banner-enfrentando-la-contingencia
Semarnat no avala proyectos de dos mineras en Jolalpan y Chiautla
Priista ingresa a Semarnat proyecto de mina en Zacatlán rechazado en 2018. Foto: Especial

El exdiputado local del PRI, Jorge Luis Coriche Avilés, ingresó el proyecto de una mina a cielo abierto en la localidad de Matlahualaca, en el municipio de Zacatlán, el cual ya había sido rechazado por la dependencia federal en 2018, pues el promovente no entregó información completa.

Coriche Avilés, quien actualmente se desempeña como Coordinador de Política y Gobierno del ayuntamiento de Zacatlán, solicitó nuevamente a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) el análisis para que se le otorgue la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) al mismo proyecto ahora con el folio 21PU2019FD037.

Así quedó señalado en la Gaceta Ecológica número 42 de 2019, en la que se detalló que fue ingresado para un nuevo análisis el pasado 31 de julio, el trabajo pretende la extracción de tepenene, que es una material usado en el revestimiento de terracerías, para lo cual se pretende el cambio del uso de suelo.

El proyecto del priista se compone de tres polígonos, uno cuenta con una extensión de 2 mil 627 metros cuadrados, con la presencia de cuatro arboles; el otro tiene una superficie de 2 mil 349 metros cuadrados y el tercero con una superficie de 5 mil 264.089 metros cuadrados.

El tiempo de vida útil de esta obra se contempla por un periodo de 15 años, que incluye las etapas que lo conforman: preparación del sitio, construcción, operación y aprovechamiento del tepenene o teptzil, así como para el mantenimiento del sitio.

Fue en septiembre de 2018, cuando fue ingresado la primera vez a la Semarnat entonces con el folio 21PU2018MD077, y que fue rechazado en noviembre de ese año, pues la dependencia indicó que el solicitante omitió precisar la ubicación del proyecto y sólo presentó una serie de coordenadas que identificó como “máximas” de las cuales no acaró si corresponden a la ranchería, a la localidad o al municipio.

Cabe mencionar que de acuerdo con la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA), la minería a cielo abierto genera devastación de la superficie del suelo en grandes dimensiones, alteración de la morfología de suelo, así como el hecho de que la flora y fauna se ven obligados a desplazarse tras la destrucción de su hábitat.