BUAP prevé la creación de un centro de radioterapia avanzada. Foto: Especial
Pese a llamado de AMLO, en BUAP niegan servicio médico a académico. Foto: Especial

La BUAP niega el servicio médico a un académico que rescindió injustificadamente, quien señaló que, jurídicamente, la institución no puede hacerlo porque su caso está en litigo en la JLCA, por lo que presentó una queja a la Comisión de Derechos Humanos (CDH).

Miguel Ángel Damián Huato, de 69 años, indicó en entrevista con este medio que desde enero del 2020 la universidad le negó de manera “arbitraria” la atención médica, como represalia a una demanda laboral que tiene contra la institución.

Lo anterior contradice el llamado del presidente Andrés Manuel López Obrador de cuidar a las personas mayores por la contingencia sanitaria del Covid 2019.

Explicó que, de acuerdo con la Ley federal del Trabajo, mientras la Junta Local de Conciliación y Arbitraje no resuelva quién tiene la razón, él y su esposa sigue conservando su puesto aunque no cobre, es decir que la institución no puede negarle los servicios mientras continúe la demanda.

Ante la negativa de la BUAP de prestarle la atención, mencionó que acudió a las Jornadas Ciudadanas del gobernador Miguel Barbosa Huerta para recibir asesoría, donde el secretario de Trabajo, Abelardo Cuéllar Delgado, le confirmó que, en efecto, no podían negarle los servicios.

En consecuencia, el 6 de marzo presentó una queja ante la Comisión de Derechos Humanos (CDH) estatal, la cual da seguimiento a otra queja que el afectado levantó en 2018, bajo la causa de violación de derechos humanos.

Externó su preocupación de no tener servicio médico en el contexto de la contingencia por el Covid-19, pues dada su edad y la enfermedad que padece (diabetes) lo hace más vulnerable a dicha enfermedad.

Responsabiliza a Esparza

Explicó que el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó, en su conferencia matutina del pasado 24 de marzo, que los empleadores deben cuidar la salud de los adultos mayores, lo cual, mencionó que la BUAP no ha hecho en su caso.

Precisó que la decisión de las autoridades universitarias de negarles el medicamento lo hace más vulnerables en su salud ante esta pandemia.

“Hago responsable al rector Alfonso Esparza Ortiz de cualquier problema derivado del coronavirus que tenga yo o mi esposa, porque ella también es diabética”, declaró.

Desde 2018, Damián Huato sufrió diversas represalias por oponerse al manejo de la administración por parte de Esparza Ortiz, a raíz de lo cual comenzaron a negarle sus derechos laborales, derivando en una investigación administrativa “que nunca respondieron”, donde se le acusaba de no trabajar, por lo que se defendió con pruebas; sin embargo, estas no fueron suficientes para evitar que le congelaran su salario en enero del 2019

El 22 de febrero de ese mismo año, expuso su situación en el programa de radio Al Portador, conducido por Alejandro Mondragón; esa misma tarde, fue llamado por la abogada general de la BUAP, Rosa Isela Ávalos, quien –señaló– intentó desahogar pruebas en su contra, a lo cual él se defendió con documento que avala su productividad.

“Ellos me acusan de no trabajar, pero las instituciones que acreditan la calidad académica de un trabajador, como es el caso del Conacyt, de la Academia Mexicana de Ciencias, reconocen mi productividad. Es una cuestión irónica que la BUAP no me reconozca, pero que las instituciones oficiales sí”, comentó.

Cabe mencionar que Damián Huato es miembro del Sistema Nacional de Investigadores Nivel 2 y de la Academia Mexicana de Ciencias por sus investigaciones en agroecología y milpa.

Este caso no es el único que involucra a la universidad, pues el pasado 17 de marzo dirigieron un comunicado a sus alumnos de derecho en paro, donde se deslindó de cualquier contagio de Covid-19 que pudieran padecer en las instalaciones, mientras que vigilantes de la DASU acusaron que son obligados a trabajar sin guantes ni cubrebocas.