Inicio » En Otros Medios » Bandas de huachicoleros se arman ante arribo de militares (Fotos)

Bandas de huachicoleros se arman ante arribo de militares (Fotos)

Redacción /Diario Cambio

Las bandas de ‘huachicoleros’ que controlan la venta de gasolina robada en el tianguis de Huixcolotla se armaron “hasta los dientes” este jueves ante el temor de un operativo, luego que el gobierno estatal anunciara que 500 policías militares llegaron a reforzar la vigilancia en los municipios que conforman el Triángulo Rojo, en donde se concentra el 80 por ciento de la ordeña a los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

CAMBIO constató que a partir de esta semana, en este centro de venta que se ubica sobre la carretera federal Puebla-Tehuacán, también se estableció en 10 pesos el litro de combustible, y quien no respete la cuota, será sancionado con 5 mil pesos.

Según información obtenida con ‘huachicoleros’ de la zona, ante la “guerra” que existe contra el robo de gasolina en la entidad, las bandas se están reajustando y eso implica elevar el costo del combustible que comercializan.

“El patrón dice: ‘¿Apoco para nosotros es fácil ir a sacar la gasolina del tubo? Nos corretean y balacean los huachos (militares)”, dijo uno de ellos.

Otro huachicolero confió que tras la detención de integrantes de la banda de El Bukanas, los grupos delictivos reforzaron su seguridad. Portar armas de grueso calibre en diversos puntos de este tianguis se ha vuelto algo normal, en tanto que en los últimos días ha sido evidenciado dicho mercado por comercializar el combustible frenéticamente, como si se tratara de frutas o verduras.

Tianguis operan en la impunidad

Desde que medios locales y nacionales han comprobado el modus operandi tanto del tianguis de Huixcolotla como de Zozutla –perteneciente al municipio de Yehualtepec–, las autoridades estatales y federales no han ingresado a realizar decomisos o detenciones como en poblaciones aledañas.

Interrogado sobre el tema hace una semana, el secretario de Seguridad Pública estatal argumentó que se teme una posible balacera con los huachicoleros donde terceros salgan perjudicados, dado que éstos utilizan a niños y a mujeres en la comercialización.

Además, en días de tianguis, en Huixcolotla llegan a comprar al menos 20 mil personas.

A pesar que las fuerzas estatales y federales han buscado otras estrategias para desarticular dichas bandas, los huachicoleros que operan en este lugar se han armado e incluso han lanzado una advertencia contra reporteros que evidencien su forma de operar.

El tianguis se sitúa a sólo unas cuadras del despacho del alcalde Filomeno Cruz, frente a policías municipales y a 10 minutos un arco de seguridad, controlado por militares y agentes federales.

Al llegar al mercado no hace falta preguntar por los ‘huachicoleros’, ya que se hacen notar con mangueras en mano color verde o transparente, llaman la atención de los automovilistas, van y vienen entre pasillos en búsqueda de clientes, y se pierden entre las decenas de vehículos que llegan al lugar para recargar sus tanques.

Cada día, según testimonios de estos vendedores, alrededor de 30 camionetas con bidones de gasolina y diésel extraídos de tomas clandestinas entran al tianguis y sus encargados instalan sus puestos.

Las reglas entre las bandas

CAMBIO dio a conocer en su edición del 3 de marzo que presuntos chupaductos de Palmar de Bravo, apodados “Los Palmeros” amenazaron con ejecutar a otros huachicoleros del Triángulo Rojo para acabar con la “competencia desleal”, si no se ciñen al precio del litro de gasolina robada en 10 pesos, ya que algunos la remataban hasta en cinco pesos.

Lo mismo ocurrió en esta semana en Huixcolotla. El costo de la gasolina robada pasó de 8 a 10 pesos. La regla que se estableció es una sanción de 5 mil pesos a quien intente vender en menos del monto fijado. Solamente, se permite hacer descuentos a “clientes VIP”: si alguien compra más de 200 litros, cada litro se le cobra en ocho pesos y si adquiere 500 o más, en 6.50 pesos.

Puebla ocupa el primer lugar nacional en tomas clandestinas. Los puntos de mayor alarma son los municipios del llamado Triángulo Rojo —Palmar de Bravo, Tepeaca, Quecholac, Acatzingo y Acajete—, donde se concentra 80 por ciento de los hurtos. El 2016 se cerró con un total de mil 533 tomas clandestinas, la cifra más alta en la historia de Puebla.

Para mayor información

Sobre admin

x

Check Also

El sol

Multarán con más de 226 mil pesos a políticos que se publiciten en CH de Puebla

Marco Aurelio Mirón/El Sol de Puebla Partidos políticos tendrán que cubrir su publicidad móvil durante ...

La jornada

Por ser influyente, no se detiene a feminicida de estudiante de la Ibero, reclaman desde Durango

Kara Castillo/La Jornada de Oriente Pese a que el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro ...