Inicio » Columnistas » Indicador Político » Tabasco: 30 años después, cinco gobernadores y AMLO podría ganar

Tabasco: 30 años después, cinco gobernadores y AMLO podría ganar

Centrada la atención en la elección presidencial, algunas plazas locales podrían estar mandando mensajes interesantes. En Tabasco podría darse una nueva alternancia, ahora del PRD a Morena, de acuerdo con las estimaciones generales. Pero lo de menos sería ese relevo, porque lo importante estaría en el hecho de que López Obrador finalmente ganaría la gubernatura de su tierra.

Luego de treinta años de lucha, de marchas y pugnas, de choques con el PRI, de cuatro gobernadores priístas y uno perredista, ahora López Obrador se coloca en pole de salida en Tabasco con el ex priísta Adán Augusto López Hernández como candidato de Morena.

Sin embargo, los primeros indicios revelan que en Tabasco pesa más la figura local que el apoyo de López Obrador. Senador perredista y ahora morenista, López Hernández ha aprovechado la desarticulación del PRI estatal, las fracturas en el PRD y la gestión aguada del ex priísta, ex salinista y neo perredista gobernador Arturo Núñez Jiménez.

El propio López Obrador compitió por la gubernatura como candidato directo en dos ocasiones y dos con su candidato César Raúl Ojeda, pero en las cuatro fue aplastado por el aparato priísta local operado por Roberto Madrazo Pintado, su némesis estatal. Su venganza mayor no la disfrutó en el 2006, obsesionado con la victoria de Felipe Calderón Hinojosa: López Obrador quedó en segundo sitio presidencial con 35.3 por ciento de los votos, en tanto que el candidato presidencial priísta Madrazo Pintado llevó al PRI al sótano de 22 por ciento.

Si se obsesiona ahora con la presidencial del 2018, López Obrador no disfrutará su tendencia estatal en Tabasco y su arribo a la Quinta Grijalva, casa del gobernador. Las gubernaturas priístas de 1988 (Salvador Neme), 1994 (Roberto Madrazo), 2000 (Manuel Andrade) y 2006 (Andrés Granier) fueron operadas por Madrazo; la del 2012 encontró a un Madrazo disminuido.

La crisis estatal del PRI en Tabasco –reflejo de la crisis del PRI en los nueve estados que elegirán gobernador junto con presidente de la república– ha mandado al tricolor al tercer sitio en las preferencias; en tanto que el PAN se colgó del PRD para posicionarse en el segundo, pero con el dato histórico de que los candidatos panistas a gobernador en las cinco gubernaturas tuvieron un voto promedio de 4.5 por ciento.

Ahora los primeros sondeos colocan la alianza PAN-PRD-MC en segundo sitio, pero teniendo a Morena-López Hernández con el doble de expectativas. Al Frente le ha ayudado que el candidato sea perredista y nieto del exgobernador priísta Leandro Rovirosa Wade, miembro del gabinete del presidente Echeverría. Y el PRI se localiza en el sótano con Georgina Trujillo, una política sin fuerza ni carisma, y Madrazo corriendo por otras pistas.

Morena en Tabasco arrancará en buena posición porque López Obrador le quitó un buen pedazo de militancia. La gestión política pasiva del gobernador ex priísta-neo perredista Núñez Jiménez le hizo perder al PRD una de sus plazas más importantes, porque Tabasco fue primero cardenista y luego lopezobradorista. Por su pasado priísta, Núñez no supo construir nuevos cuadros ni alianzas y se aisló en el poder.

Sin la fuerza del petróleo, sin base sociales activistas y sin estructura estatal de poder, la ocupación lopezobradorista de Tabasco será una victoria simbólica de López Obrador. Pero al final será una victoria personal del candidato morenista López Hernández.

Política para dummies: La política es la necedad de la persistencia, pero acompañada de los errores de los adversarios.

Sólo para sus ojos:

· Recuerde consultar el sitio http://seguridadydefensa.mx para enterarse de la información estratégica.

· López Obrador ya encontró la forma de estar a diario en los medios sin violar las reglas del INE: atacar a sus contendientes, aconsejar cambios de candidaticos y burlarse de la autoridad. En cambio, Meade y Anaya no parecen entender el valor de los medios ni su utilidad para ocupar espacios para que no los ocupen otros.

· En los pasillos del poder se tiene la percepción de que Meade ha hecho un rebase a Anaya con la creación de una estructura de organización regional del voto con figuras del PRI que representan capacidad de promoción del voto. En cambio, Anaya sigue enredado con sus problemas inmobiliarios, el PRD no le da estructura y el PAN se ha atomizado.

· Famosas últimas palabras: “Prometí no dejar la gubernatura por otro cargo, así como prometí llevar a mi esposa al cine y no la llevaré”: Jaime Rodríguez, gobernador con licencia de Nuevo León y aspirante a candidatura independiente.

http://indicadorpolitico.mx
indicadorpoliticomx@gmail.com
@carlosramirezh

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

Sobre Carlos Ramírez

Carlos Ramírez
Periodista desde 1972, Mtro. en Ciencias Políticas (BUAP), autor de la columna “Indicador Político” desde 1990. Director de la Revista Indicador Político. Ha sido profesor universitario y coordinador de diplomados. Cuenta con diversos reconocimientos por su labor y trayectoria periodística y su columna se publica en 24 entidades del país.
x

Check Also

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Seguridad, pacificación, perdón y la gangsterizacion del Estado

Los foros de seguridad de López Obrador parten de un enfoque equivocado: la inseguridad, la ...

Columnistas-CarlosRamirezHernandez

Guerrero ante AMLO: seguridad interior, desarrollo y Estado

En medio del abandono institucional que se niega a articular variables de seguridad, turismo, estabilidad, ...