banner-enfrentando-la-contingencia

En los días del coronavirus el objetivo final es evitar que la pandemia se convierta en crisis de Estado.

¿Puede un factor adverso convertirse en una crisis de Estado? Esta es la pregunta que muchos se formulan ante la actual situación sanitaria de nuestro país y el mundo. Por supuesto ella tiene un si como respuesta en función de lo que la voluntad nacional decida hacer o deje de ejercer.

En este espacio hemos afirmado que, si bien la Ley de Seguridad Nacional de noviembre de 2019 no consideró a las pandemias como un asunto de seguridad nacional, eso no quiere decir que el Ejecutivo Federal y sus dependencias no hagan algo en los diferentes aspectos públicos.

La primera medida sería la acción del Consejo de Salubridad General cuyas disposiciones son de carácter general y obligatorias en el país. A esto agregaríamos la actuación de las dependencias económicas y sociales para enfrenar las derivaciones que la emergencia sanitaria trae consigo.

Paralelamente el sector privado debe poner en marcha sus planes de continuidad de negocios y el sector social debe sumarse para contribuir en lo que les corresponda y puedan aportar al esfuerzo que convoquen los gobiernos.

En lo que respecta a las fuerzas del orden existirían tres ámbitos:

Primero.- Las tareas que las fuerzas armadas desempeñaran en los casos de contingencias.

Segundo.- Las labores que la recién creada Guardia Nacional aportara para mantener el orden, sobre todo en lo preventivo con el patrullamiento de puntos y lugares clave.

Tercero.- Las fuerzas de seguridad locales para atender el orden público, la vialidad, la prevención del delito y la procuración de justicia, en sus respectivos territorios.

Lo anterior implica unidad no sólo en el discurso sino en los hechos, de esta forma la crisis sanitaria no escalaría a crisis de seguridad y gobernabilidad. A esta generación le tocará ser recordada como la que sucumbió o superó el momento.

El escritor francés Bernard Werber ha expresado: “Todas las historias se parecen, vistas de cerca. Al principio, hay un ser en devenir que duerme. Sufre una crisis. Esta crisis le obliga a reaccionar. Según su comportamiento, morirá o evolucionará”.

@EduardoGarci18
19 de marzo de 2020

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.