Inicio » Columnistas » Harakiri » La #Mataperros y su viralización

La #Mataperros y su viralización

La mayoría de los usuarios de internet o consumidores de noticias estuvieron expuestos a la información de la semana: Una mujer en Puebla capital fue sorprendida por vecinos con animales sin vida en su refrigerador y 45 animales más, entre perros, gatos y palomas, viviendo dentro de su casa para cocinarlos, venderlos y dárselos de comer a sus hijos como carne enchilada.

Fue a través de una transmisión en vivo que el video de María Consuelo N, conocida como la «#Mataperros» se hizo viral, pero ¿Cómo contribuimos como sociedad a la viralización de la información en redes, o cuáles son los factores que influyen para que esté fenómeno en redes se concretará logrando impactos nacionales?

El contenido

Para nadie es un secreto que en materia de información el contenido es rey, y, para este caso, el hecho inédito, macabro y hasta morboso de una mujer que presuntamente mataba perros para venderlos como carne enchilada o para alimentar a sus hijos fue la punta de lanza para que el material lograra una sobreexposición.

La noticia ha generado movilizaciones sociales y la indignación de las audiencias que no sólo han puesto énfasis en el caso de los perros, sino en la situación de precariedad en la que vivían los menores de edad a su cargo que continúan bajo el resguardo del Sistema Estatal DIF.

La intervención de las autoridades y dependencias de gobierno, los medios de comunicación, los memes y las opiniones de los líderes en la materia no se hicieron esperar, los titulares de noticias y el seguimiento oportuno por parte de los periodistas contribuyen, sin saberlo, a este fenómeno social manifestado desde las redes.

El canal de difusión

Estudios recientes demuestran que el 58 por ciento de los consumidores en redes sociales prefieren el contenido visual; gráficos, imágenes y videos producidos son los de mayor consumo. Esto ha llevado a Facebook a posicionarse como la segunda plataforma favorita de video sólo después de Youtube.

Es cinco veces más probable que la gente vea videos de Facebook en su celular. En promedio, esta red social genera más de 8 billones de visitas diarias a video contenido; más de 100 millones de horas de video son vistas a diario. A pesar de que el contenido en video apenas ocupa un 3 por ciento del contenido en esta plataforma, el material consigue mucha más atención que cualquier otro tipo de publicación.

Los videos son compartidos, en promedio, unas 89.5 veces más que cualquier otro contenido, haciéndolos el tipo de contenido de mayor difusión. Además, los videos nativos de Facebook tienen 10 veces más alcance que los enlaces a YouTube. Por tal motivo, que el canal de difusión del caso de la #Mataperros de Puebla fuera video, permitió un mejor alcance del material llevándolo a distintos canales de comunicación como la televisión que afianzó la noticia en los medios tradicionales.

El impulso y los influencers

De acuerdo con información revelada por Google Trends, sólo 24 horas después de que el acontecimiento se dio a conocer a través de redes sociales se registraron al menos 350 noticias a nivel nacional con distintas direcciones de Localizador Uniforme de Recursos (URL por sus siglas en ingles).

Esta información se indexa a través de los links en las plataformas de búsqueda con distintas palabras claves o #Hashtags que generan tendencias en las redes sociales y estás les dan prioridad según el número de repeticiones o impactos generados.

De acuerdo con la herramienta de medición Tweet Binder, para el caso de la #Mataperros se utilizaron más de 20 etiquetas o palabras clave, dentro de ellas; Puebla, Bosques de San Sebastián, perros, niños y hasta carne enchilada, permitiendo la segmentación de la información.

Tomando una muestra de 500 tuits con la palabra clave «mataperros», las estadísticas muestran un alcance potencial superior a los 13.5 millones de impactos, o número de veces que se ha podido ver en esta red social, a través de casi 8 millones de usuarios alcanzados en Twitter.

Las opiniones y la participación de cuentas de redes con grandes alcances y gran número de seguidores (Influencers), cuentas de medios de comunicación, periodistas y personas utilizando la misma terminología contribuyeron en la difusión masiva.

El monitoreo y el seguimiento

Finalmente, el seguimiento y monitoreo de esta información es fundamental para que las tendencias se mantengan vigentes y las páginas de internet puedan realizar la creación de nuevo contenido que les permita mayor cantidades de leads (lecturas o visitas), links mejores posicionados y la creación de material alterno para hacer marketing a través de la información periodística que se genera por la tendencia cómo: Los 10 casos de mataperros en México o, Los casos de maltrato animal más impactantes, y otros titulares que, a casi una semana del registro de estos hechos, arrojan más de 153 mil resultados en la búsqueda de Google.

La fórmula es infalible, un buen contenido con canales de difusión correctos, campañas en medios y el refuerzo de influencers, el seguimiento y la medición para analizar resultados o generar una contención, según sea el caso, siempre serán elementos para lograr una difusión exitosa.

luisgarcia.bushido@gmail.com

@garcia_s23

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

banner-denuncia-consejo-ciudadano

Sobre Luis David García @garcia_s23

Luis David García @garcia_s23
Egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México. Asesor en comunicación política y digital. Se ha desempeñado como periodista en medios nacionales y de circulación local. Ha sido director general y de la estrategia digital de distintos proyectos periodísticos y agencias de publicidad. Actualmente forma parte del equipo de comunicación social del ayuntamiento de Puebla.
x

Check Also

columnistas-Luis-David-García-2

Empresas: o venden por internet o se mueren

• El 85 por ciento de los negocios en México no superará los 10 años ...