En 14 de febrero, moteles llegarían al 60% de ocupación; inversiones paradas
En 14 de febrero, moteles llegarían al 60% de ocupación; inversiones paradas. Foto: EsImagen

La construcción de moteles se frenó desde hace tres años debido a la saturación que existe con 120 establecimientos distribuidos entre Puebla y sus municipios conurbados, por lo que sólo cuatro se hicieron entre 2018 y 2019; además que la ocupación en promedio es de apenas el 50 por ciento, lo que alarga recuperar la inversión.

El director ejecutivo de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, Gustavo Ponce de León Tobón, refirió que desde el 2011 se traía un ritmo de tres a cuatro complejos en edificación por año, pero desde el 2016 se acabó porque los empresarios notaron que la afluencia cayó aun cuando se ofrecían servicios de calidad.

Expuso que un motel de entre 40 y 50 habitaciones implica un costo de 60 millones de pesos, con una recuperación de la inversión en nueve años, pero al tener más de estos espacios sobre todo que el 60 por ciento de sus socios se concentran en la ciudad implica que no haya las ganancias suficientes.

Indicó que para el 14 de febrero, los moteles dejaron de llenarse y sólo prevén un aumento del 10% en afluencia de parejas, tendencia que se mantiene en los últimos dos años, pese a que siguen igual los precios.

“Quedó atrás la alta demanda por una habitación en esa fecha y que los enamorados hicieran fila en sus coches para entrar a uno de estos establecimientos”, contó.

Ponce de León destacó que aun cuando es un “día especial” para los enamorados, sus socios decidieron no aprovechar la ocasión para incrementar las tarifas con tal de que haya afluencia.

Los costos de una habitación sencilla son de 250 a 300 pesos; con jacuzzi es de 450 a 500 pesos y master suite son de 2,000 pesos, porque tienen alberca y una cúpula que se abre, de los cuales solo hay cinco.

Más baratos que en Guadalajara y Monterrey

Afirmó que son económicos respecto a los que un negocio del mismo tipo ofrece en Guadalajara y Monterrey, donde el cuarto normal es de 700 pesos en adelante.

El también hotelero recordó que hace tres años sí estaban llenos, incluso algunos dueños contrabatan a más camaristas para agilizar el servicio de limpieza, pero conforme fue bajando la demanda optaron por atender los moteles con el personal que tienen.