Acusan “nuevo intento de imposición” con Sergio Pérez en sindicato de Issstep
Acusan “nuevo intento de imposición” con Sergio Pérez en sindicato de Issstep. Foto: EsImagen

Luego de que Isauro Rendón Vargas quedó como líder sindical del Issstep entre señalamientos de imposición, agremiados acusaron que se busca repetir la misma fórmula con Sergio Pérez Poblano, señalado de vender plazas y amedrentar a empleados.

Así lo señalaron a Ángulo 7 dos trabajadores que prefirieron el anonimato para evitar represalias, quienes coincidieron en que el actual representante, Rendón Vargas, quien fue alcalde de Tepeaca durante 2011 y 2014, busca imponer como próximo líder a Pérez Poblano, actual secretario del interior del sindicato.

Acusó que Pérez Poblano, junto a su hermano Víctor, representante de foráneos, están coludidos en la venta de empleos, al igual que nominan a los trabajadores por conveniencia.

De igual forma, en entrevista con este medio, mencionó que durante el actual liderazgo fue modificado el contrato colectivo, perdiendo, con ello, prestaciones como el pago por incapacidad.

Precisó para la colocación de Pérez Poblano, se ha hecho trato con los actuales candidatos, Maribel Lázaro y Ricardo Cerón, quienes harían un cierre de unidad para darle la ventaja en las votaciones; esto, en aparente contubernio con del nuevo director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issstep), Miguel Ángel García Martínez, quien fue designado el pasado 14 de mayo, tras la salida de Karen Berlanga Valdés.

Puntualizó que dicho cambio provocó molestia en los trabajadores, pues comentó que fue García Martínez “quien dio luz verde hace tres años para que se despidieran a varios compañeros”, en apoyo al actual líder.

Suspenden votaciones para nuevos integrantes

Por otra parte, el trabajador indicó que el pasado 15 de mayo tuvieron que celebrarse nuevas votaciones; no obstante, el 23 de ese mes, el sindicato emitió un oficio donde suspendía el proceso y se alargaba la actual gestión, hasta nuevo aviso, esto, en seguimiento a lo “establecido” por la Secretaría de Trabajo (ST) estatal.

“Tiene por extendido el periodo de vigencia de la representación sindical actual del Comité, durante el término en que persista la aplicación de medidas sanitarias, de confinamiento y sana distancia, en el entendido de que una vez sea declarada como concluida la emergencia, en forma inmediata se dará inicio al proceso del Comité Ejecutivo Sindical que fue cancelado”, reza el documento.

Comentó que lo anterior favorece a la “imposición” ya señalada, siendo que el Comité debió ser reemplazado el pasado 26 de mayo, por lo cual, exigió que Rendón Vargas muestre el documento donde el titular de la ST, Abelardo Cuéllar Delgado, pidió la prórroga de la elección.

“Por lo menos queremos ver el oficio que Abelardo Cuéllar le entregó dándole la prórroga para que continúe en la contingencia, pero nosotros, el 26 de mayo, nos quedamos sin comité. Ahora lo que quieren es imponerse de nuevo”, expresó.

Por esto, consideró que a partir del 15 de junio podrían buscar la manera de celebrar el proceso, respetando las medidas de protección por Covid-19, pues “ya son muchas las anomalías que hay con ellos”.

Sobre la extensión del actual sindicato, comentó que solo sería en términos de mantener la administración, debido a que, por la falta de votación de la base trabajadora, carecerían de legitimidad.

Rendón Vargas, el primer “impuesto”

El empleado recordó que en el cambio de comité del 2017, Rendón Vargas logró colocarse como representante de manera ilegal, apoyado por quien entonces era gobernador de Puebla, Antonio Gali Fayad; explicó que, para lograrlo, amedrentó al resto de los candidatos, llegando a ocultar la toma de nota que emitió la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), pues presuntamente la base trabajadora había elegido a otro representante.

Al respecto, el 2 de junio de dicho año, el órgano otorgó la toma de nota, debido a que la planilla que encabezaba era la única que se registró para la renovación del cargo.

De igual forma, resaltó que el sindicato tampoco ha rendido cuentas de aproximadamente 3 millones de pesos, provenientes de año y medio de cuotas, que le fueron encargados al inicio de la gestión, pues fueron retenidos a la anterior líder, Susana Andrade Solís, quien fue sustituida por la base; subrayó que los señalamientos en contra de ella iniciaron en 2015, sin que a la fecha se haya comprobado alguna irregularidad.

banner-enfrentando-la-contingencia