El presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó el pasado martes la presencia de elementos de las fuerzas armadas de Estados Unidos (EU) para capacitar a elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), sobre todo a elementos de las Fuerzas Especiales.

Esta sería la segunda vez en el año que López Obrador permite el ingreso de efectivos de EU para capacitar a mandos de la Sedena. En abril pasado 12 militares estadounidenses participaron en un “Entrenamiento de Ejercicios Combinados Conjunto” con elementos del ejército mexicano.

Estas tareas de reforzamiento de seguridad no es la primera vez que se ejecutan en nuestro país, sino que es parte de la relación bilateral que se tiene con el vecino del norte.

En agosto de 2022 el cuerpo castrense mexicano dio a conocer que 100 de sus elementos de la Compañía de Operaciones Especiales Aerotransportada viajaron a EU parar participar en una actividad del Comando Norte llamada “Ejercicio Rotacional”.

Lo mismo ha ocurrido con la Marina, donde se ha buscado este intercambio de saberes entre ambos cuerpos de seguridad. El más reciente es 22 de junio, donde 50 marinos ingresaron con motivo de participar en el “Ejercicio Bilateral Anfibio 2023″.

En febrero de 2022, fue anfitriona junto con Belice de Tradewinds 2022, evento financiado por el Comando Sur de Estados Unidos, donde participaron marinos de Belice, Canadá, Colombia, Estados Unidos de América, Guyana, Jamaica, Reino de los Países Bajos, Reino Unido, República Dominicana y Surinam, entre otros.

Estas acciones forman parte de un acuerdo con el Comando Norte, para que en 2023 se puedan realizar acciones conjuntas en temas de seguridad, confirma un documento titulado “Comando Norte de los Estados Unidos de América (Usnorthcom, por sus siglas en inglés)”.

López Obrador ha sido un defensor la soberanía nacional. Recordar que en noviembre de 2020 señaló la actuación opaca por parte de agente de la DEA, pues realizaban labores de inteligencia en nuestro país sin informarle a las autoridades mexicanas. Desde entonces, dichos agentes tendrán que estar entregando informes mensuales para permanecer en el país.

El ejército se ha convertido con López Obrador, en una institución garante de la defensa de la soberania nacional. Por ello, se ha involucrado en temas de seguridad, pero también en obras y tareas de desarrollo social, por lo que lejos de una subordinación, se trata reafirmar la cooperación entre ambos paises.