Regidores del G5 acusan al ayuntamiento de exigirles su renuncia
Regidores del G5 acusan al ayuntamiento de exigirles su renuncia. Foto: Daniel Casas / EsImagen

Regidores del grupo G5 acusaron que recibieron un listado donde se exigía las renuncias voluntarias a todos los regidores y de sus 78 trabajadores de confianza, por parte del coordinador ejecutivo de Proyectos Estratégicos, Andrés García Viveros, pero sin explicar los motivos.

En rueda de prensa, el morenista Edson Cortes Contreras indicó que fue el pasado miércoles cuando por teléfono recibieron en la Sala de Regidores dicho documento; además, aseguró que se trata de un procedimiento irregular, ya que constitucionalmente el cargo es irrenunciable.

«Le decimos a la presidenta Claudia Rivera Vivanco que no le vamos a permitir más abusos y excesos en esta administración, que vamos a mantener a todo nuestro personal de confianza y no permitiremos que salga un solo trabajador», afirmó.

Recalcó que estas acciones iniciaron por parte del ayuntamiento cuando se les exigió la renuncia «voluntaria» a aproximadamente 80 empleados de confianza de la contraloría, de los cuales, aseguró, solo 17 se negaron a firmar el documento sin fecha.

Por su parte, Marta Teresa Ornelas Guerrero aseguró que la intención es no firmar y que «nadie se va a ir».

Esto, ya que exigen la destitución de la secretaria de Seguridad Ciudadana (SSP) María de Lourdes Rosales Martínez, así como de Alejandra Rubio Acle, titular de la Secretaria de Movilidad.

Presentarán queja ante DH por naranjitas

En otro tema, los regidores denunciaron arbitrariedad y uso excesivo de la fuerza por parte de la SSC en la detención de las naranjitas, razón por la que presentarían una queja ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, en tanto que ya presentaron una a su homóloga estatal.

Denunciaron el operativo de estas trabajadores  fue montado desde la administración municipal, señalando que una vez que entraron en el edificio, fueron encerradas hasta que arribaran los elementos policiales.

El abogado de las afectadas, Miguel de la Rosa, comentó que en la carpeta de investigación 104-2020-UF existen inconsistencias, mismas que les mostraron al fiscal, quien se encargó de su liberación.

«El hecho que se les imputó fue que estaban realizando porras en contra del ayuntamiento. Ese fue su pecado», expresó.

Detalló que, según el informe, la detención de las 16 implicadas se realizó a las 9:00 horas, «sin embargo fueron puestas a disposición del fiscal a las 15:00″, lo cual rompe con la obligación de las autoridades entregar a los responsables ante la Fiscalía General del Estado (FGE) con inmediatez.

Además, aseguró que el informe y los documentos que acreditaban la legítima detención carecían de firmas y no estaba «concluidos en su totalidad».

Fue el pasado 13 de enero cuando las trabajadoras de limpia irrumpieron en las oficinas del sindicato, señalando que el líder sindical, Salvador Pérez Xilotl, busca reelegirse.

Regidores del G5 acusan al ayuntamiento de exigirles su renuncia