Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » La apuesta por el “voto del miedo” y ya acordaron gobierno interino

La apuesta por el “voto del miedo” y ya acordaron gobierno interino

Humo blanco: ya hay gobernador interino

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, señala que después de tres reuniones en Puebla entre los coordinadores legislativos del bloque Juntos Haremos Historia y del frente morenovallista, con la mediación del encargado de la gubernatura, Jesús Rodríguez Almeida, y el subsecretario de Gobernación federal Zoé Robledo Aburto, y dos más en las oficinas de la Secretaría de Gobernación, a las que se sumaron la titular de la dependencia Olga Sánchez Cordero, el ex gobernador José Antonio Gali, el presidente del CEN del PAN, Marko Cortés Mendoza, y el jefe de Oficina del Ejecutivo estatal, Luis Banck Serrato, ya existe un acuerdo para designar a un gobernador interino el 1 de enero de 2019.

El acuerdo, que terminó de amarrarse anoche en las oficinas de Palacio Nacional, se hará oficial el 31 de diciembre y se concretará al día siguiente en el transcurso de la tarde noche en sesión extraordinaria de la LX Legislatura del Congreso del estado.

Aunque la intención es que el nombramiento de gobernador interino salga por unanimidad de los 41 diputados, lo más probable es que se apruebe por mayoría calificada, ya que algunos legisladores priístas —entre ellos Javier Casique Zárate— no quieren avalarlo hasta que Enrique Doger Guerrero sea incorporado al gabinete.

El elegido no aceptó ceder la SEP al ex rector de la BUAP y ex presidente municipal de Puebla, pues afirmó que esa posición la mantendrá Miguel Robles Bárcena —un recomendado del ex rector de la UNAM y ex secretario de Salud, José Narro Robles—, amén de que el ofrecimiento de Martha Erika Alonso de abrir un espacio en su gabinete lo hizo con el CEN del PRI y no con Enrique Doger.

En las tres reuniones celebradas en Puebla se definieron 10 nombres: cinco propuestos por los diputados del frente morenovallista y cinco por los legisladores del bloque Juntos Haremos Historia.

Aquí la columna completa

Morena, el más perjudicado por la muerte de los Moreno Valle

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, indica que la tarde del 23 de marzo de 1994 el priismo nacional se conmocionaba por el magnicidio de su candidato presidencial Luis Donaldo Colosio, pero días después el PRI y el gobierno de Carlos Salinas de Gortari lucraron con la tragedia y crearon un ambiente de zozobra, de odio, que le permitió al tricolor ganar holgadamente la elección de ese año mediante el “voto del miedo”. Ahora el PAN ha empezado a hacer lo mismo con la trágica muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso Hidalgo y su esposo, el ex mandatario Rafael Moreno Valle Rosas.

Apenas habían transcurrido tres horas de que se había desplomado el helicóptero modelo Augusta, en plena tarde navideña, cuando se empezaron escuchar las primeras voces que decían fue “un atentado” lo que cegó la vida de los dos líderes y dueños del grupo morenovallista. De ahí en adelante se desató una ola de acusaciones infundadas contra el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y Morena, señalándolos de ser los autores de la muerte del matrimonio Moreno Valle–Alonso Hidalgo.

El manejo de ese discurso tendencioso y carente de ética llegó hasta la ceremonia oficial para despedir a la gobernadora y su cónyuge, en voz del ex alcalde de la ciudad de Puebla, Luis Banck Serrato, quien clamó justicia como si se hubiera tratado de un doble homicidio. A continuación, grupos de panistas que siempre llenan los actos morenovallistas, arremetieron en consignas contra López Obrador y Olga Sánchez Cordero, la secretaría de Gobernación federal, que acudió al acto fúnebre.

Sin duda estas acusaciones no son expresiones espontáneas de la población, sino son mensajes diseñados y articulados por el morenovallismo, tendientes a victimizar al PAN, a generar un ambiente de crispación política y desde ahora, producir el llamado “voto del miedo”, para que el albiazul pueda retener la gubernatura en la próxima elección extraordinaria, en la cual habrá de encontrarse un mandatario substituto que concluya el sexenio iniciado por Martha érika Alonso Hidalgo.

El actor más perjudicado por esta perversa estrategia es Morena, fuerza política que para ganar la siguiente contienda no solamente tendrá que enfrentar de nueva cuenta el aparato de violencia política que utiliza el morenovallismo para enfrentar las contiendas, sino que además tendrá que nadar contra la marea de las campañas del “voto de miedo”, que buscan generar en la ciudadanía la percepción de que se acerca un periodo de inestabilidad social en caso de que gane un partido distinto al PAN.

Aquí la columna completa

La vida sin Rafael Moreno Valle

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, señala que si lo sabré yo. Una de las primeras tareas a autoimponerse para superar la partida de un ser querido es hacerse a la idea de cómo será la vida sin él o ella. Atravesar el primer impacto de la muerte, el funeral, la cremación o sepelio, y regresar a los espacios cotidianos que nunca volverán a ser llenados. Soportar la ausencia.

¿Cómo será la vida de Puebla sin Rafael Moreno Valle?

No hablo en términos personales, pues para sus seres queridos, amigos y colaboradores solamente el tiempo es la cura.

Tampoco hablo para sus malquerientes: lo odiaron en vida y lo seguirán odiando en muerte. La única recomendación posible es checarse la azotea con un especialista.

Lo cierto es que nadie nunca permaneció impasible ante su figura. Su pecado fue nunca dejar de escalar y elevarse sobre una pila de cadáveres políticos formada tanto por los derrotados, como por los que no dieron el ancho para formar parte de su equipo de trabajo más cercano. Así se explica la legión de resentidos que se expresa con alegría en las redes sociales.

Aquí la columna completa

Las Víctimas de AMLO (y las Confesiones de un Diputado de Morena)

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, indica que ¿Sabe el presidente López Obrador a quién descalificó con sus generalizaciones relacionadas con la mezquindad y el neofascismo en la rueda de prensa del miércoles pasado?

Nada menos que a doña Martha Hidalgo, madre de la gobernadora Martha Érika Alonso.

Desde su lugar en esos funerales de Estado, doña Martha gritó con todo su dolor a cuestas y los ojos inyectados por las lágrimas “¡justicia, justicia, justicia!”.

Y lo hizo igual que las madres de Ayotzinapa o de las Muertas de Juárez o de las víctimas de feminicidios en todo el país.

Igual que Luis Banck —a quien los voceros informales de AMLO llaman “ultraderechista”—, y amigos y familiares cercanísimos de Martha Érika y Rafael.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El estado más huachicolero del país y el PRI quiere cambiar de dirigente local

Barbosa se mantiene como el candidato a gobernador mejor posicionado Rodolfo Ruiz en su columna ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

El puesto que iba a ser para Lastiri y la renovación de juntas auxiliares

Rodríguez Almeida no es la única alternativa Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de ...