Alumnos se solidarizan con movimiento de la BUAP y Upaep; exigen seguridad
Alumnos se solidarizan con movimiento de la BUAP y Upaep; exigen seguridad. Foto: EsImagen/Especial.

Bajo la exigencia de seguridad y justicia, estudiantes del UTP, ITP, UVP, BINE, y preparatorias BUAP se manifestaron, marcharon o iniciaron paro indefinido de labores, tras el asesinato de tres alumnos de Medicina y un chofer de Uber en Huejotzingo.

Alrededor de las 9:00 de la mañana, alumnos de la Universidad Tecnológica de Puebla (UTP) se reunieron en las afueras del aula con pancartas en las que se lee “Que México se entere que en Puebla matan estudiantes” y “No más violencia”.

Los estudiantes Iniciaron a marchar por de la Calzada Zaragoza y salieron a la Diagonal Defensores de la República, al contingente se unió el estudiantado del Instituto Tecnológico de Puebla (ITP) e irían rumbo al Zócalo de la ciudad y Casa Aguayo.

La UTP refrendó el derecho de los universitarios a manifestares, sin embargó negó que la institución se fuera a paro, por lo que este jueves no se suspenderán labores.

Por su parte, tres preparatorias de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) suspendieron labores, estudiantes de la Alfonso Calderón Moreno y la 2 de Octubre se manifestaron fuera de las instalaciones.

“Venimos a estudiar, no a morir”, “Mis sueños deberían costar esfuerzo, no la vida” y “No hay justicia para el pueblo, no hay paz para el gobierno”, son algunas de las consigas que llevaron los adolescentes.

En tanto, jóvenes de la preparatoria Lázaro Cárdenas se trasladaron con consignas al bulevar Hermanos Serdán, donde protestaban alumnos del Benemérito Instituto Normal del Estado (BINE) de Puebla.

Alumnos de la Universidad del Valle de Puebla, permanecieron en las afueras del instituto y se unieron a las protestas, pese a que directivos intentaron persuadirlos de disolver el movimiento, según se acusó en redes.

De igual forma, estudiantes de la Escuela Libre de Derecho salieron a las calles del Centro Histórico para exigir seguridad a la comunidad estudiantil.

Trascendió que ciertas universidades incorporadas a la BUAP están siendo obligadas a unirse al paro.