Programa de radio 22 Mayo
Columnistas-GuillermoAlbertoHidalgoVigueras

Biografia-GuillermoAlbertoHidalgoVigueras

Es increíble todo fenómeno de la naturaleza que acontece en nuestro mundo, y más fuerte cuando estos, nos afectan a cada uno de nosotros o en nuestra comunidad, siempre pensando que a nosotros nada nos sucederá, o que a mí no me puede pasar, pero solo son pequeños jalones de oreja de Dios, la naturaleza o en lo que usted se sirva creer que nos recuerdan nuestro pequeño tamaño y lo efímera que es la vida, y lo rápido que es nuestro transitar por esta existencia que nos tocó vivir.

Y si somos pequeños en relación de nuestro planeta y lo que puede suceder, que decir en relación de nuestra galaxia o en el universo entero.

El problema estimados y respetados lectores, es que así de efímeras como son las cosas que recién comentamos, lo es más aún nuestra memoria para aprender y tomar precauciones posteriores, ya el día de hoy en la mañana escuchaba que la emergencia se acabó, porque tenemos 24 horas sin una sola explosión, o que la ceniza bajo considerablemente, no señor, nada más lejano de la realidad, eso no lo puede saber nadie, a lo mas que podemos aspirar a que los especialistas nos puedan dar una acercamiento a lo que esta sucediendo y esto nos sirva para tomar las precauciones adecuadas.

Para demostrar lo efímera y pequeña que es nuestra memoria, les comentaré a ustedes sólo por poner un ejemplo, el de la pandemia del Covid-19, que aún azota a nuestro planeta y que tanto daño le causo, que tanto daño causo a nuestro país, pero que todos creemos, o quisiéramos creer que se terminó, cuando en realidad la OMS sólo dijo que se había superado la emergencia, y ya nadie se preocupa por cuidarse, por vacunarse ni nada relacionado con lo anterior.

De hecho, ni siquiera aprendimos de esta experiencia, la disciplina y orden que deberíamos de tener con nuestras vacunas personales y que decir de las de nuestros hijos, simplemente se nos olvida y no es por que no los queramos sino por irresponsables y desorganizados.

Pues como es de delicado el tema del Covid-19, así y recién pasado apenas un día de tranquilidad ya no pensamos en el volcán, no pensamos en las precauciones que hay que tomar y mucho menos en los consejos que las autoridades nos dan sobre las previsiones que hay que tomar, como la de las maletas de emergencia, de supervivencia o de cuidado en caso de tener una eventualidad que es posible, para poder tener con que sobrevivir al menos tres días después de un evento catastrófico.

Y este comentario no es por ser pesimista sino totalmente realista y que cada quien tome las precauciones debidas y como decía aquel comentario que desde el 94 decía que “tenemos que aprender a vivir con el Volcán”.

En fin, que esta por demás decir que tenemos que seguirnos protegiendo de las cenizas sobre nuestro cuerpo y no lo hacemos, que tenemos que seguir protegiendo a nuestros pulmones de las cenizas y no lo hacemos, vaya hasta he estado escuchando acerca de los comentarios que hacen acerca de la que cenizas son una bendición para la tierra y muy buenas y fortalecedoras para las plantas, olvidando de plano que ni somos tierra, ni plantas, arboles, vegetales o algo que se parezca.

Y luego nos quejamos de que las autoridades no hicieron nada, de que los medios no avisan, cuando por todos lados nos mandan señales e información para nuestro cuidado y precaución, cuando empezamos a festejar que nada pasa y nada paso, mientras nuestros conciudadanos que integran las fuerzas armadas, de Seguridad y de protección civil, no dejan de estar al pendiente, ni de tomar previsiones para que no tengamos sobresaltos.

Total, que debemos de hacer a un lado esa efímera memoria que tanto nos ha dañado en todos aspectos, salud, educación política etc., dejemos de pensar que nada catastrófico nos puede pasar, recuerden que un tal Gatell decía que de ninguna manera en la pandemia llegaríamos a 60,000 muertes, que eso sería el peor de los escenarios, inimaginables y totalmente catastrófico, y no necesito recordarles en número de decesos que tuvimos, amigos, hermanos, padres, madres etc.

No podemos impedir que el volcán haga exposición, pero con responsabilidad podemos hacer que en ese supuesto, los daños sean los mínimos, cuidémonos y colaboremos con nuestra autoridades y los medios de difusión…

¿O no?

Juzgue Usted.

[email protected]

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

incendios forestales