Ya la diputada local y presidenta de la Comisión de Procuración y Administración de Justica, María del Carmen Cabrera Camacho, dijo que la última palabra sobre quién será el nuevo fiscal General del Estado, que sustituya a Víctor Carrancá Bourguet, con licencia indefinida en el cargo, la tiene el gobernador electo Miguel Barbosa Huerta.

Y es que Gilberto Higuera Bernal, actual encargado de despacho de la FGE, ha reconocido que su nombramiento fue inconstitucional, pues se modificó la ley para que el mismo Víctor Carrancá lo pudiera dejar en ese puesto, sin la intervención del Congreso local.

Para iniciar un nuevo procedimiento de elección de fiscal, se requiere que Víctor Carrancá renuncie a su cargo o la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resuelva la acción de inconstitucionalidad que interpusieron los diputados por la modificación al artículo 16 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Lo que es un hecho es que al Congreso local le urge designar al fiscal y no se continúe con un encargado de despacho, para darle certeza a la misma Fiscalía. Para ese puesto, no descartan al mismo Gilberto Higuera, pero están esperando que Miguel Barbosa se pronuncie al respecto.

Corrupción en Desarrollo Urbano municipal

Pese a que ahora es Morena el partido que controla el ayuntamiento de Puebla con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, la corrupción continúa en el área de Desarrollo Urbano para trámites como licencias de construcción, alineamiento y número oficial y dictámenes de uso de suelo.

Y es que de acuerdo a usuarios, tienen que llegar desde las 6 de la mañana para ver si logran alguna de las 20 o 30 fichas que se reparten en las oficinas localizadas en la 4 poniente y 11 norte, además de que los “coyotes” están a la orden del día, quienes son los intermediaros para hacer los trámites más rápidos siempre y cuando paguen “cantidades altas”.

Además, el otro asunto que debe revisar la administración municipal es que algunos de los que están en ventanillas parece que también buscan sacar provecho de su posición, ya que hay quejas de que al llegar con ellos ponen trabas con la intención de que se les ofrezca dinero o mandarlos con un intermediario para el mismo fin y agilizar o resolver su trámite.