banner-enfrentando-la-contingencia
Falso, que en Puebla haya cierre de establecimientos comerciales
Garantizar vida de poblanos por Covid, prioridad: gobierno a Esparza. Foto: EsImagen/Archivo

Para el gobierno del Puebla, la prioridad ha sido garantizar la vida de los poblanos ante el Covid-19, situación contraria al rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, quien no ha desplegado alguna acción tendiente para combatir la pandemia, contestó la administración estatal.

Luego de que, en sesión del Consejo Universitaria, Esparza Ortiz señaló que el mandatario Miguel Barbosa Huerta prefiere acrecentar sus batallas en lugar de atender la emergencia sanitaria, el gobierno del estado aseveró que dentro de su atención está la comunidad de la BUAP.

“Lo dicho se acredita con las acciones puestas en marcha todos los días que se constatan públicamente y que seguiremos realizando hasta que esta situación crítica sea superada”.

Consideró que, en cambio, el rector no ha implementado alguna acción para combatir el Covid-19 y lo retó a hacer del conocimiento de la opinión pública alguna que él haya realizado en estos difíciles meses.

Calificó como lamentable la situación del Hospital Universitario con la privatización de sus servicios al tenerlos subrogados al IMSS y al Issste.

Esparza no es la universidad

Resaltó que el gobierno estatal no tiene enemigos; sino que existen adversarios políticos que se oponen al cambio y se niegan a abandonar el sitio de privilegio y de impunidad en el que se instalaron en administraciones anteriores y que aprovechan cualquier oportunidad para atacar o financiar guerras sucias, como las patrocinadas por Esparza Ortiz y que se tienen identificadas.

“La transparencia y rendición de cuentas llegaron para quedarse en Puebla, son inaplazables. Cada peso que el rector ha manejado será aclarado. Con todo respeto a la institución universitaria, es preciso aclarar que Esparza Ortiz no es la universidad, ni la autonomía. El gobierno del estado de Puebla reitera su respeto a la BUAP y a su comunidad”, remató.

La declaración del rector obedeció a su malestar contra la Ley Educación aprobada hace dos semanas por el Congreso del estado, pues con la nueva legislación la Auditoría Superior del Estado (ASE) podría revisarle las finanzas.