presa-lago-valsequillo
En Puebla, urge atender explotación y recarga de reservas acuíferas: experto. Foto: José Castañares / EsImagen

Pese a la reciente reforma a la Ley del Agua estatal para “evitar cortes” y la promesa del gobierno estatal para remunicipalizar el servicio del vital líquido, en Puebla capital nos se considera la urgencia de atender la explotación y recarga de las reservas acuíferas ante un “shock hídrico” en 15 años.

Para subsanar esta carencia, es necesario un estudio interdisciplinario e integral del sistema hídrico de la zona metropolitana, a fin de obtener datos que puedan sustentar políticas adecuadas de abasto y uso de agua.

Así lo señaló en entrevista con Ángulo 7, Juan Jesús Torres Solano, ingeniero geofísico, quien comentó que el uso de litros de agua por hogar, tema en el que se centró la discusión de dicha reforma, no se debe ajustar a un ideal de la Organización de Mundial de la Salud (OMS).

Esta institución –hay que recordar– plantea un uso mínimo de 100 litros al día por persona, por lo que los diputados Nora Merino Escamilla y Gabriel Biestro Medinilla, impulsores de la modificación  a la ley, fijaron un tope de 500 al día por hogar, a fin que quienes no lo rebasen puedan evitar los cortos del suministro por parte Agua de Puebla y los sistemas operadores municipales. 

Lo anterior, porque esta se basa en un estado óptimo de los recursos, y lo que hace falta es obtener “datos sobre el problema de sobreexplotación de las reservas de agua, cuántas existen e incluso planes para solventar el abatimiento del acuífero en Puebla». 

Esto implica conocer el sistema hídrico de Puebla, que incluye un estudio sobre las cuencas, cuánta agua hay en ellas, cuánta se puede utilizar y emplear y que sea sustentables

Asimismo, debe señalar el aporte de agua a las reservas explotadas, esto es, saber «si hay pozos de infiltración por parte de empresas e industrias, que debería haber, además del aporte más que el natural”.

Comentó que el único antecedente que conoce en el país de este tipo de estudio es el de la cuenca del Valle de México, donde se hicieron análisis «no sólo de cuánta agua hay se extrae, sino de todo el sistema hídrico, de las zonas donde se infiltra el agua, las zonas de trasporte y el consumo». 

Reiteró que, si los gobiernos no invierten en el conocimiento científico del sistema hídrico de Puebla, en 15 años la zona metropolitana enfrentará problemas graves de desbasto y abatimiento de sus reservas acuíferas.