banner-enfrentando-la-contingencia
Con 300 usuarios al día, transporte nocturno no es sustentable, reconoce SMT
Con 300 usuarios al día, transporte nocturno no es sustentable, reconoce SMT. Foto: EsImagen

El secretario de Movilidad y Transporte (SMT), Guillermo Aréchiga Santamaría, reconoció que el transporte nocturno no ha sido «sustentable», pues lo utilizan alrededor de 300 usuarios al día, lo que significa un déficit del 400 por ciento, por lo que analizaría otras opciones si no mejora.

En entrevista, comentó que buscan consolidar el programa, debido a que no han llegado al punto de equilibrio para que sea sustentable y puedan seguir ofertando el servicio, pese a que los trabajadores nocturnos son quienes lo «valoran más» pues cuesta 15 pesos.

Precisó que suben alrededor de 300 pasajeros al día en las cinco rutas que parten de Paseo Bravo, cuando se requieren aproximadamente de mil 500; por ello, comentó que se necesita tiempo, ya que las personas deben familiarizarse con el servicio y conocer los paraderos para tener confianza, y comentó que analizarán los resultados para determinar si deben tomarse otras alternativas.

Por otra parte, mencionó que considerarían regular en el estado a aquellas unidades “piratas” que se encuentren en derroteros con pocas rutas y vehículos, esto, ya que su retiro afectaría a los usuarios, quienes en su mayoría sólo se trasladan en dichos transportes.

Comentó que rutas que más han presentado este problema son las que recorren de una cabecera municipal a una junta auxiliar, como algunas de Huehuetla y Ciudad Serdán, sobre lo cual no quiso precisar en detalles dado que «no es un asunto que se pueda cuantificar».

464 unidades “piratas” detenidas

En su comparecencia ante el Congreso local, el titular aseguró que han detenido a 464 unidades irregulares de transporte público en el estado, durante los cuatro meses de la administración; fue por ello que, aseguró, robustecieron las multas, que ahora irán de 39 a 43 mil pesos la máxima, cuando antes era de ocho mil y 13 mil pesos.

Reiteró que el 13 de febrero pasarán revista a todas las unidades para identificar a las piratas y retirar la concesión a aquellas que no cumplan con los las cámaras y los botones de seguridad; para no dejar a los usuarios sin servicio, mencionó que analizarán cómo sustituir a las unidades retiradas, situación que –aseguró– pueden resolver, pues no necesitarían rentar vehículos.

Comentó que los concesionarios de combis deben entre 23 mil y 28 mil pesos para renovar sus unidades e instalar dispositivos de seguridad, mientras que en los camiones el costo es mayor porque deben instalar cuatro cámaras en lugar de una.

En su glosa de actividades, Aréchiga Santamaría también destacó que los operadores de grúas serán permisionarios, mientras que los corralones, concesionados; el costo en corralón por una tractocamión de arrastre pasará de 500 mil pesos a 28 mil, mientras que en los automóviles será de ocho mil, cuando solían cobrar hasta 80 mil.

En cambio, el costo por arrastre dependerá del banderazo de salida y de los kilómetros de traslado, así como del tipo de percance, ya sea descompostura o accidente; sin embargo, no precisó un monto aproximado.