Detenidas, 13 hidroeléctricas en Puebla y una avanza en Teziutlán: activista
Por ilegal, Cabildo de Ahuacatlán quita permiso a hidroeléctrica para Walmart. Foto: Cemaer

El ayuntamiento de Ahuacatlán señaló que los permisos para la construcción del proyecto hidroeléctrico Puebla 1 son ilegales por lo que ya le fueron revocados a la empresa Deselec 1 Comexhidro, y cuya instalación daría electricidad a Walmart, Vips, Suburbia y Waldos.

Además, el Cabildo también reconoció que la construcción de esta obra pondría en riesgo los derechos de comunidades totonacas que habitan en el municipio de Ahuacatlán en la Sierra Norte de Puebla.

El día 12 de enero de 2020, integrantes del Consejo Regional Totonaco en defensa del territorio, hicieron una marcha para exigir la revocación de la autorización de cambio de uso de suelo y licencias para ese proyecto.

Tras escuchar a una comisión, el secretario general del ayuntamiento, Luis Armando Ruiz, como portavoz del presidente municipal, Juan Luis Pérez Pastrana, de regidores y síndico municipal, entregó el acta de Cabildo a los delegados de las comunidades en la cual consta que se revocaron las licencias otorgadas a Deselec 1.

Lo anterior debido a que las licencias fueron otorgadas de manera irregular pues no cumplieron con los requerimientos de ley.

Uso de sellos apócrifos y datos falsos

Entre las irregularidades que encontró el Cabildo estuvieron la falsificación de logo y sello municipal en el documento de autorización de licencias otorgadas por el regidor de obras del período 2009-2011, Andrés Francisco Juan Covarrubias, el cual además fue otorgado de manera irregular ya que actos como cambio de uso de suelo y licencia de construcción deben ser aprobados en sesión de cabildo, lo que nunca ocurrió con los permisos que se dieron a Deselec 1 en el 2009.

También hubo información falsa en un supuesto convenio entre Comexhidro y la población de San Mateo Tlacotepec, así como uso indebido del sello oficial.

Finalmente los comunidades de Ahuacatlán solicitaron a su ayuntamiento que prohíba futuros proyectos extractivos y la privatización del agua en el municipio y respete los derechos de las comunidades indígenas, pues fueron reiteradas las ocasiones en que sus pobladores manifestaron su desacuerdo ante la hidroeléctrica pues, modificaría el caudal del río Ajalpan, lo que –afirmaron—generaría “graves impactos” a las inundaciones de zonas de cultivo, además de que el uso de explosivos para la construcción de túneles pondría en riesgo los manantiales.

Cabe mencionar que en octubre de 2019, un juez negó el amparo contra el Proyecto Hidroeléctrica Puebla 1, interpuesto en 2016 por mil 96 indígenas totonacas de la Sierra Norte, este fallo fue dado a conocer por el Centro de Análisis e Investigación (Fundar).