banner-enfrentando-la-contingencia

La columna Frentes Políticos, publicada en Excélsior, indica que 1. Pasmado. Carlos Miguel Aysa González, gobernador de Campeche, advirtió a su población: “No somos drásticos, sólo hacemos lo que se tiene que hacer frente a una emergencia sanitaria, porque muchas vidas estarían en riesgo, y los recursos médicos disponibles terminarán siendo insuficientes si no nos quedamos en casa. Hoy, Campeche tiene ocho casos y no queremos que asciendan. Por eso les exhorto a que se queden en su casa”. De no ser acatadas las recomendaciones de “aislamiento domiciliario”, dijo que se tendrían al menos 21 mil contagiados y la cifra podría repuntar hasta 75 mil. Campeche reporta un caso cada 48 horas y ya tuvo su primer muerto. No se ha dado cuenta Aysa que el COVID-19 tira mandatarios, y a los vulnerables los deja muy débiles. Mejor dedíquese a detener el contagio y deje para otro momento la palabrería.

2. Eternos inconformes. Las fuerzas políticas en el Senado se confrontaron por el informe trimestral del presidente Andrés Manuel López Obrador. El líder de los senadores del PAN, Mauricio Kuri, criticó el mensaje presidencial, argumentando que “en el tema económico no hubo anuncios de apoyo ni a trabajadores ni a desempleados ni a los empresas ni incentivos fiscales, treguas tributarias ni programas contracíclicos. La ilusión de que el Estado puede generar por sí mismo, es el mejor resumen de la desconexión entre propósito y realidad”. El PRI y Movimiento Ciudadano también criticaron el mensaje. Ricardo Monreal, líder de los senadores de Morena, planteó que es momento de apoyar al Presidente y consideró correcto el plan trazado para que México se recupere del impacto económico. Sensatez se llama.

3. Intolerable. Después de que un grupo de personas fue sorprendido en playas de Navolato, Sinaloa, y que elementos de la Policía Estatal acudieron para que se retiraran de inmediato, debido a la restricción que existe por la pandemia provocada por el COVID-19, el gobernador Quirino Ordaz toma cartas en el asunto. La Secretaría de Seguridad Pública estatal informó que el grupo de personas fue detectada mediante los recorridos aéreos que realizan por la zona costera, acampando en Isla Cortés, una playa que se encuentra en Navolato. Además de regresarlos a sus casas, Ordaz ordenó el cierre de todos los centros comerciales, reduciendo la actividad comercial al mínimo. Otro mandatario que pone un alto a quienes no creen en el contagio y, con sus actitudes, nos ponen en riesgo a todos. Bien.


Aquí la columna completa

 

Electoral, el otro efecto del Covid-19

Salvador García Soto en su columna Serpientes y Escaleras, publicada en El Universal, señala que a las lamentables pérdidas de vidas humanas y al golpe mayor que le dará a la economía de todos los mexicanos, la crisis del coronavirus tendrá también un impacto político y electoral inevitable. A partir de cómo manejen esta pandemia los gobernantes de todos los partidos políticos y de lo acertado o errático de las decisiones que tomen, tendrán o un costo político en forma de votos de castigo o bien un reconocimiento de sus gobernados en las urnas.

Estamos en el año previo a una elección estratégica, sobre todo para el proyecto político del presidente Andrés Manuel López Obrador que se juega en los comicios intermedios del 2021 la mayoría en la Cámara de Diputados.

Y hoy más que nunca, en medio de una crisis que pone en jaque a los gobiernos de todo el mundo con una recesión económica comparable solo a la de 1929 y que exhibirá la efectividad y la capacidad –o la ineficiencia e incapacidad– de los líderes y gobernantes para proteger y rescatar a sus ciudadanos de los efectos de esta pandemia, los escenarios políticos también cambiarán cuando pase esta emergencia.

Por ahora, aún en medio de la contingencia, los políticos no dejan de hacer cálculos y de pensar en las elecciones. El presidente López Obrador, por ejemplo, al definir la forma en que su Gobierno responderá ante esta emergencia y los apoyos que otorgará con los recursos públicos, decidió apostar clara y decididamente por su base social y electoral más leal: los beneficiarios de sus programas sociales y asistenciales.

Son 22 millones de beneficiarios de programas sociales, la cifra que hoy manejan en Palacio Nacional y a la que apuestan para ganar las elecciones de 2021. El único problema, nada menor, que tienen los cálculos felices que hacen en Palacio, es que para bajar esos votos y aterrizarlos en las urnas en 2021 necesitarán un partido nacional y fuerte que hoy no tiene el Presidente con Morena. Le ayuda mucho en estos momentos a López Obrador que hoy no se ve una oposición fuerte ni figuras o líderes opositores que estén surgiendo como contrapeso.

Aquí la columna completa

 

López Obrador se da una palmadita en el hombro

Francisco Garfias en su columna Arsenal, publicada en Excélsior, indica que desconectado como está de la realidad, el presidente López Obrador no sólo se aferra a no modificar los planes de la 4T —dádivas y más dádivas— frente a la mayor contingencia que ha enfrentado el país en 100 años, sino que se pone en “modelo a seguir” en el mundo.

Hombre de ideas fijas, como es, afirma que va a terminar las obras faro de su sexenio —Dos Bocas, Santa Lucía, el Tren Maya— en tiempo y forma.

Las posibilidades de equivocarse en sus escenarios, sobre todo en este rubro, no le perturba. Sabe del poder de su retórica entre seguidores. Disculparse por levantar falsas expectativas en sus mañaneras no es lo suyo.

Allí está la apuesta que hizo de crecer al dos por ciento en el 2019, al 4 por ciento promedio en su sexenio y al seis por ciento en el 2024. La perdió.

Le echó la culpa a los “hipócritas conservadores” que le dejaron un cochinero, dice.

Aquí la columna completa

 

Porfirio, cada quien su crisis

La columna Pepe Grillo, publicada en La Crónica de Hoy, señala que Porfirio Muñoz Ledo resiste. Lo hace con dignidad.

Su carta pública al presidente López Obrador confirma la profundidad de su pensamiento, que incluye la detección de oportunidades reales de cambio.

La pregunta ahora es si su perseverancia podrá mover algo al interior de la fracción mayoritaria de Morena en San Lázaro, tan lejos del debate y tan cerca de la aprobación automática de lo que emane de Palacio.

A pesar de ser octogenario, Muñoz Ledo ya domina las redes sociales. Ayer publicó:

Las frases trascienden los sexenios. El Presidente dijo que la pandemia “nos vino como anillo al dedo”, otros la sienten como “la soga al cuello” y muchos estamos encerrados con “el grillete al tobillo”. Cada quien su crisis.

Aquí la columna completa

 

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que el Gobierno de Ciudad de México integró un grupo de trabajo con las secretarias de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, y de Salud, Oliva López; la fiscal general de Justicia, Ernestina Godoy, y el consejero jurídico, Néstor Vargas, para normar los protocolos necesarios en la fase 3 del covid-19, en la que se espera que el número de muertos sea grande, sobre apoyos en gastos funerarios y la disposición de lugares en panteones, pues aunque se recomienda incineración, en algunas religiones no está permitido. La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ha dicho que aunque se trata de un tema difícil, se tiene que abordar después de ver lo sucedido en otros países.

Que en Palacio Nacional hoy toca reunión presidencial con algunos miembros del gabinete económico y el Grupo de los 10 empresarios de Monterrey, con presencia física de la mitad y la otra se enlazará por videoconferencia. Por lo pronto la cita ayer, con el Consejo Mexicano de Negocios, que preside Antonio de Valle, fue positiva y constructiva para enfrentar juntos la turbulencia económica.

Aquí la columna completa