16.8 C
Puebla
jueves, marzo 4, 2021

De las campañas electorales adelantadas y la Ley de Seguridad Interior

-Publicidad-

Destape en Chiapas

Raymundo Riva Palacio en su columna Estrictamente Personal, publicada en El Financiero, señala que fuera de toda circunspección, el pasado sábado 11 de marzo se dio el destape del PRI para la gubernatura de Chiapas, en Yucatán. Falta mucho tiempo para esa elección, que será en el verano de 2018, pero no importó. Adversarios en el gabinete, como los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el de Educación, Aurelio Nuño, fueron acompañados por el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, para ungir informalmente a Roberto Albores Gleason como próximo abanderado al gobierno estatal. Para ir al futuro, se fueron al pasado. Asunto de amistades y componendas presidenciales, concretadas al amparo de una boda con una ‘cargada’ política de potencia nuclear.

Albores Gleason, hijo de un gobernador interino en Chiapas, se casó con Karla Esmeralda Méndez Marrufo tras una fugaz relación, en una ceremonia civil y religiosa en la fastuosa vieja hacienda henequenera Tekik de Regil, cerca de Mérida. Prohibieron el paso a la prensa porque no querían los organizadores del evento que la opinión pública registrara lo sucedido. Sabadazo electoral con la venia del presidente Enrique Peña Nieto. Sus secretarios enfrentados, Osorio Chong y Nuño, firmaron como testigos del novio, al igual que Ochoa, quien será el encargado de preparar más adelante la convocatoria de registro de candidatos, a modo, como es la marca de la casa, para el regreso a Chiapas de la naftalina.

La boda estuvo llena de símbolos. El más importante: lo irrelevante del sentir y pensar de los priistas chiapanecos, músicos de acompañamiento, porque quien manda allá no son ellos, sino el ‘Centro’. En julio del año pasado, como botón del desprecio, 10 exlíderes del partido en el estado le pidieron a Ochoa la remoción inmediata de Albores Gleason por haber violado los estatutos del partido y permanecer irregularmente en el cargo. Nadie les hizo caso. El recién casado también fue uno de los responsables de la caída del PRI en el estado por su mala operación política en los últimos años, pero tampoco cuenta. Albores Gleason es protegido del exgobernador Juan Sabines, amigo cercano de Peña Nieto, que no fue perseguido por la deuda superior a los 40 mil millones de pesos que dejó en el estado, sino protegido por el presidente, que lo nombró cónsul en Orlando.

La apuesta por Albores Gleason es por un modelo autócrata, represivo y despilfarrador, como fue el gobierno de Sabines, un político fiscalmente irresponsable y frívolo, del que tanto abreva el extraoficialmente ungido. Sabines fue precursor de los abusos que cometieron otros gobernadores peñistas, y pensar en su delfín como candidato, es creer que la vieja forma de hacer campañas, distribuyendo dinero a través de programas sociales y cooptando a la oposición o silenciando a la disidencia y la prensa crítica, será el camino de la victoria en el estratégico estado en la difícil frontera sur.

Eso no importa en Los Pinos. A la hacienda llegó la caballería política peñista y algunos más de la órbita priista. Estuvo el secretario de Salud, José Narro, con el procurador Raúl Cervantes y el coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa. También los gobernadores de Campeche, Chiapas, Colima, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Yucatán y Zacatecas. Cargada política para que le quedara claro al gobernador chiapaneco, Manuel Velasco, quién es el escogido en el ‘Centro’. El Verde dejó de ser útil, es casi un lastre, y él no pondrá candidato, se lo impondrá Peña Nieto, el hacedor electoral.

Aquí la columna completa

-Publicidad-

Provocar a López Obrador

Leo Zuckermann en su columna Juegos de Poder, publicada en Excélsior, indica que López Obrador no puede sentirse sorprendido. Claro que lo están provocando para que comenta errores porque así ocurre en todas las democracias: los que van abajo en las encuestas atacan al que va arriba para bajarlo. Hay estrategas que piensan que deben explotar las debilidades del puntero; hay quienes creen que es mejor hacerlo en sus fortalezas. A AMLO les gusta pegarle en una de sus debilidades históricas conocidas: cuando se siente amenazado, se desespera, saca las garras y hace declaraciones que lo hacen ver como un intolerante.

Es lo que le pasó en Nueva York. En una reunión con inmigrantes mexicanos se aparecieron manifestantes que lo criticaron por sus vínculos políticos con dos personajes centrales de la desaparición (y presunto asesinato) de los 43 estudiantes de Ayotzinapa: José Luis Abarca, expresidente municipal de Iguala, y Ángel Aguirre, exgobernador de Guerrero. López Obrador aguantó vara: se mostró tolerante durante el evento que a la postre tuvo que suspender. Pero luego, cuando uno de los padres de uno de los estudiantes desaparecidos le siguió reclamando, AMLO, quien ya se encontraba en su automóvil, lo calificó de “provocador”, le pidió que se callara (hay una disputa de si realmente dijo esto) y le recomendó que le preguntara a Peña y al Ejército qué había pasado con los 43 jóvenes.

Craso error por tres razones. Primero porque apareció, de nuevo, el López Obrador intolerante tildando de agitador nada menos que a uno de los padres de los jóvenes asesinados. Segundo porque, con esta actitud, quedó en evidencia que su discurso sobre la república amorosa es puro bullshit. Y, tercero, porque irresponsablemente culpó a las Fuerzas Armadas por lo ocurrido la noche del 26 de septiembre de 2014.

Posteriormente, observamos al AMLO incapaz de reconocer un error y enmendarlo. En este caso, se negó a pedirle una disculpa a Antonio Tizapa, quien perdió a su hijo en la trágica noche de Iguala. En cuanto al Ejército, declaró que, si gana en 2018, no lo va a utilizar “para masacrar al pueblo […] para reprimir a los mexicanos, no vamos a seguir con la misma política injusta e inhumana de querer enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia con medidas coercitivas, con el uso de la fuerza, con masacres, como lo han venido haciendo, quitándole la vida a seres humanos”. Es muy grave lo que está afirmando: que en la actualidad el gobierno usa a las Fuerzas Armadas para masacrar a la población civil. Por eso, supongo, le recomendó a Tizapa preguntarle al Ejército qué había pasado con su hijo. Eso sí, para que no se vaya a enojar la tropa, AMLO también prometió que les va a subir el salario a los soldados, marinos y policías si gana en 2018.

Aquí la columna completa

Osorio y AMLO. ¿Campaña adelantada?

- Publicidad -

Ricardo Alemán en su columna Itinerario Político, publicada en Milenio, señala que no es novedad que el único candidato que con toda certeza estará en la boleta presidencial de 2018 se llama Andrés Manuel López Obrador.

Tampoco es nuevo que desde hace meses recorre el país —sin exlicar el origen del dinero de los costosos periplos electorales— en clara, abierta e ilegal campaña presidencial que tolera un INE a modo y domesticado.

Y nadie sabe, a estas alturas, quiénes serán los candidatos presidenciales de PRI, PAN y PRD que enfrentarán al tabasqueño que, por ser el único candidato, encabeza todas las mediciones.

Lo que sí sabemos es que el único político, precandidato presidencial del PRI y servidor público del gobierno de Peña Nieto se llama Miguel Osorio y no solo es el secretario de Gobernación, sino que se trata del más aventajado presidenciable del tricolor.

Por eso la interrogante cada vez es más frecuente en comederos políticos y en discusiones sobre el ya iniciado 2018: ¿Será que Miguel Osorio y Andrés Manuel López Obrador protagonizan lo que a todas luces parece una campaña presidencial adelantada?

Aquí la columna completa

Se fue por la puerta principal

Joaquín López-Dóriga en su columna En Privado, publicada en Milenio, indica que cuidado con crear tanto odio, los puede alcanzar. Florestán

Alguna vez un taimado político mexicano dijo: Yo no voy a las cárceles ni a los panteones, porque no dan votos.

Y luego fue gobernador.

Esa sentencia retrata el nulo interés de los gobernadores por sus penales, que no dan votos, y en ese abandono cómplice han permitido la existencia del autogobierno de la delincuencia y, con ella, la corrupción en todas sus expresiones.

En algún momento de los años 70 se hizo una reforma que quedó en el nombre, los mismos penales se convirtieron en Centros de Readaptación Social, Ceresos, pero siguieron funcionando igual y, con los años y la explosión del crimen organizado, peor.

Aquí la columna completa

Morena y el oportunismo político

La columna Bajo Reserva, publicada en El Universal, señala que Morena no sólo está sumando a sus filas a personajes del PRD, sino también ahora de Movimiento Ciudadano. La semana pasada el diputado federal Carlos Lomelí Bolaños, de Jalisco, dejó las filas del partido de Dante Delgado pues en la entidad, ahora importante bastión del MC, enfrenta fuerte disputa interna entre más de media docena de líderes y legisladores que han acaparado candidaturas y cargos y nadie parece ceder lugares. Así, ante tanta competencia Lomelí, quien antes simpatizó con el PRD, ahora espera recibir el calor de los brazos de Morena, y alguna que otra candidatura. No vaya usted a pensar que se trata de oportunismo político, para nada, es pura comunión de don Carlos con los ideales de Morena, que no quepa duda.

Debate caliente en el Senado

Un buen debate se espera este miércoles en la tribuna del Senado. Nos comentan que a petición del senador panista Roberto Gil se realizará un debate abierto sobre la Ley de Seguridad Interior, que tanto han urgido a discutir y aprobar las Fuerzas Armadas. El cálculo de don Roberto es que en este debate aquellos legisladores que “nadan de muertito” en el tema asuman una posición, que los simuladores dejen de hacer como que hacen y que quienes consideren que las Fuerzas Armadas han cometido algún crimen que lo digan de manera abierta. El debate promete ponerse al rojo vivo en especial entre algunos senadores que tienen visiones diametralmente opuestas en el papel que deben desempeñar el Ejército y la Marina en tareas de seguridad interior.

Aquí la columna completa

La columna Trascendió, publicada en Milenio, indica que el presidente Enrique Peña Nieto promulgará este martes la reforma a la Ley General de Educación que, entre otros objetivos, busca beneficiar a los dreamers que regresen a México, revalidando los estudios que hayan cursado en el extranjero.

El mandatario hará el anuncio en Palacio Nacional después de encabezar la conmemoración del natalicio de Benito Juárez, aunque queda la duda de cómo se aplicarán esos beneficios, con la falta de espacios en las matrículas nacionales, sobre todo en educación superior.

Que el secretario de Educación, Aurelio Nuño, comenzará mañana la defensa del nuevo modelo educativo ante el Congreso de la Unión y, por principio de cuentas, asistirá a un encuentro con la comisión correspondiente de la Cámara de Diputados, para despejar dudas e inquietudes de los legisladores que calificaron de “tardío y demagógico” el proyecto.

Eso sí, hasta los representantes de la oposición reconocen la prontitud del funcionario en atender el llamado a comparecer en el Palacio de San Lázaro, solo a una semana de la presentación del modelo educativo.

Que a pesar de los desencuentros entre México y Estados Unidos a raíz de las declaraciones del jefe de la Casa Blanca, Donald Trump, la relación con otras instancias del gobierno estadunidense son buenas.

Aquí la columna completa

 

También te puede interesar

- Anuncio -
- Publicidad -

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias relacionadas

- Anuncio -