Inicio » Columnistas » Maestros » Libertad de enseñanza, vieja aspiración clerical

Libertad de enseñanza, vieja aspiración clerical

El día de ayer, domingo 1 de julio Gracia -si el diablo no se suelta en los próximos días como advirtiera una dirigente de un partido político- se inicia un cambio en la estafeta y el rumbo que tendrá la próxima administración y en consecuencia, en la ruta que adopte la reforma educativa. En tanto, la burocracia da patadas de ahogado. Adelanta fechas que harán que tú y tus compañeras y compañeros de trabajo, sufran por penas ajenas legalizadas por algunas líneas de un acuerdo que te referiré más adelante, en tanto te comento que el miércoles 27, maestras y maestros afines a Morena publicaron un desplegado (Jornada de Oriente) en contra de la convocatoria a la evaluación decembrina al desempeño docente, dando por sentado el triunfo de Morena. Regresando a la frase con la que iniciara esta carta, quisiera intercambiar contigo impresiones respecto a la jornada electoral, a los días previos y al desenlace de un proceso altamente controvertido por las acusaciones de corrupción y violencia que lo rodearon. Los resultados preliminares favorecen a AMLO y me parece que los resultados en la CDMX son proclives a Claudia Sheinbaum.

Las autoridades educativas federales reviven una discusión añeja Gracia. Priorizan el derecho a una educación individual frente a la responsabilidad social de educar a todas y todos por igual y brindarles las mismas condiciones para su desarrollo personal, agudizando las desigualdades educativas en perjuicio de quienes asisten a las escuelas más desprotegidas por el sistema educativo nacional. De paso, cumplen una vieja demanda de la curia de la iglesia católica. Que madres y padres de familia decidan la educación que elijan para sus hijas e hijos (libertad de enseñanza) y den un pasito por la vía de una burocratizada autonomía escolar -de observancia obligatoria-, hacia la inclusión de la educación religiosa en la educación básica y la exclusión de la educación sexual de pubertas y pubertos, por ejemplo.

Sin embargo, al margen de la innovación –real o imaginaria- a la alta, media y baja burocracias del sector educativo solo les interesan los informes y los reportes, las evidencias construidas artificialmente para demostrarle al que manda, que cumplieron con un mandato reglamentario derivado del Nuevo Modelo Educativo. No han trascurrido aún tres semanas de la publicación del Acuerdo 11/05/18 por el que se emiten los Lineamientos para el desarrollo y el ejercicio de la autonomía curricular en las escuelas de educación básica del Sistema Educativo Nacional (07/06/2018) cuando te piden cumplir de la noche a la mañana, con la entrega insumos de una oferta curricular que “debería definirse y presentarse […] a más tardar, en la última quincena del ciclo escolar previo a su implementación” (inciso f, artículo noveno, capítulo II del Acuerdo 11/05/18 publicado el 7 de julio), sin tener en consideración que el alumnado y el profesorado podrían cambiar de adscripción en el ciclo escolar siguiente.

Los solicitantes de información podrían ser las supervisiones escolares, las jefaturas de sector, las direcciones de escuelas particulares o las del nivel (por separado o al mismo tiempo). Atiborran al personal docente y directivo con una carga adicional, aderezadas con instrucciones para que asistas a reuniones a las que deberás llevar la carga horaria para el siguiente ciclo escolar; la cédula de madurez organizacional; el libro de aprendizajes clave; la tabla de organización del componente de autonomía curricular; el formato en el que registraron los clubes entre otros. Se atragantan; los convocantes instruyen al personal directivo para asistir a reuniones acompañados por los maestros que se han de encargar de dirigir los clubs, dejando a niños y niñas sin clases pero, sin suspenderlas oficialmente y sin importar la documentación que maestras, maestros y escuelas deben entregar en estos días debido al cierre de cursos del ciclo escolar 2017-2018. No han terminado de comerse la torta cuando ya quieren entrarle a los tacos y el resultado previsible equivaldría a una indigestión terrible.

Quieren hacer caravana con sombrero ajeno Gracia. Las autoridades educativas federales y las locales son muy ocurrentes. Plantean nuevos campos de formación académica y nuevos ámbitos de aprendizaje y sugieren que para su instrumentación, la escuela cuente con un ejército de docentes, personal de apoyo a la educación, prefectos y demás, para concluir que ha falta de todos aquellos, el maestro de grupo deberá hacerse cargo de la actividad adicional como plantean los documento de la asignatura “Educación Socioemocional” y los lineamientos para la autonomía curricular (atención a los clubes). En su defecto, los lineamientos establecen “que la escuela y el CTE también, deben contemplar los recursos necesarios para contratar personas capacitadas o para capacitar profesores interesados en impartir un tema en específico” (iii. Nuevos contenidos relevantes, inciso b, artículo Sexto), ignorando las disposiciones que el personal docente debe cubrir para ingresar al sistema público (Ley General del Servicio Profesional Docente).

Como las escuelas carecen de recursos y de facultades para contratar a nuevo personal docente y las maestras y maestros en servicio, carecerían de los conocimientos especializados para dirigir un club, los propios lineamientos elaborados por la Dirección General de Desarrollo Curricular, establecen una ruta clara para la privatización de la enseñanza en las escuelas públicas: “Cada club puede determinarse por una de dos vías: ser diseñado por la propia escuela o estableciendo una alianza con una organización pública o privada especializada en temas educativos” (inciso h del artículo Sexto); a pesar de que el artículo décimo quinto obligue la observancia de los principios de laicidad y gratuidad y específicamente establezca que “la escuela no cobrará cuota alguna a los alumnos, padres de familia o tutores ni para el diseño ni para la participación en un club”.

Ante un mar de contradicciones y prisas por instrumentar algo que queda en entredicho Gracia, te comento que a mi parecer existe una inducción clara a la compra de “ofertas curriculares” de carácter privado y que como siempre, los paganos serán padres y madres de familia aunque las autoridades educativas se indigesten con las prisas.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Gustavo Santín Nieto

Gustavo Santín Nieto
Director del Instituto Universitario de Puebla (IUP).
x

Check Also

Columnistas-GustavoSantin

Ni una ni otro

Cartas a Gracia Se que te encuentras de vacaciones en Salchi, una de las hermosas ...

Columnistas-GustavoSantin

Evaluaciones que nos atropellan

Cartas a Gracia Mientras que cientos de miles de maestras y maestros -entre los que ...