(a) Nacional nivel 3: catorce veces el valor mensual de la UMA, equivalente a 40 mil 412 pesos
  • Investigador(a) Nacional Emérito: catorce veces el valor mensual de la UMA, es decir, 40 mil 412 pesos

LPR

incendios forestales

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *