Inicio » Primer Plano » Lo que dicen las columnas de Puebla » La desbandada en el PRI poblano y la impugnación a candidaturas comunes

La desbandada en el PRI poblano y la impugnación a candidaturas comunes

Batalla de dos: Martha Erika Alonso y Luis Miguel Barbosa

Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los Milagros, publicada en E-consulta, indica que dos factores tienen al morenovallismo y a su candidata a la gubernatura Martha Erika Alonso Hidalgo contra las cuerdas a cinco semanas de los comicios del 1 de julio.

El primero es la concurrencia electoral, es decir, haber empatado la fecha de los comicios locales con las elecciones federales: Si el calendario electoral de la entidad se hubiera mantenido desfasado de las elecciones presidenciales, seguramente los candidatos de Morena no tendrían el impulso que hoy tienen como consecuencia de la ola AMLO.

El segundo factor es haber sacrificado a quien parecía su mejor cuadro, José Antonio Gali Fayad, en una minigubernatura de 22 meses, para privilegiar a la esposa de Rafael Moreno Valle.

Si el abanderado de la Coalición por Puebla al Frente en estos comicios fuera José Antonio Gali, en vez de Martha Erika Alonso, la competencia sería sin duda reñida, pero los morenovallistas se habrían ahorrado el rechazo que representa lo que el periódico Reforma bautizó este domingo como la sucesión conyugal.

No estoy afirmando aquí que la esposa de Moreno Valle tenga perdidas las elecciones. Para nada. Lo que digo es que corre el riesgo de perderlas si la ola AMLO arrasa en Puebla y el llamado al voto diferente, al que algunos de sus operadores están convocando, no hace la diferencia.

Aquí la columna completa

Francisco Ramos deja el PRI… y se va con Manzanilla

Jorge Rodríguez, en su columna A Puerta Cerrada, publicada en El Sol de Puebla, señala que la infiltración y posterior desmembramiento del PRI a manos de Rafael Moreno Valle arrojará esta semana una consecuencia más para ese partido, cuando Francisco Ramos Montaño confirme su salida del tricolor y anuncie el surgimiento de una alianza política con Fernando Manzanilla Prieto, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la diputación federal por el distrito 12.

Ramos Montaño duró apenas cinco meses como presidente de la Fundación Colosio filial Puebla, una vez que el lunes 21 de mayo decidió presentar su renuncia, con carácter de irrevocable, debido a esa multitud de factores que mantienen a los candidatos del priismo en tercer lugar de las preferencias, y a los militantes, con el ánimo por los suelos.

Molestia e inconformidad frente al olvido de los dirigentes del PRI, locales y nacionales, así como un cúmulo de traiciones disfrazadas de falsa oposición, ocurridas todas, de 2010 a la fecha, para favorecer los intereses políticos de Moreno Valle, son las motivaciones que llevaron al ahora ex priista a buscar otros derroteros.

El personaje emprenderá un proyecto nuevo, de la mano de Manzanilla, con miras a las elecciones locales del 2021.

Hasta ayer por la tarde, Ramos Montaño todavía planeaba los detalles de un acto público que servirá para formalizar su adhesión a la candidatura del ex secretario General de Gobierno y que podría llevarse a cabo esta misma semana.

Aquí la columna completa

Se tambalea la ingeniería morenovallista

Enrique Núñez en su columna Contracara, publicada en Intolerancia Diario, indica que en esta misma semana, el Tribunal Federal Electoral resolverá un recurso de impugnación del PRI en contra de las llamadas candidaturas comunes.

De resolverlo favorablemente al tricolor, se generará un caos al interior del grupo morenovallista, toda vez que dejará a una serie de candidatos, en la necesidad de elegir a un solo partido para el día de la elección.

Pongamos un ejemplo. Si el Trife falla en contra de las llamadas candidaturas comunes, en el caso de Gerardo Islas, quien busca la diputación local por el distrito 22, lo hace a través de una mega coalición de seis partidos, en los que además de Nueva Alianza del que fue su dirigente estatal, están el PAN, PRD, PSI, Movimiento Ciudadano y Compromiso por Puebla. Esto sin contar al Partido Verde, cuya candidata Alicia Salazar ayer renunció y anunció su respaldo a Islas.

En este caso en concreto, una eventual resolución en su contra, provocaría que Gerardo Islas tenga que decidir por cuál de los seis partidos compite, ya que quedaría sin efectos el acuerdo masivo entre los partidos. En esa lógica Gerardo Islas y cuando menos otros cuatro candidatos se quedarían en la orfandad partidista.

Es importante no confundir las alianzas de partidos con las candidaturas comunes. Las cuales sólo operan en los casos de Gerardo Islas en Izúcar, Edgar Salomón en Texmelucan, Lilia Arminda de Tecamachalco, Ismael Sánchez en Acatlán y Jesús Zaldívar por el distrito 8 de la capital.

Aquí la columna completa

Rispidez y distanciamiento se percibió entre los protagonistas del acto de Ricardo Anaya

Fermín Alejandro García en su columna Cuitlatlán, publicada en La Jornada de Oriente, señala que aunque las imágenes del mitin de ayer –en la plaza principal de Cuetzalan– de la coalición Por México al Frente mostraban un acto exitoso, de mucha energía y asistencia, lo cierto es que algo no funcionó bien entre los tres principales protagonistas de dicha concentración, pues los discursos carecieron de fuerza política y dominó entre ellos un ambiente frío, distante y poco cordial. Esa situación se notó entre Ricardo Anaya Cortés, un grupo de gobernadores del PAN que le acompañaban y Martha Erika Alonso Hidalgo, la abanderada panista a la gubernatura.

Estimaciones periodísticas indican que llegaron unas 5 mil personas a la plaza principal de Cuetzalan, de diferentes partes de la Sierra Norte de Puebla; mientras que los organizadores estimaron entre 9 y 10 mil asistentes. Nadie duda que fue una gran concentración. El problema es que los discursos dirigidos a esa masa no fueron nada acertados para ganar simpatías, nuevos votantes a favor de la coalición formada por el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano.

El evento empezó 40 minutos tarde, algo que casi nunca sucede con los actos panistas, que son muy puntuales. Aunque llegaron juntos Ricardo Anaya y Martha Erika Alonso, en el evento casi no intercambiaron palabras. El candidato presidencial la mayor parte del tiempo se dedicó a dialogar, a sonreír, con Nadia Navarro, la aspirante a senadora del PAN y quien ha tenido una pobre participación en la campaña.

Al acabar el acto, contra la costumbre de Anaya de dar entrevistas, se montó un fuerte operativo de seguridad para que ningún reportero se le pudiera acercar al abanderado presidencial de la coalición Por México al Frente, a quien además se le veía molesto, incómodo.

Un segundo aspecto que llamó la atención es que al final del acto, Ricardo Anaya y Martha Erika Alonso, cada uno se marchó por separado.

Aquí la columna completa

La rabia de Panistas Unidos

Alejandro Mondragón en su columna Al Portador, publicada en Status Puebla, indica que en Puebla capital, búnker del panismo que tantos votos ha dado en las últimas elecciones presidenciales, el desánimo por el agandalle morenovallista de candidaturas ya se tradujo en rabia.

Una campaña de brazos caídos se ha organizado para que quien pague los platos rotos sea la candidatura de Por Puebla al Frente a la gubernatura.

La primera acción es la distribución de microperforados donde se puede leer en algunos automóviles este fin de semana, la leyenda: “Lalo Sí, Martha Érika No”.

Sí, muy similar a la que el propio morenovallismo utiliza para combatir al abanderado a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia: “AMLO Sí, Barbosa No”.

Los panistas de familias custodias, pendejeados por las dirigencias del partido, no soportan que Anaya le haya dejado a Moreno Valle la decisión de hacer lo que quiso con las candidaturas en Puebla.

Aquí la columna completa

Armenta, el topo de Barbosa

Valentín Varillas en su columna La Tempestad, publicada en Status Puebla, señala que Alejandro Armenta quiere ser gobernador de Puebla.

Pero no está dispuesto a esperar seis años más para intentarlo.

Lo quiere ahorita, ya en esta elección.

A más de treinta días de que se defina el proceso, siente que tiene posibilidades de lograrlo.

Para ello, fiel a su esencia –aprendida en los más bajos sótanos del marinismo-, traiciona, divide, fractura y pega por debajo de la mesa.

Aquí la columna completa

La interpretación política de la segunda encuesta de GCE

Arturo Rueda en su columna Tiempos de Nigromante, publicada en Diario Cambio, indica que un mes de escándalos financieros, inmobiliarios y hasta la posible comisión del delito de usurpación profesional, le costaron a Luis Miguel Barbosa bajar dos puntos en su intención de voto bruta de acuerdo con la encuesta estatal de Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) en su segundo sondeo para el Termómetro Electoral 2018 de CAMBIO.

Dos puntitos parecen poco para el nivel de escandalera. Pero la maquinaria del asedio funciona, porque Martha Erika Alonso ya se escapó a 8 puntos y rompió el empate estadístico entre ambos. Para el morenovallismo eso parecería suficiente, pues tomando en cuenta el margen de error de 3 por ciento señalado por la propia encuestadora, en el peor escenario Alonso Hidalgo se encuentra arriba por 2 puntos, y en el mejor, por 14 puntos de diferencia.

Con estos datos se entiende que el senador con licencia haya perdido la cabeza en la cuarta semana de campaña, cuando llamó estúpidos a los consejeros del IEE y decidió tomar represalias contra los medios a los que acusa de dirigir la campaña ‘negra’ en su contra, pasando por alto que fue El Universal el que dio a conocer el monto de sus inmuebles, y El Financiero, que publicó el documento que lo incrimina al hacerse pasar por licenciado sin haber obtenido el título.

En su defensa ya ni siquiera tiene el escudo de afirmar que Enrique Doger hace el trabajo sucio al morenovallismo, pues el candidato tricolor pautó un spot misógino contra Alonso Hidalgo que ya fue bajado por el INE por su notoria violencia de género. ¿Entonces cual es el colaboracionismo del ex rector de la BUAP?

El paraguas de López Obrador no es suficiente para que gane el candidato a gobernador de Morena. El tabasqueño ya también tiene las cifras de que el senador con licencia se desplomó, y como forma de presión se aventó la puntada de pedir observadores internacionales ante el “fraude” que se avecina.

Aquí la columna completa

Los 22 Años de La Quinta Columna

Mario Alberto Mejía en su columna La Quinta Columna, publicada en 24 Horas Puebla, señala que hace veintidós años, en las oficinas del extinto El Universal Puebla, Rodolfo Ruiz nos pidió a Carlo Pini y a mí la confección de una columna colectiva.

Nuestra propuesta fue La Quinta Columna, tal y como la ve el hipócrita lector, aunque sin las barajitas que heredó de El Ferruco, que nació en Cambio de la Sierra en abril de 1989.

Muchas lluvias han caído desde entonces.

Manuel Bartlett, que era priista y gobernador —y autoritario—, dejó de ser priista y gobernador, aunque sigue siendo profundamente autoritario, pese a que use saco de tweed con pantalones de mezclilla con dobladillo de por medio.

En ese tiempo tenía fama de hacer los fraudes electorales más formidables.

Aquí la columna completa

Sobre Redacción Ángulo 7

Redacción Ángulo 7
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
x

Check Also

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Los ambulantes en Tehuacán y CEE del PRD tomará vacaciones

PRD, vienen tiempos de vacas flacas Rodolfo Ruiz en su columna La Corte de los ...

PrimerPlano-LoQueDicenLasColumnasDe-Puebla

Chantajes en impugnación y Susana Riestra reemplazaría a Martha Erika

Amagan a magistrados que podrían votar en contra de la anulación Rodolfo Ruiz en su ...