En Puebla, 25.4% de la población fuma; la mitad son mujeres: experto
En Puebla, 25.4% de la población fuma; la mitad son mujeres: experto. Foto: EsImagen

En Puebla, el 25.4 por ciento de personas fuma y la mitad ellas son mujeres, lo que representa un número alto a nivel estatal, de acuerdo con cifras del sector salud, señaló Eduardo López Villalobos, coordinador de la Clínica Médica Universitaria de la Upaep.

Con motivo de que el 31 de mayo se celebra el Día Mundial Sin Tabaco, reveló que anteriormente el promedio de edad para fumar comenzaba a partir de los 15 años y actualmente es de los 11 años, tanto en el estado, como en el país y el mundo.

Abundó que el estado ocupa la segunda posición a nivel nacional con más fumadores, por detrás del Estado de México, y “lamentablemente es el primer lugar en cuanto a fumadores juveniles”, según información de la Secretaría de Salud y Asistencia y el Instituto Mexicano de Salud.

Refirió que se registran alrededor de 16 muertes diarias en la entidad a causa del consumo de tabaco y, en el caso de México, se calcula que mueren alrededor de 350 personas al año a consecuencia del tabaquismo. Además, fuma el 16.4 por ciento de la población nacional, alrededor de 10 millones de hombres y 3.8 por ciento de mujeres.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que hay cerca de mil millones de fumadores, de los cuales mueren entre 6 y 7 millones al año por causas del tabaquismo y la estadística indica que 2 millones son mujeres y 4 millones son hombres.

En Puebla, 25.4% de la población fuma; la mitad son mujeres: experto

Agregó que de esos 7 millones de personas que mueren al año por consumo de tabaco, 890 mil son pasivos, es decir, que no fuman, pero están respirando el humo del cigarro.

Resaltó que el abuso en el consumo de cigarros provoca problemas principalmente de tipo respiratorio, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que incluye problemas como la bronquitis crónica y enfisema, así como complicaciones de tipo cardiovascular, como el infarto al miocardio, embolia cerebral, y problemas vasculares, diabetes, entre otras.

Editado por Diana Lizeth Pérez Morales