banner-enfrentando-la-contingencia
Van al corralón 123 vehículos por no respetar “Hoy no circula” en Puebla
Decretos para contener Covid en Puebla se mantendrán después del 1 de junio. Foto: Especial

El gobernador Miguel Barbosa Huerta anunció que se mantendrán los decretos emitidos en Puebla derivado de la pandemia por el Covid-19, pues aunque la Jornada Nacional de Sana Distancia terminará el 1 de junio, en Puebla los casos siguen a la alza. 

En rueda de prensa, el mandatario poblano manifestó que la curva de contagios es alta, dado que para este viernes se llegó a 2 mil 756, pues hubo 197 nuevos casos, un nuevo récord, lo que genera que se mantengan las medidas como el uso del cubrebocas en espacios públicos, no vender comida ni bebidas para consumir en locales y el Hoy No Circula.

Refirió que si bien hay dependencias que están abiertas éstas lo están haciendo con menos de la mitad e incluso en ocasiones con la tercera o cuarta parte de su plantilla para evitar un riesgo de transmisión.

“No tienen fecha, ni hay fecha para la normalización de los servicios del gobierno, ni para el regreso de los trabajadores que tienen línea de riesgo por ser sectores vulnerables ante el virus”, pronunció.

Indicó que espera que todos respeten las restricciones y mantengan las previsiones en materia de salud, esto luego de que comerciantes del Centro Histórico informaron que el lunes abrirían sus negocios basándose en que acaba la Jornada Nacional de San Distancia.

Pide a comerciantes acatar medidas

Por ello, Barbosa Huerta dijo que en caso de que abran, se harán inspecciones y diálogo con los comerciantes para exhortarlos a que se mantengan cerrados, pues en caso de no que no acaten podrían darse clausuras.

“Yo espero que las normas y recomendaciones que hemos hecho para evitar el riesgo sanitario se cumpla, tenemos una conducción de este escenario que está perfectamente controlado, vamos a estar bien entre las disposiciones del gobierno y la sociedad”, expresó.

Es necesario precisar que otros de los decretos emitidos es que los negocios no son esenciales se mantengan cerrados, así como que los trabajadores del gobierno estatal que sean vulnerables no laboren.