25.9 C
Puebla
viernes, mayo 7, 2021

Carolina acusa estar secuestrada en San Martín, pero FGE no la busca

-Publicidad-

Carolina acusa estar secuestrada en San Martín, pero FGE no la busca. Foto: Especial.

Carolina Romero Acatécatl desapareció el 16 de septiembre, pero hasta este sábado la FGE recibió a sus padres para prometer que rastreará el teléfono desde el que la propia víctima ha dicho que está secuestrada por su exnovio en San Martín Texmelucan.

La joven, de 15 años de edad, trabajó ocho días como niñera en el fraccionamiento Villas Atlixco, en Concepción La Cruz, zona conocida como Angelópolis y, cuando llegó el día de cobrar por su trabajo, no volvió a su casa de la colonia El Molinito.

Salió de su domicilio a las 3 de la tarde y, de acuerdo con Eustaquia Lucía Acatécatl Xotlanihua, no tenía que tardar más de 50 minutos en volver, por lo que tras llamar al teléfono de su hija a las 4 de la tarde y no obtener respuesta, supo de inmediato que algo andaba mal.

Llamó a la casa donde laboró Claudia Carolina para verificar si al menos llegó a cobrar el dinero, pero la respuesta fue negativa.

-Publicidad-

Se trasladó al lugar, preguntó a los vigilantes del fraccionamiento y le dijeron que sí la vieron entrar, pero no salir.

Esto quiere decir que Romero Acatécatl desapareció mientras recorría la calle Andrómeda, donde se ubica el que fue su lugar de trabajo, en la sección 2 del fraccionamiento, que cuenta con personal de seguridad privada y cámaras de video vigilancia.

“Está con el novio”, dicen en la FGE

Tras no dar con el paradero de su hija, Acatécatl Xotlanihua acudió al día siguiente -17 de septiembre- a presentar una denuncia en la Fiscalía General del Estado (FGE), pero desde el principio, el personal marcó la pauta que seguiría el caso: culpar a la víctima.

“Está con el novio”, “así son las de su edad”, “seguro regresa” y “se fue porque la mandaba a trabajar”, fueron algunas de las frases que el personal dijo a Lucía para que desistiera de presentar su denuncia.

Tras exigir que se tomara su declaración, la FGE abrió la carpeta de investigación C.D.I 15139/2017/ZC, pero desde aquel día, no ha tenido información alguna sobre los avances, por lo que este sábado hizo un mitin afuera del organismo y convocó a los medios para que su exigencia tuviera eco.

- Publicidad -

Lucía y su marido, Juan Romero, decidieron pegar en los postes papeles con las fotos de Claudia para pedir que cualquier persona que sepa de ella se comunique a los teléfonos 2231163607 y 2222152466.

Tres días después de la desaparición, 19 de septiembre, a Lucía le llegó un mensaje de su hija, donde le avisaba que estaba bien, pero que Pedro Santiago Soria, su exnovio –cuatro años mayor que ella- “no la dejaba ir”.

Exnovio, “celoso y violento”

A pesar de que la mamá llamó varias veces a Claudia, no obtuvo respuesta. El teléfono fue apagado en cuanto se envió el mensaje.

Desde entonces, no volvió a saber de ella hasta el viernes 29, cuando recibió una llamada de Carolina, quien le reiteró que estaba bien y que seguía con Pedro, pero se escuchaba con miedo, “como si alguien le dijera qué decir”.

Además de esto, le confesó que estaba en San Martín Texmelucan, en un lugar en el que nunca había estado y le pidió que fuera por ella, pues su exnovio –a quien Lucía identifica como celoso y violento– seguía sin dejarla ir.

Acatécatl Xotlanihua aseguró que desde el 16 de septiembre dio al personal de la FGE el número de su hija, así como los datos del exnovio, pues desde el principio sospechó de él, ya que no aceptó terminar la relación con Claudia hace dos meses.

De igual forma, informó a la fiscalía del mensaje de texto, así como recientemente de la llamada, pero nunca le informaron si al menos estaban buscando a su hija.

Inicia búsqueda 15 días después

Mientras todo esto era narrado a los medios, personal de la FGE comenzó a cerrar las puertas principales, eran las seis de la tarde.

Acompañados de una decena de familiares y amigos que sostenían carteles con la leyenda de “Justicia para Claudia”, Lucía y Pedro pidieron al personal ingresar para exigir que se acelere el caso.

Tras varios minutos, indignados y aún con lágrimas en el rostro, ambos salieron de nuevo para avisar que sí los atendieron, no les dieron nueva información, pero les prometieron que, ahora sí, rastrearán el número de Claudia para saber dónde está.

Romero Acatécatl desapareció un día después de que fue hallado tirado en un lote baldío el cuerpo de Mara Castilla, la estudiante que tardó desaparecida una semana luego de abordar una unidad de Cabify.

El caso de Mara –exalumna de Upaep– tuvo cobertura incluso internacional en gran medida por el activismo de su familia, amigos y compañeros en redes sociales.

En contraste, los padres de Claudia están solos en Puebla, provienen de la Sierra Norte, son campesinos, no tienen acceso a internet y su hija solo terminó la secundaria.

 

También te puede interesar

Redacción Ángulo 7http://www.angulo7.com.mx/author/redaccion/
El equipo de Redacción del portal de noticias Ángulo 7 busca que la información sea clara y concisa.
- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -