columnista-luisernestolara

Como es la primera semana del año quiero tomar la oportunidad para desearles lo mejor para este 2017, mucha salud y éxito en sus vidas. Es muy normal que por estas épocas tengamos la motivación para proponernos hacer nuevas actividades o tomar acciones que antes no hacíamos o que habíamos dejado de hacer, por ejemplo nos proponemos regresar al gimnasio, hacer dieta, ahorrar, viajar, ver más a nuestros amigos, comprar un carro y muchas otras cosas más.

Honestamente me encanta que cada año tengamos un espacio para querer cambiar, donde expresamos las cosas que ya no nos gustan que nos han cansado o que no nos sirven, y buscamos la forma de sentirnos mejor por medio de cambios en nuestros hábitos.

Ahorrar, es frecuentemente un rubro repetido en las listas de propósitos de año nuevo y se debe principalmente a dos factores principalmente; el primero se trata de una compra de algún bien o servicio de alto costo, por lo que necesitamos juntar poco a poco nuestro dinero para sumar una cantidad alta de dinero, por ejemplo un viaje largo al extranjero, o el enganche de un auto o casa, remodelar tu hogar y cualquier cosa que se les venga a la mente.

El segundo factor se trata de la prevención porque sabemos que no tenemos nada seguro, por ejemplo podemos perder el trabajo o nuestra forma de ingreso, enfermarnos o tener un accidente, cambiar nuestras prioridades o nuestros intereses; cualquiera de estos cambios nos traerán gastos que no estaban previstos en nuestro gasto cotidiano, por lo que el tener un ahorro nos servirá. Si ya tienes este hábito de ahorrar muy bien sigue así, si aún no lo desarrollas no te preocupes, ocúpate y comienza ahora mismo.

Ahora bien, nuestro dinero guardado en una cuenta de banco, debajo del colchón, en una tanda o en un marranito de cerámica o plástico está dejando de ganar más dinero. Está perdiendo la oportunidad de engordar no solo por la aportación que nosotros podemos hacer, sino está renunciando a crecer por el factor rendimiento.

Este punto es muy importante, nuestro dinero puede ganar intereses si lo invertimos. Las opciones que tenemos para invertir son muy diversas y podemos ganar mucho o poco, lo que no debemos perder de vista es que nuestra ganancia estará en función del riesgo de la inversión. Lo más recomendable es empezar invirtiendo en opciones de bajo riesgo, y con el tiempo buscar instrumentos que den mayor beneficio por invertir en ellos.

La regla de oro en las inversiones es “no poner todos los huevos en la misma canasta” de tal forma que si llegamos a tomar una decisión que no nos favorezca mucho, o más bien que nos perjudique no nos afectara al cien por ciento, solo será en parte. Por esto creo que un rubro obligado para nuestra lista de propósitos para este 2017 deberá ser “invertir”, y permitir que nuestro dinero comience a trabajar por nosotros.

Mis mejores deseos y un próspero año nuevo.

www.agenteeconomico.com.mx
[email protected]

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente la línea editorial del portal de noticias Ángulo 7.

incendios forestales