PRI y Morena abren la puerta a partidos que rompieron con el PAN
PRI y Morena abren la puerta a partidos que rompieron con el PAN. Foto: Especial

El PRI y Morena abrieron la puerta a una alianza con los partidos de Por Puebla al Frente que rompieron con el PAN tras sentirse excluidos; no descartaron reunirse con ellos y aceptaron que podrían verse beneficiados en la elección extraordinaria.

El coordinador morenista en el Congreso del estado, Gabriel Biestro Medinilla, consideró que al separarse del frente el PRD, MC, NA y PSI podrían “revivir” y reivindicarse, luego de ser parte del régimen morenovallista.

Aseveró que al romper con el PAN los partidos pueden retomar el rumbo “del lado correcto de la historia” de cara a la elección por la gubernatura que se prevé para principios de junio.

Sin embargo advirtió que, si pretenden sumarse al obradorismo, tendrían que asumir “los valores y principios” de la coalición Juntos Haremos Historia.

A pesar de esto, negó en entrevista que busque “meterse en la vida” de otros partidos, pero les sugirió a los líderes tomar el control y redirigirlos

No obstante enfatizó que las dirigencias nacionales y la convocatoria para el proceso electoral que publique el Instituto Electoral del Estado (IEE) definirán la viabilidad de coaligarse o no.

Dudan continuidad de coalición

Afirmó que hasta el momento Morena desconoce si se repetirá el bloque de Juntos Haremos Historia, por lo que evitó pronunciarse si podrían unirse otros partidos.

Rocío García Olmedo, coordinadora de la bancada priista, también vio posible una alianza con otros partidos en la próxima elección al señalar que se requiere “unidad” en la política poblana.

En entrevista por separado, consideró que la fractura del frente es una “ventana de oportunidad” para que el tricolor obtenga la victoria en los próximos comicios si postula un candidato competitivo.

Sin embargo, evitó referir si aceptaría una reunión con los frentistas inconformes y se resistió a dar una opinión respecto a qué partido podría ser aliado del priismo al señalar que “eso le toca” al dirigente, Javier Casique Zárate.

El coordinador panista Marcelo García Almaguer minimizó las críticas de los líderes de PRD-MC-NA y PSI, descartó un rompimiento en el frente y se dijo “respetuoso” de su postura, pero evitó abundar en su opinión.

Sostuvo que el albiazul tomó en cuenta a sus aliados y “valora” su aportación, por lo que negó que el PAN se sienta el “heredero” de la gubernatura, como acusaron los inconformes del frente que este jueves anunciaron que buscarán aliarse con partidos diferentes, como el PRI y Morena.