miércoles 8 de diciembre de 2021
17.9 C
Puebla
miércoles 8 de diciembre de 2021
-Publicidad-

Aquí las leyendas de Puebla para celebrar con terror Día de Muertos

-Publicidad-

Aquí las leyendas de Puebla para celebrar con terror Día de Muertos. Foto: Leyendas y mitos en Puebla
Aquí las leyendas de Puebla para celebrar con terror Día de Muertos. Foto: Leyendas y mitos en Puebla

Si ya te cansaste de las mismas películas de Hollywood que dan risa y no miedo, checa las leyendas de terror que tiene Puebla, como el puente de los duendes en Tehuacán, el diablito de la iglesia de San Miguelito, en Cholula, y el puente de Ovando, en Analco.

Y es que gracias su riqueza histórica y cultural, el estado cuenta con varias leyendas de terror que datan de hace varios siglos.

Una de las principales es la de puente de Ovando, en el barrio de Analco y sobre el bulevar 5 de Mayo, que cuenta que durante la época de la Colonia, la familia Ovando, una de las más acaudaladas de Puebla, tenía un hijo y una hija.

Fantasma pide limosna en puente de Ovando

El puente había sido mandado a construir por la familia para poder cruzar el río.

-Publicidad-

Cuando la hija de la familia Ovando tenía 16 años, se enamoró de un hombre sin el mismo poderío económico, y aunque ella quería casarse, el padre se le impidió.

Sin embargo, durante un viaje, cuando se creía sola, aprovechó para meter a su enamorado a la casa, sin tener en cuenta que su hermano estaba escondido, y tras descubrirla, le disparó a su novio, aunque la bala le impactó a ella.

Lo anterior provocó que muriera, y su hermano enfurecido mató al amante, aunque pocos días después aparecería sin vida, lo que hundió al jefe de la familia Ovando en una depresión, por lo que un día cuando se encontraba supuestamente en estado etílico cruzó el puente, donde vio a una mujer que pedía limosna, quien se le acercó para revelarle que era su hija.

- Publicidad -

Tras el hecho, la creciente del río subió lo suficiente para ahogar al hombre, quien después apareció sin vida.

Hasta la fecha, alguno que otro peatón que pasa por altas horas de la noche, y al parecer en el mismo estado en el que se encontraba el señor Ovando, aseguran ver a una mujer en el puente, y quien le daba limosa podía pasar sin problema, aunque de no hacerlo, uno podría morir como el patriarca de dicha familia.

En Tehuacán, hay un puente con duendes

En Tehuacán también se cuenta con una leyenda sobre un puente, el de los duendes, y aunque no se especifica en dónde se encuentra, existen fotos de la estructura de piedra que conecta dos orillas de un río.

-Publicidad-

La historia cuenta que un hombre de dicho municipio iba en dirección a su casa tras una noche de copas, aunque se encontró una gallina a la que intentó atrapar para que cuando llegara a su casa se hiciera un buen caldo para curar la cruda, al menos es lo que la redacción de Ángulo 7 opina, o sino para que otra razón alguien en medio de la noche haría algo semejante.

La gallina huyó hasta que pudo cruzar el puente, una vez del otro lado y cuando hizo contacto con el hombre, se convirtió en un duende, al tiempo que se escuchaban chillidos. El sujeto quedó paralizado y sin quererlo, comenzó a dirigirse hacia aquellos seres malvados, quienes lo atacaron.

Aquí las leyendas de Puebla para celebrar con terror Día de Muertos
Foto: La mano peluda

Diablito travieso en iglesia de Cholula

En el barrio de San Miguelito, en San Pedro Cholula, existe una iglesia que se construyó en el siglo XVI y que un buen día, en la entrada, encontraron una figura de un diablito, por lo que el sacerdote decidió resguardarlo dentro de una vitrina de plástico.

No obstante, el diablito se escapaba y era hallado en otros lados, por lo que el párroco decidió mover de lugar la figura, aunque no solucionó el problema, ya que varias personas que iban a verlo aseguraban que la caja se encontraba rayada desde el interior, por lo que se le limaron las uñas a la estatuilla, pero también se percataron que los accidentes en la Curva del Diablo, muy cerca de la iglesia, se incrementaron, y tras estos, el diablito se movía.

Casa del que mató al animal

En lo que ahora es El Sol de Puebla, sobre la 3 Oriente y 2 Sur, que antes era casa del virrey de España en México, Pedro de Carvajal, un hombre viudo que tenía un hijo y una hija. Durante una fiesta, dice la leyenda, una bestia apareció y se comió a su hijo.

Tras el hecho, el virrey ofreció una gran recompensa para quien atraparla al monstruo asesino y una noche, un joven apareció montando su caballo, para luego mostrarle a Pedro de Carvajal la cabeza de la bestia.

El muchacho, quien era un antiguo enamorado de la hija del virrey, únicamente pidió la mano de Teodora, misma que le fue concedida junto con riquezas.

La fuente de los muñecos

La fuente de los muñecos se ubica en la 18 Norte, entre la 24 y 22 Oriente, en el barrio de Xonaca, y cuenta con dos estatuas, la de un niño que sujeta un paraguas y la de una niña con unos libros.

Supuestamente se construyó tras la desaparición de los menores en dicha zona, quienes eran conocidos como “muñecos” por su forma tan pulcra en que su padre los vestía. Los niños nunca fueron encontrados ni se supo nada de ellos, aunque personas que pasan por la fuente de noche afirman que escuchan risas de niños por las calles aledañas.

Aquí las leyendas de Puebla para celebrar con terror Día de Muertos
Foto: Radio BUAP

También te puede interesar

- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -