Por Miguel Hernández @mikereportero

En el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel se ha vuelto común detectar todos los días el intento de introducir drogas por parte de familiares a internos, reconoció el secretario de Seguridad Pública, Jesús Rodríguez Almeida.

Expuso que cocaína y marihuana, son lo que más se encuentran dentro de los paquetes de comida o vía las partes genitales de las mujeres.

Ante, señaló que hace falta reducir la sobrepoblación en el penal, por lo que espera que dentro del presupuesto de 2016, se puedan destinar más recursos para una nueva área, lo que permitirá hacer más eficiente la seguridad así como la estancia de los presos.

El reclusorio ubicado en la capital poblana tiene 3 mil 500 reos, por lo que se necesita tener más celdas para que haya menos hacinamiento, agregó.

 

Foto: EsImagen

banner-enfrentando-la-contingencia